Edición Latinoamérica
18 de Agosto de 2019

Los casinos cordobeses mejoraron su recaudación

La instalación de 700 puestos de juego electrónico en los casinos y anexos oficiales por parte de la empresa CET permitió un fuerte incremento en el nivel de apuestas de las salas de juego de la provincia de Córdoba.

C

ontrariamente a lo que se especulaba, la instalación de las tragamonedas en la provincia de Córdoba -lejos de restarle ingresos a los casinos- contribuyeron a aumentar sus ganancias. Si bien la leve reactivación económica aparece como uno de los factores que incide en el aumento del juego, las slots actuaron como un fuerte atractivo para llevar más gente a los casinos.

Según los números publicados por Lotería de Córdoba, la utilidad neta de todos los juegos reportó en el 2002 24,7 millones de pesos, mientras que en los ocho meses de 2003, alcanza a 28,6 millones, un crecimiento del 15,7%.

El repunte se explica por la llegada de las tragamonedas. Pero la sorpresa la apuntan los casinos: en 2002, lo producido por los casinos totalizó 20,4 millones; mientras que hasta julio de este año, se recaudaron 23 millones. La suba, cuando todavía faltan contabilizar cuatro meses para la finalización del ejercicio (concluye en noviembre) alcanza ya a 2,6 millones, lo que representa un incremento del 12,7% respecto al año anterior.

En la provincia hay ocho casinos oficiales. Desde enero, la concesionaria CET comenzó a instalar en la mayoría de ellos las slots, que actualmente suman 700.

El gerente del casino de Villa Carlos Paz, Fernando Oliva, reconoció que es “notable” el aumento de la afluencia de público a los casinos. Además de la reactivación económica y la liberación del corralito, el directivo consideró que las tragamonedas han contribuido a mejorar la recaudación en esas salas de juego.

“Ahora la mujer va a jugar en las tragamonedas y en muchos casos, va con el marido, que prefiere el paño”, comentó el directivo, en relación a la ruleta y los juegos de banca. Río Ceballos y Embalse fueron los casinos que proporcionalmente más aumentaron la concurrencia.

Hasta julio la utilidad total neta de la Lotería -que se remite íntegramente a la agencia Córdoba Solidaria para la ayuda social- sumó 28,6 millones de pesos contra 24,7 millones de todo el ejercicio anterior. Esto significa 3,9 millones de pesos más, cuando todavía restan computar cuatro meses. Las utilidades brutas acumuladas de 2003 llegan a 64 millones de pesos.

Este año -al igual que el anterior-, la vedette continúa siendo la quiniela, que representa el 51% de todo lo que se juega en la provincia. Después, se ubican los casinos, con el 36%, y a continuación emergen las tragamonedas, con el cuatro por ciento (pese a que se contabilizan sólo seis meses).

Desde febrero a julio, las slots produjeron una utilidad bruta del 2,3 millones de pesos: un promedio de 380 mil pesos mensuales que van a Solidaridad. Si se tiene en cuenta que Lotería sólo recibe por este juego un canon del 27%, los cordobeses jugaron 8,8 millones de pesos en seis meses en las tragamonedas.

Entre los denominados juegos de distribución, lotería es la que exhibe una mayor recuperación. Pasó de 365 mil pesos en 2002 a 1,2 millones hasta julio pasado.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook