Edición Latinoamérica
18 de Julio de 2019

Limitarán el horario de los bingos en Madrid

La Comunidad de Madrid quiere limitar a diez horas el horario de funcionamiento de los bingo en la región. La medida, que cuenta con el apoyo de la mayoría del sector, será incluida en el Reglamento del Juego de la comunidad que el Gobierno tiene previsto aprobar este mes.

L

a reducción del horario de juego -de las doce horas actuales a diez- está motivada, según Edmundo Ahijón, director general de Ordenación y Gestión del Juego de la Comunidad de Madrid, por la crisis que el sector del bingo vive en la región. Una disminución en el horario de apertura permitirá a las salas de bingo un importante ahorro de costos.

Desde 1997, el número de salas de bingo en la región ha descendido de forma notable, pasando de 101 ese mismo año, a 60 en el 2003. La escasa diversidad de juegos que se ofrecen en algunas salas, unido al elevado nivel de edad del público que acude a estos locales, han deteriorado el negocio en los últimos años. Según algunas estimaciones, las 60 de bingo de la Comunidad de Madrid ingresaron durante el pasado año 765 millones de euros, frente a los 848,6 millones de euros que facturaron las 79 salas que existían en 2001.

Las asociaciones Aseju y Omega, que representan al ochenta por ciento de las salas de bingo de Madrid -entre ellas las quince que posee el Grupo Cirsa, líder del sector- han mostrado su apoyo a la limitación del horario.

Sin embargo, Aeam -que agrupa a las compañías Codere y Rank Holding España- estima que esta disminución de actividad obligaría a las compañías del sector a reducir su plantilla en torno al veinticinco por ciento. Se estima que en la Comunidad de Madrid trabajan en las salas de bingo cerca de 3.800 personas (entre las que se dedican puramente al juego y las que trabajan en el negocio de hostelería que rodea a estos locales). Aeam, junto con otra de las asociaciones, Asmebi, sostiene que en la fijación de un horario de juego “debería primar la libre competencia en función de las necesidades del mercado, por encima de otros criterios”.

Las compañías del sector agrupadas en Aseju y Omega ya han llegado a un acuerdo con los sindicatos para llevar a cabo una reestructuración de sus plantillas. Este hecho ha extrañado a Aeam que no entiende cómo los sindicatos han mostrado su apoyo a esta medida. Asmebi representa en Madrid a las cuatro salas que tiene el Grupo Ballesteros, mientras que Aeam lo hace con las cinco salas que Codere y Rank poseen en la capital de España.

Para paliar la caída que están sufriendo las salas del bingo en Madrid, el sector ha ideado una serie de juegos alternativos que aporten un valor añadido. Es el caso del juego simultáneo, el cual está previsto se apruebe desde el 15 de este mes. Gracias e dicha modalidad, se podría jugar simultáneamente al bingo en varias salas, lo que aumentaría considerablemente la apuesta mediante un sistema audiovisual común.

Los españoles destinaron el pasado año 7.636,78 millones de euros al conjunto de juegos gestionados por Loterías y Apuestas del Estado, un 1,21 por ciento más que en 2001. Este crecimiento está, sin embargo, por debajo del experimentado un año antes -un 9,65 por ciento-. La Lotería Nacional, que recaudó 4.397,11 millones de euros, fue un año más el juego favorito de los españoles, por delante de La Primitiva, a la que destinaron 1.968 millones de euros, La Loto (536,20 millones de euros), La Quiniela (456 millones de euros) y El Gordo de La Primitiva (277 millones de euros).

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook