Denuncian direccionamiento

Conajzar adjudicará este mes la licencia exclusiva de operación de apuestas deportivas en el Paraguay

06-10-2022
Tiempo de lectura 2:18 min

La Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar) está lista para analizar ofertas y adjudicar los permisos de operación de las apuestas deportivas en Paraguay.

El lunes 31 de octubre, la entidad prevé recibir las ofertas y abrir los sobres que las contienen, como parte del proceso de la licitación pública para la concesión de esta modalidad. El trámite se desarrolla porque en mayo del 2023 culmina el contrato con la concesionaria actual, Daruma Sam S.A. (Apostala).

El acuerdo con Daruma Sam tiene carácter de exclusividad y la concesión es por cinco años, conforme establece la Ley N° 1.016/97 del Régimen de Juegos de Azar. Se trata de un negocio de alrededor de USD 900 millones durante toda la concesión, según fuentes del sector.

Pero cabe señalar que el proceso de licitación se realiza en un ambiente de desconfianza hacia la comisión, teniendo en cuenta que sus autoridades están acusadas por sus gestiones en la adjudicación de la quiniela, en la “regularización” de las tragamonedas y en la reducción del canon de operación. De hecho, a la fecha no se define si el caso va a juicio oral, ni se aprecian acciones que apunten a clarificar los hechos y a sanear la comisión.

El presidente de la Cámara Paraguaya de Juegos de Azar, Aníbal Salomón, consideró que el Pliego de Bases y Condiciones (PBC) para las apuestas deportivas está “direccionado”, pues entre los criterios de evaluación está el ítem “experiencia”, y que esta sea sólo de una empresa nacional.

“Se trata de una concesión de un juego que involucra apuestas de juegos del extranjero en un 95%, infraestructura física y software, además de experiencia. Acá hay sólo una empresa que cumple todos esos criterios”, dijo.

Agregó que parte de las exigencias se podría cumplir en alianza con empresas extranjeras, pero la Conajzar no permite consorcios con firmas del exterior, y sí sólo entre empresas nacionales. Salomón recalcó que el pliego está “demasiado apretado” para que los empresarios puedan calificar. “Por ejemplo, pide cien locales físicos, y yo para qué tendría cien locales, sin siquiera tener todavía la adjudicación. Está al revés”, criticó, aunque la concesionaria actual Daruma Sam negó que el pliego le favorezca.

En paralelo, la titular de la Asociación de Operadores de Juegos de Azar (Apoja), Lorena Rojas, lamentó el hermetismo de la actual administración de la Conajzar, incluso a pesar del reciente informe del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat), que evidenció que “estamos aplazados en juegos de azar”, dijo.

Recordó que hace seis meses que se promulgó la ley de tragamonedas, y afirmó que el gremio se puso a disposición para la reglamentación y difusión, pero hasta ahora no hubo respuesta.

El caso de la licitación de apuestas deportivas ojalá hubiese sido dentro de un marco legal diferente, pero sigue igual (con la explotación de carácter exclusivo del juego)”, dijo.

Reflexionó que entre una prórroga o una nueva licitación, consideró que es mejor una licitación. “Hay que seguir adelante para que Paraguay sea una opción seria a la hora de desarrollo una industria, y para eso se tiene que cumplir la ley, pero la que se aprobó hace poco, hoy es letra muerta”, recalcó.

Cabe recordar que el diputado José Rodríguez había reportado que venció el plazo de 90 días para la reglamentación de la ley de slots, y solicitó informes a la Conajzar.

La comisión respondió que notificó de la normativa a la Organización Paraguaya de Cooperación Intermunicipal (Opaci), para que ésta, a su vez, informe a los municipios del país. No hubo más avances.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS