Bajo la modalidad virtual

Brasil: "La legalización del juego debería votarse en febrero"

Vermelho, diputado Nacional en Brasil.
20-01-2022
Brasil
Tiempo de lectura 2:07 min

A menos de 15 días de la reanudación de los trabajos legislativos, el Congreso Nacional comienza a movilizarse en torno a los principales proyectos que se debatirán y votarán a principios de febrero en el Brasil.

Según el diputado Vermelho, uno de los temas más polémicos será el proyecto 442/91, que trata la legalización del juego. El proyecto propone la legalización de todo tipo de modalidades de apuestas, desde casinos integrados en complejos turísticos hasta casinos urbanos o turísticos, apuestas deportivas, bingos, juegos de habilidad o carreras de caballos.

Las licencias se concederán mediante licitaciones públicas y los operadores favorecidos serán supervisados por un organismo federal de regulación. “Foz do Iguaçu necesita ser tenida en cuenta con un casino, para garantizar que los visitantes se queden por más tiempo. Muchos apuestan en países donde el juego está liberado, como Paraguay, Uruguay o la Argentina”, dijo Vermelho.

En diciembre, la Cámara de Diputados aprobó la urgencia para el texto, que le da prioridad en el orden del día. Los presidentes de la Cámara, Arthur Lira, y del Senado, Rodrigo Pacheco, están a favor del proyecto, aunque enfrentaron la resistencia de algunos miembros de la bancada evangélica.

En este sentido, el diputado federal Otoni de Paula hizo un llamamiento por Instagram al presidente de la Cámara Baja, Arthur Lira, en la noche del lunes. Otoni pidió que el proyecto de ley que legaliza el juego en el país no se vote a distancia, a la vuelta del receso, sino de forma presencial.

Debido a la nueva ola de COVID-19, Lira anunció que las sesiones serán virtuales, pero Otoni argumenta que el orden del día es sensible, y debe ser discutido en persona por los parlamentarios.

La legalización de los juegos de azar en Brasil es un tema muy sensible para nosotros, cristianos y conservadores. Es un tema que debe ser ampliamente debatido. Por eso, hago un llamamiento al sentido común de nuestro presidente Arthur Lira: si mantenemos la vuelta al trabajo a distancia, no es bueno discutir un texto tan importante como éste, con los diputados en sus casas”, pidió Otoni.

Miembro de la bancada evangélica, Otoni de Paula adelantó ademmás que votará en contra de la medida, ya que “no se puede legalizar cualquier actividad sólo porque mueve la economía”.

Estoy en contra de la aprobación de los juegos de azar en Brasil. ¿Has pensado alguna vez si, en nombre de la economía y el turismo, legalizamos todo lo que genera dinero y empleo? Partiendo de este principio, ¿la legalización de las drogas o de la prostitución no generaría también puestos de trabajo? No podemos aceptar algo que promoverá la muerte moral y económica de miles de familias. La legalización de los juegos tendrá efectos negativos para la sociedad y para el Estado”, criticó Otoni.

Un estudio del Instituto del Juego Legal afirma que la legalización del juego podría generar 20.000 millones de reales al año para el erario público, y más de 700.000 puestos de trabajo formales.

El mismo estudio afirma que Singapur atraía a unos 9 millones de turistas al año antes de legalizar los casinos; y ahora son 19 millones. En Macao, los visitantes pasaron de 7,4 millones a 35 millones, añade. Brasil nunca ha superado los 7 millones de turistas internacionales.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS