Aún sin una ley específica, crece la invasión de las casas de apuestas en el fútbol brasileño | Yogonet Latinoamérica
Informe de Lance & Istoé

Aún sin una ley específica, crece la invasión de las casas de apuestas en el fútbol brasileño

Crece la presencia de las apuestas en el fútbol brasileño.
27-10-2021
Brasil
Tiempo de lectura 6:31 min
Todavía faltan algunas fechas para que se definan las series A y B del Campeonato Brasileño, pero la edición 2021 de ambas competiciones ya trae un gran hito en el mercado que involucra al fútbol nacional: la "invasión" definitiva de las casas de apuestas, aún sin un apoyo concreto desde su legislación. Actualmente, 33 de los 40 clubes tienen entre sus patrocinadores a empresas de apuestas.

El último en incorporarse fue el Vasco. El pasado jueves (21), Cruz-Maltino hizo oficial a PixBet como su patrocinador principal. La empresa, que ya invirtió en Ponte Preta, América-MG y Goiás, desembolsará R$ 9 millones hasta diciembre de 2022. Sin embargo, la integración de las casas de apuestas en los auspicios de los clubes brasileños sigue planteando dilemas.

El 12 de diciembre de 2018, el entonces presidente de la República, Michel Temer, sancionó la Ley Nº 13.756 (aprobada por el Senado el mes anterior).

Además de destinar parte de los fondos recaudados de las loterías federales a la seguridad pública, el cambio preveía una regulación de las apuestas deportivas en Brasil. Según el texto, “la lotería de cuotas fijas será autorizada o concedida por el Ministerio de Hacienda” en un plazo de dos años, prorrogable por otros dos para hacer viable la actividad.

La regulación fue el puntapié inicial para que cerca de 450 casas de apuestas desembarcasen en el país, moviendo R$ 12.000 millones anuales (según datos de H2 Gambling, consultora de la actividad). Muchas de estas marcas encontraron en el fútbol una forma de tener visibilidad.

Hubo un nuevo salto a partir de la Ley Nº 14.183, sancionada en julio de 2021 por el actual presidente de la República, Jair Bolsonaro, con un cambio en la fiscalidad y la distribución de los ingresos de estas apuestas.

El especialista en Derecho Fiscal de CSMV Advogados, Flávio Sanches, considera que la nueva legislación "fomenta el mercado de las apuestas". "En resumen, el gran cambio fue la modificación de la base de cálculo de los impuestos que gravan la explotación de la casa de apuestas establecida en Brasil. Hasta mediados de este año, todo el volumen de la apuesta era la base de la facturación. Y con el cambio, se excluyeron de esta base imponible los premios a pagar, el impuesto sobre la renta que grava los premios (30% del premio) y la contribución a la seguridad social, que se paga sobre la recaudación total”, dijo Sanches.

“Esto corrigió una distorsión a los ojos de quienes operan las apuestas, porque no considera el premio como un ingreso propio, sino algo que transita momentáneamente en un flujo que proviene de los apostadores y vuelve a ellos. Es el valor neto del premio con el respectivo impuesto sobre la renta y la contribución a la seguridad social lo que se convierte en la base imponible para las casas de apuestas, ajustando la carga fiscal total en aproximadamente un 20%, que es además una carga fiscal similar a la que se encuentra en otros países”, añadió el experto.

El abogado Eduardo Carlezzo alertó sobre la urgencia de obtener una legislación clara sobre el sector, para traer divisas a Brasil: “El mercado brasileño, en verdad, ya es explotado de manera gris, por la gran mayoría de los operadores. Sin embargo, algunos grandes operadores sólo entrarán con fuerza cuando el mercado esté legalizado al 100%, lo que sin duda supondrá un beneficio económico para los clubes, ya que tendremos empresas con mayor potencial para invertir en el fútbol brasileño”.

Pero el estancamiento de la legislación brasileña no ha impedido que los operadores entren en Brasil. Algunos de ellos tienen su sede en el exterior, donde no hay riesgo de verse expuestos a la Ley de Contravenciones Penales (Ley Nº 3688 de 1941), que prohíbe la explotación y el establecimiento de juegos de azar en el país.

“Ya estamos acostumbrados a que muchas casas de apuestas operen en el mercado brasileño. La cuestión es que muchos compiten aquí desde jurisdicciones extranjeras, debido a la fiscalidad local”, dijo Flávio Sanches, especialista en derecho fiscal de CSMV Advogados.

Lo cierto es que la pasión de los brasileños por el fútbol pesó en la inversión de muchas casas de apuestas. El vicepresidente de marketing y comunicación de Galera.bet, Ricardo Rosada, detalló:

“Cuando una empresa llega a un acuerdo de patrocinio, se debe a una vía de doble sentido. Se trata de la confianza en que la exposición de su marca se producirá de forma sólida y, además, esa audiencia tiene el potencial de aportar beneficios a su empresa. El fútbol es el buque insignia de las apuestas y contribuye en gran medida al movimiento de muchos sportsbooks”, explicó Rosada.

El ejecutivo destacó otro aspecto que hace atractiva la inversión en fútbol. “No a todos los aficionados les gusta apostar, pero al público apostador le gusta el fútbol, al igual que hay apostadores de otros deportes como el baloncesto y el tenis”, dijo.

El acuerdo con los clubes incluye aparecer en las camisetas, los paneles publicitarios en los partidos e incluso en las convocatorias comerciales. Rosada señaló cómo una regulación más clara de las apuestas puede cambiar al sector.

“Parte de nuestras operaciones se realizan en el extranjero, con un nivel de cumplimiento muy alto. Una vez que se sancione la ley en Brasil, el mercado de las casas de apuestas puede aumentar aquí hasta cinco veces”, proyectó.

Jorge Avancini, vicepresidente de marketing del Internacional, club que firmó un contrato con Betsul, ve que la actividad es una alternativa que está ganando terreno. “Veo con gran importancia la llegada de estos nuevos jugadores. Vinieron a ocupar la salida de otros patrocinadores y están aquí para quedarse. El Inter llegó a un acuerdo con Betsul y creo en una asociación bidireccional, porque los clubes también ganan porcentaje de estas apuestas, además de las activaciones con los aficionados”, dijo.

“Es un mercado innovador, que genera oportunidades favorables y mueve la economía. Todo ello, por supuesto, siempre que esté totalmente legalizado y sea transparente, por lo que la regulación a corto plazo será un paso clave para este sector", agregó.

El club Juventude ya contaba con Marsbet, que aparece en los pantalones del equipo de Caxias do Sul desde agosto, pero tiene ahora la participación de PixBet, que estará en la barra inferior delantera de las camisetas. El acuerdo también permite la visibilidad en el fondo de las entrevistas, las tarjetas de las redes sociales, la página web y los carteles.

El vicepresidente de administración y marketing del Juventude, Fábio Pizzamiglio, ve con naturalidad la presencia de las dos casas de apuestas en el uniforme del club. “No había ningún problema en el acuerdo. Marsbet es una empresa turca, centrada en el mercado internacional, mientras que PixBet se centra en el mercado nacional”, dijo.

Pizzamiglio está entusiasmado con la entrada en vigor de la ley del juego. “Creemos que es positivo, ya que también podríamos tener un aumento de ingresos para los clubes, además de la nacionalización de los dividendos de las apuestas”, dijo.

Tras la invasión de espacios en los uniformes de los clubes de la Serie A (sólo Cuiabá no tiene patrocinador en este sector), las casas de apuestas se volcaron a la Serie B. Actualmente, hay 14 clubes que imprimen marcas de apuestas en línea.

El director de negocios de Botafogo, que cerró con EstrelaBet, Lênin Franco, dice que esta serie de patrocinios no es sorprendente. “Además de ser el mercado que más ha invertido en el fútbol por razones obvias, esta Serie B es histórica porque cuenta con un gran número de campeones brasileños en la competición. En otras palabras, aumenta la audiencia y el nivel de la Segunda División”, dijo.

Franco hace un contrapunto sobre la actual falta de regulación del mercado de las apuestas. “La falta de regulación proporciona en realidad un mayor número de empresas en el mercado, no crea barreras. Pero en cuanto se regule, el número de empresas disminuirá, porque no todas podrán regularizarse”, y aclaró: “Hoy lo que tenemos es una disputa por la reserva del mercado, es decir, por garantizar los espacios en las camisetas para evitar que el competidor los ocupe”.

La ley promulgada por el ex presidente Michel Temer indicaba un plazo de dos años, prorrogable por otros dos, hasta que se estableciera la regulación clara de la actividad y quiénes serían los responsables de conceder y autorizar las loterías y apuestas (físicas o virtuales). Con ello, el año 2022 se convierte en decisivo para la actividad.

El abogado Eduardo Carlezzo advierte sobre la urgencia en definir las actividades de las casas de apuestas. “El gobierno federal está dejando pasar una gran oportunidad de contar con un sistema de regulación de las apuestas que permita finalmente la legalización de las operaciones en el país y, con ello, disfrutar de todos los beneficios que pueden aportar los negocios legítimos. El retraso en la presentación del reglamento final es incomprensible”.

“Hay decenas de países que llevan mucho tiempo regulando la cuestión y, por tanto, ya han probado en la práctica la viabilidad de las normas. Por lo tanto, no tenemos que inventar nada, sino simplemente copiar las mejores experiencias”, añadió Carlezzo.

Flávio Sanches, especialista en Derecho Fiscal, ve al menos un buen augurio para que la reglamentación comience a establecerse. “Con esta fiscalidad consistente con la de los países que habitualmente atraen a las casas de apuestas, y considerando que el mercado brasileño es naturalmente considerado por ellas, se puede concluir que más casas de apuestas darán el paso para establecerse efectivamente en el país, generando puestos de trabajo, ingresos e ingresos fiscales que antes podían ser desplazados al extranjero”, dijo.

Sanches hace una advertencia justo después. “Está claro que la carga fiscal no es el único elemento en la decisión de abrir una empresa en el país, pero sin duda es uno de los puntos fundamentales. Al menos en cuanto a la presión fiscal, somos más competitivos desde mediados de este mes de julio”, subrayó.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades