Por supuesto incumplimiento de las disposiciones sobre el COVID-19

Los entes reguladores de Nevada presentan una denuncia contra Sahara

10-08-2020
Estados Unidos
Tiempo de lectura 2:21 min
Según la denuncia, el hotel y casino de Las Vegas permitió la organización de un almuerzo para 135 personas el pasado 23 de julio, en violación a la restricciones impuestas por el gobernador Steve Sisolak. En la denuncia se solicitó a la Comisión del Juego de Nevada que aplique a Sahara una "multa económica" por violación de la directiva, y que tome medidas respecto de sus licencias.

La Oficina de Fiscalización del Juego de Nevada (NGCB) presentó una denuncia el lunes en la que alega que el establecimiento de la zona norte de la Strip incumplió las políticas del estado en materia de coronavirus.

Según la denuncia, el 23 de julio, el hotel y casino de Las Vegas permitió la organización de una feria de la industria que consistió de un almuerzo para 135 personas. Esta acción viola la directiva del gobernador Steve Sisolak sobre las reuniones de hasta 50 personas. Según FOX 5, la NGCB recibió la información sobre el almuerzo celebrado en el salón Congo Conference una semana después de producido.

Un miembro de la NGCB habló con el vicepresidente de Ventas Hoteleras de Sahara, quien afirmó que el director financiero del establecimiento le había dado autorización para el almuerzo, así como también, el vicepresidente de Asuntos Gubernamentales, quien supuestamente le dijo al vicepresidente de Ventas que tenía autorización, de palabra, de la NGCB. Luego, el vicepresidente manifestó: "Debe haber un malentendido".

Si bien las autoridades de Sahara afirmaron que el almuerzo se llevó adelante manteniendo la distancia física, la NGCB afirmó que un video mostraba a las personas reunidas fuera del salón.

En la denuncia, alegan que Sahara no cumplió con las normas que deben respetarse para ser titular de una licencia de juego, "no actuó con discreción y buen juicio para evitar cualquier incidente que pudiera dañar la reputación del estado de Nevada", no cumplió con las leyes del estado y no operó "con los estándares adecuados de costumbres, decoro y decencia".

Además, el equipo de Cumplimiento Normativo de la NGCB observó clientes reunidos alrededor de una mesa de craps —aunque no jugando— el 16 de junio, otra situación similar en una mesa de blackjack el mismo día, y cinco clientes reunidos alrededor de un jugador en una máquina tragamonedas.

"Esas violaciones constituyen un método de operación inapropiado y sirven de fundamento para la adopción de medidas disciplinarias", afirma la denuncia.

En la denuncia, se le solicita a la Comisión del Juego de Nevada que multe a Sahara con una "multa económica" por la violación de la directiva y que tome medidas respecto de sus licencias.

Sahara respondió con la siguiente declaración: "Tomamos muy seriamente nuestro rol de operadores con licencia de la industria del juego y trabajamos siempre para cumplir las normas de salud y seguridad establecidas por el gobernador y la Comisión del Juego de Nevada. Tal como se indica en la presentación de la Oficina de Fiscalización del Juego de Nevada, identificamos y corregimos de inmediato las cuestiones relacionadas con los protocolos de distancia física impuestos por el estado dentro del complejo hotelero, identificadas poco después de la reapertura en junio. Antes de eso, trabajamos con especialistas en salud para desarrollar nuestros propios protocolos estrictos de salud y desinfección a través del programa SAHARA Te Cuida (SAHARA Cares). Periódicamente, revisamos estos protocolos con los miembros del equipo para garantizar el cumplimiento en todo el complejo. Nada nos importa más que la salud y la seguridad de nuestros visitantes y miembros del equipo, y seguiremos trabajando de manera colaborativa con las agencias de gobierno para garantizar el cumplimiento de estas normas importantes".

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS