Edición Latinoamérica
01 de Diciembre de 2020

Se reunirán con el Ministerio de Hacienda para analizar opciones

Operadores chilenos pedirán esta tarde congelar la renovación de licencias

Operadores chilenos pedirán esta tarde congelar la renovación de licencias
Representantes del sector serán recibidos esta tarde por el subsecretario de Hacienda, Francisco Moreno, para analizar las implicancias de esta crisis.
Chile | 03/04/2020

Los 26 casinos que operan en Chile están sufriendo los estragos del COVID-19: se encuentran cerrados desde el 18 de marzo, enfrentando una situación compleja que además afecta a varias comunas, cuyos presupuestos provienen de los ingresos de las salas de juego. La situación pone en jaque muchas fuentes de trabajo: 9500 empleos directos. Por ello, hoy los principales operadores locales serán recibidos por autoridades de Hacienda.

D

ebido al cierre temporal de los casinos en Chile, los ingresos de las empresas operadoras desaparecieron y 9.500 empleos directos, junto a otros 15.000 indirectos, están en juego. El escenario complejo no es indiferente a las autoridades, que han puesto especial énfasis en evitar un desplome del índice laboral en tiempos de crisis.

En el sector, los operadores proyectan cierres por otros tres o cuatro meses, lo que llevaría a enfrentar una situación límite que afecta sobre todo a los gobiernos regionales, porque junto a varios municipios, dependen de los ingresos de las salas de juego.

Se estima que los ingresos de los municipios con casino están en el orden de los $ 20 mil millones de pesos mensuales (unos US$ 23,1 millones), Hay comunas como Viña del Mar, cuyos ingresos caerían en alrededor $ 7.700 millones mensuales (US$ 8,9 millones); o San Francisco de Mostazal, que dejaría de percibir cerca de $ 3.600 millones mensuales (US$ 4,2 millones). Esta situación extrema preocupa también a la Superintendencia de Casinos, que tomó contacto con las autoridades regionales para visibilizar esta problemática.

En Chile, el sector de juego es una de las muy pocas industrias que dejan parte de sus impuestos en el territorio en que se desarrollan sus actividades: el 2019 aportó como sector cerca de US$ 150 millones entre impuestos específicos al juego e IVA. Cerca de la mitad de ese monto quedó para el gobierno regional y los municipios, y también una buena parte desembarcó en las arcas fiscales.

Los operadores saben que no son los únicos que están enfrentando dificultades, por lo que no están solicitando un plan de salvataje, sino que están presionando para generar cambios regulatorios que necesariamente requerirían modificaciones legales.

A través de una minuta que enviaron a Hacienda, los operadores plantean ciertas propuestas. ¿Qué buscan? Conversar una eventual reducción de impuestos, algo difícil de conseguir en este momento. Por ello, el énfasis está puesto en lograr suspender el proceso de renovación de licencias que comienza ahora y dura más de dos años, porque dicen en la industria que eso limitaría su posibilidad de acceder a créditos y tener plazos razonables de pagos en la banca, cuestión que en las actuales circunstancias es esencial para poder subsistir.

Las tratativas comenzarán a tomar forma a partir de esta tarde, cuando a las 15:30 horas los representantes del sector sean recibidos por el subsecretario de Hacienda, Francisco Moreno, para analizar las implicancias de esta crisis.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.