Edición Latinoamérica
27 de Noviembre de 2020

La alcaldesa de Antofagasta expuso en comisiones del Senado

Avanza el debate para regular o prohibir las tragamonedas callejeras en Chile

Avanza el debate para regular o prohibir las tragamonedas callejeras en Chile
La alcaldesa Karen Rojo, de Antofagasta, presentó sus propuestas el miércoles en la sesión de la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalismo. Busca regular las slots y que la SCJ las fiscalice.
Chile | 06/07/2018

La discusión en torno a las máquinas tragamonedas que operan fuera de los casinos autorizados se profundizó en el Senado durante la jornada del miércoles en la sesión de la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalismo. Al menos cuatro senadores coinciden en los perjuicios que traen al fisco por no tributar, y a la problemática del juego patológico. La alcaldesa Karen Rojo propone limitar el horario, la cantidad de máquinas, prohibir el acceso de menores, e imponer una carga impositiva.

S

egún indicó la Municipalidad de Antofagasta en un comunicado, la alcaldesa de ese distrito, Karen Rojo, opinó ante los legisladores que las máquinas tragamonedas, en vez de traer beneficios, perjudicaron a la población de su comuna.

En esa línea, Rojo aseguró que su instalación conlleva problemas que van de la mano del expendio de alcohol y drogas, la venta de comida y el alquiler de habitaciones. Precisó que en el país existen cerca de un millón de máquinas no regularizadas, las que además ingresan de manera ilegal.

Rojo también acusó una falta de atribuciones para que los municipios puedan fiscalizar el funcionamiento de los locales que explotan estas máquinas. Centros que, de acuerdo a un estudio de la Universidad Católica de Chile llevado a cabo en 2016 en 87 comunas del país, alcanzan los 1.327.

En concreto, la mandataria comunal pidió ante los senadores que se incluya un límite en el horario de funcionamiento de estos locales, que no se encuentren cerca de establecimientos educacionales, que se prohíba el ingreso de escolares y menores de edad y que se establezca un límite de máquinas por patente.

Además, la alcaldesa solicitó que estos locales paguen impuestos y que parte de ese dinero quede en los municipios, que la fiscalización de las máquinas siga radicada en la Superintendencia de Casinos, y exista un monitoreo satelital para obtener información acerca de los ingresos a estas empresas.

Las máquinas tragamonedas de estos locales, que operan con la modalidad de minicasinos, representan un perjuicio para el fisco ya que, al no estar regularizadas, no le tributan al Estado. De acuerdo a datos de la Asociación de Municipalidades de Chile (AMUCH), las arcas municipales dejan de percibir cerca de USD 50 millones al año debido a la falta de regulación.

Quien se mostró abiertamente a favor de la idea de eliminar estos centros fue el impulsor del proyecto en la materia, el excandidato a la presidencia y senador Alejandro Navarro. “Creo que hay que eliminarlas a la brevedad porque traen más problemas que beneficios. En Chile hay cada vez más personas adictas al juego, pero en este caso son particularmente hombres y mujeres trabajadores de bajos ingresos”, declaró Navarro.

“Cuando gastan sus monedas en estas máquinas después van al municipio a pedir apoyo, por tanto para ningún municipio es un buen negocio, al contrario, es un elevado riesgo social, y yo me alegro de que la alcaldesa Karen Rojo haya sido categórica respecto de este tema”, puntualizó el parlamentario.

Por su parte, la senadora Luz Eliana Ebensperger concordó con la postura de Navarro e indicó que ella es una convencida de que “hay que terminar con estas máquinas de destreza y calificar todas aquellas máquinas que den premios en dinero como máquinas de azar”, y que los más afectados son justamente los más vulnerables.

Ebensperger, además, indicó que la presencia de estas máquinas en negocios engañan a las personas haciéndoles creer que pueden aumentar sus ingresos, los que solo se ven mermados al gastar dinero destinado a alimentos básicos.

A juicio del senador Rabindranath Quinteros, lo más preocupante es la falta de tributación que existe en la actualidad. “Hablar de 50 millones de dólares para los presupuestos que reciben los municipios es una gran cantidad, entonces, tanto la alcaldesa como la Asociación de Municipalidades han dicho que evidentemente si hay una ley que regule en forma drástica y que se prohíba una serie de elementos, sería beneficioso”.

Otro que mostró su apoyo a la medida fue el senador Pedro Araya, quien anunció que la comisión tiene la intención de legislar en la materia para ayudar a los alcaldes y a regular al sector bajo el alero de las casas edilicias y la Superintendencia de Casinos.

Con información del diario BioBio Chile.
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.