El complejo de Caleta Olivia queda sujeto a nuevos impuestos

Argentina: confirman la derogación del convenio con un casino de Santa Cruz

Sin el convenio entre el municipio y el Casino Club de Caleta Olivia (foto), la empresa deberá empezar a pagar el impuesto a la contribución para la actividad.
27-06-2018
Tiempo de lectura 1:44 min
Este lunes el Concejo Deliberante de Caleta Olivia, perteneciente la provincia de Santa Cruz, reanudó la sesión suspendida desde el 12 de junio y determinó en por unanimidad la sanción definitiva a la ordenanza que deroga en todos sus términos el convenio suscripto entre la Municipalidad y la empresa Casino Club S.A.

En instalaciones del Concejo Deliberante se pudo continuar y finalizar la Sesión Ordinaria 503, la cual se encontraba en estado de cuarto intermedio desde el pasado martes 12 de junio. Con la presencia de los cuatro concejales se pudo conformar la mayoría especial que se necesita para poder tratar e insistir con los vetos que se habían enviado desde Departamento Ejecutivo Municipal.

A tal fin y con el acuerdo de los ediles se pudo retomar la sesión y determinar en consenso y por unanimidad el insistir con el veto y darle sanción definitiva a la ordenanza que deroga en todos sus términos el convenio suscripto entre la Municipalidad de Caleta Olivia y la empresa Casino Club S.A.

Así, queda sin efecto el convenio vigente desde diciembre de 2015 entre ambas partes, estipulado por la Ordenanza Municipal Nº 6.030 que fue promulgada por el Decreto Nº 262/2016. Argumentaron que el acuerdo para no aplicar ciertas cargas impositivas a cambio de montos anuales generaba una desventaja financiera, y no se veía reflejado en transparencia ni inversiones.

“Esta ordenanza que aprobamos, es la herramienta que tiene el municipio para que derogue este convenio leonino con el Casino Club, iniciado en diciembre de 2015 y ratificado en 2016 durante esta gestión. Seguir sosteniéndolo a cambio de no aplicar el impuesto a la contribución que incide sobre las diversiones y espectáculos públicos y la explotación de juegos de azar por cada máquina o mesa de juego, a cambio de $2.300.000 (USD 100 mil) anuales por el término de cuatro años resulta irrisorio y muy desfavorable para los tiempos que corren”, había explicado el presidente del Concejo, Javier Aybar.

Los argumentos apuntaron a desventajas financieras y la falta de claridad en el uso del pago del convenio: “Pese el enorme beneficio tributario que el decreto derogado le otorgó al Casino Club S.A. de Caleta Olivia, no se han informado a este Cuerpo las inversiones del ‘Importe anual comprometido’ para las actividades u obras de interés público, ni rendido cuentas al respecto”.

Además, se remarcó que el dinero del juego no vuelve en obras para la comunidad como fue la finalidad del convenio, que el Ejecutivo no rinde cuentas de si efectivamente se hace el pago cuatrimestral del beneficio tributario, y en su caso, en qué se invierte, fundamenta la ordenanza aprobada.

 

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS