La Unión Nacional de Maquineros se movilizó al Senado y a la Segob

México: marchan para exigir el aval a las máquinas tragamonedas callejeras

Los representantes legales de Unama, presididos por Araceli Gutiérrez Caballero, entregaron a los legisladores un documento con sus peticiones, entre las que se encuentra la exigencia de regulación de los locales con máquinas de apuestas.
01-06-2018
Tiempo de lectura 1:24 min
La agrupación autodenominada "Unión Nacional de Maquineros" (Unama) se movilizó ayer en la Ciudad de México para presionar a la Secretaría de Gobernación (Segob), a fin de que permita la instalación de las máquinas de apuestas, hoy sólo contempladas en lugares autorizados por la Segob.

La Unama promueve la proliferación de máquinas de apuestas en la ciudad, y se describe como “una organización creada con el fin de unir a más asociaciones, grupos, distribuidores, operadores, y en general a todo ciudadano que tenga contacto directo o indirecto con esta 'industria del entretenimiento'”. 

El grupo se manifestó ayer a lo largo de un recorrido que inició desde el Monumento a la Independencia. A su paso bloqueó el flujo vial, y tuvo escalas en el Senado de la República, para la entrega de un documento con sus denuncias, y terminó en la sede de la Secretaría de Gobernación.

En el Senado, los representantes legales de Unama –presididos por Araceli Gutiérrez Caballero– hicieron entrega a los legisladores de un documento con sus peticiones, entre las que se encuentra la exigencia de regulación de los establecimientos. Según ellos, se encuentran bajo derecho pero son “extorsionados” por medio de agentes de seguridad pública bajo el mando de la Procuraduría General de la República (PGR).

Al llegar a las inmediaciones del edificio de la Segob, los agremiados fueron bloqueados mediante un resguardo con vallas de fuerzas de la Policía Federal, en la esquina de Morelos y Bucareli.

Sebastián Ricardo Márquez Alcántara, vicepresidente y apoderado legal nacional de la Unama, declaró que la presidenta de la asociación ingresó a la Secretaría de Gobernación a entregarle su carta de protesta en la que se enumeran sus exigencias.

Posteriormente, en una concentración en la que los apoderados legales de Unama lograron entregar su documento, se les informó que recibirían respuesta en un par de semanas, según palabras de Araceli Gutiérrez Caballero. Luego de su anuncio, los representantes de la organización se fueron en una camioneta de la Secretaría de Seguridad Pública local rumbo a la Procuraduría General de la República.

Con información del diario Crónica (México).
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS