Edición Latinoamérica
26 de Octubre de 2020

Declaraciones de Juan Lamas, secretario técnico de la FEJAR

Advierten los riesgos de la “publicidad agresiva” de las apuestas deportivas

Advierten los riesgos de la “publicidad agresiva” de las apuestas deportivas
La Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) han detectado que las tragamonedas, “el rey de los juegos adictivos”, han sido destronadas por las apuestas deportivas online o presenciales.
España | 11/01/2017

La Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) han detectado que las tragamonedas, “el rey de los juegos adictivos”, han sido destronadas por las apuestas deportivas online o presenciales.

&

ldquo;Desde la legalización del juego por internet en 2012 se ha producido una avalancha de publicidad que antes estaba prohibida en una actividad que logra una gran penetración entre aquellos que están en la adolescencia o la primera juventud”, alerta Juan Lamas, secretario técnico de la FEJAR.

Una publicidad agresiva que invade el deporte en vivo o por televisión, patrocinando equipos o bombardeando –antes, durante y después– cada partido. En 2008 el Real Madrid estaba patrocinado por una filial de Siemens que quebró durante la temporada. Cuando el equipo ganó la Liga, con la publicidad de la empresa hundida, se retiró al vestuario y cuando volvió a salir para iniciar la fiesta de celebración, lo hizo con una nueva camiseta en la que ya se anunciaba su nuevo patrocinador: Bwin.

Lamas detalla el peligro de las apuestas deportivas “por su casuística de anonimato y disponibilidad durante las 24 horas del día, con la posibilidad de hacer pequeñas aportaciones y un plazo mínimo entre la apuesta y el desenlace”.

Y lamenta que las administraciones miren interesadamente hacia otro lado. “A continuación aparecen las casas de apuestas por la presión de las comunidades autonómas para recaudar impuestos directos. Entonces las salas se asientan en todas las ciudades con sus pantallas gigantes, los refrescos más baratos y creando un ambiente de socialización para jóvenes y adolescentes. El juego siempre ha sido la gallina de los huevos de oro. ¿Dónde más se permite vender la Lotería Nacional como una invitación a soñar, sacando sus anuncios en el telediario como si fueran de utilidad pública?”.

Esa situación, advierte Lamas, convierte a España “en el tercer o cuarto país de mundo en cuanto a cantidad jugada por habitante, solo por detrás de Estados Unidos, Filipinas y Macao”. FEJAR recoge a las víctimas de este tinglado. Su número de atención e información para ludópatas (900 200 225) recibe 5.000 llamadas al año. El 83% de ellos son hombres y un 5% menores de edad, adolescentes con menos de 18 años y atrapados ya por este vicio. El 36% no han cumplido los 25 y el 69%, los 35.

Otra salida para los adictos es inscribirse en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego, una base de datos estatal para evitar jugar de manera presencial o por internet. La cifra de ludópatas que se refugian en esta lista ha crecido en 4.000 personas en tres años y ya totaliza a 35.000 jugadores sin remedio, individuos que admiten padecer una enfermedad, como los que no pueden dar la espalda a la cocaína. Tres de cada cuatro son hombres.

Unos pocos sacan tajada de este negocio multimillonario. Son los expertos, a los que en el mundillo, en su jerga, se les conoce como tipsters, que apuestan y dan consejos, algunos de manera profesional.

Los premium tienen su cartera de clientes y les avala su yield, la rentabilidad que obtiene el que pronostica por cada cien euros. De manera que un tipster con un yield del 9% es alguien que de cada cien euros gana 109. Su negocio consiste en cobrar por un paquete de pronósticos y se han convertido en una opción tan válida como un fondo de inversión.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook