Unos 850.000 jugadores ya han pasado por esta sala

El Casino de Asturias celebra su 10° aniversario

El Casino de Asturias cumplió esta semana diez años de actividad desde su esperada apertura. Los juegos más exitosos siguen siendo la ruleta, el black jack y el poker.
29-02-2016
Tiempo de lectura 1:40 min
El Casino de Asturias cumplió esta semana diez años de actividad desde su esperada apertura. Los juegos más exitosos siguen siendo la ruleta, el black jack y el poker.

El pasado lunes se cumplieron diez años de aquella noche en la que cerca de 200 gijoneses aguardaban a las puertas del antiguo cine Hernán Cortés a que el Casino de Asturias abriese sus puertas por primera vez.

Al casino le costó ver la luz, tras casi dos décadas de acuerdos, desacuerdos, concursos desiertos y demás problemas burocráticos. Finalmente, el 22 de febrero de 2006 las luces, los lujosos decorados, los montones de fichas y el sonido de las ruletas y las tragamonedas trajeron a la villa de Jovellanos un pedacito de Las Vegas que hasta hoy atrajo a más de 850.000 personas en busca de fortuna.

Según narraban las crónicas del momento, aquel 22 de febrero de hace diez años, los principales clientes del casino fueron grupos de jóvenes curiosos y mujeres de mediana edad. La mayoría no habían visto nunca una ruleta o una mesa de black jack en directo, por lo que los trabajadores se vieron obligados a repetir las normas de juego una y otra vez. Hasta se repartieron folletos.

A la oferta inicial, conformada por ruleta americana, ruleta francesa, poker sin descarte, black jack, punto y banca y la rueda de la fortuna se sumaron años después los torneos de Texas Hold'em, con una gran aceptación entre el público más joven. Así, el perfil del jugador de esta última modalidad es el de una persona de entre 20 y 30 años, mientras que el cliente medio del resto de los juegos del casino tiene entre 30 y 60, un perfil que se mantuvo casi inalterable desde su apertura. Tampoco cambiaron los juegos preferidos de los asturianos, que siguen siendo la ruleta americana, el black jack y el poker.

Si en su primer fin de semana el casino atrajo a más de 4.000 personas, en los meses que siguieron no se quedó atrás y en sólo un año recibió más de 120.000 visitas. Una elevada cifra que en su día los responsables del negocio achacaron al “efecto llamada” y que en los años posteriores se redujo para mantenerse por debajo de los 100.000 visitantes anuales. En 2014, según la Dirección General de Ordenación del Juego, fueron 77.683 las personas que se dejaron atrapar por la magia de los neones y se dejaron casi 8,5 millones en fichas para jugar, más otros cinco en las máquinas.

Temas relacionados:
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS