Edición Latinoamérica
02 de Diciembre de 2020

Se contempla una redefinición de la estructura de la Superintendencia de Casinos de Juego

Chile: enviarán un proyecto para regular las slots que funcionan fuera de los casinos

(Chile).- El ministerio de Hacienda enviará, durante el primer semestre de este año, un proyecto de ley que regule el funcionamiento de las máquinas tragamonedas que operan en salas fuera de los casinos de juegos autorizados.

A

sí lo informó el subsecretario de Hacienda, Julio Dittborn, junto al superintendente de Casinos de Juego, Renato Hamel, al abordar la problemática del aumento a nivel nacional de dichas máquinas.

 

“El Gobierno del Presidente Piñera está atento y preocupado por el aumento de la explotación comercial de estas máquinas, por lo que durante este primer semestre enviaremos al Congreso un proyecto de ley que regule este tema”, expresó Dittborn.

 

Agregó que con la ley “van a haber salas de juegos con patente especial, pero eso no incluye a almacenes que tengan un par de máquinas. Este es un proyecto que abarca a algo mucho más amplio, difícil de regular”.

 

El subsecretario dijo que la iniciativa legal permitirá a las municipalidades “multar a quienes operen máquinas con una patente comercial de un giro diferente. Además, a través de ordenanzas municipales se regularán aspectos de orden y seguridad, exigencias sanitarias, acceso de menores de edad, horarios de funcionamiento y cercanía a colegios, entre otros temas”.

 

Los juegos de azar en Chile están prohibidos, salvo que una ley en forma excepcional los autorice. La próxima iniciativa gubernamental ha sido concebida como una excepción a la prohibición legal de explotar juegos de azar.

 

“Con este nuevo proyecto, el Ejecutivo pretende resolver un problema de larga data, que ha ido creciendo y crear las condiciones de protección de los jugadores y de la sociedad en general, pero al mismo tiempo manteniendo el carácter de ilícito de todo juego de azar que no esté regulado o autorizado por la ley”, dijo el subsecretario de Hacienda.

 

Al mismo tiempo, la iniciativa considera la revisión de parte del marco legal existente, de manera de perfeccionar y endurecer las penas para aquellos que insistan en operar máquinas tragamonedas al margen de la nueva normativa. La regulación y fiscalización de las salas de máquinas tragamonedas estará radicada en las propias municipalidades y en la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ).

 

De este modo, Dittborn enfatizó que “la propuesta le otorga atribuciones a la SCJ para homologar y fiscalizar máquinas y programas de juego, además de supervisar el cumplimiento del porcentaje de retorno en premios a los jugadores y de las reglas del juego en general como, por ejemplo, los montos máximos apostados”.

 

Agregó que “para ello se contempla, entre otras medidas, una redefinición de la estructura de este organismo de control, de manera de poder abordar estas nuevas funciones; así como la implementación de sistemas para el monitoreo automático de las salas de juego”, precisó Dittborn.

 

La iniciativa de Gobierno también incluirá la fijación de un impuesto específico a beneficio fiscal, aplicable a la explotación de las máquinas tragamonedas, de manera que esta actividad comercial compita en igualdad de condiciones con las entidades que actualmente están autorizadas para explotar juegos de azar.

 

El subsecretario puntualizó que “con este nuevo proyecto, el Ejecutivo pretende resolver un problema de larga data, creando las condiciones de protección de los jugadores y de la sociedad en general, pero al mismo tiempo, manteniendo el carácter de ilícito de todo juego de azar no autorizado por ley”.

 

Desde los operadores

El gerente general de la Asociación Nacional de Casinos de Juegos, Rodrigo Guíñez, se refirió al proyecto de ley para legalizar las salas de tragamonedas de barrio que el ministerio de Hacienda enviará al Congreso, afirmando que no debe afectar a los casinos establecidos.

 

Dice que esperará conocer el texto en detalle: “Lo que sí tenemos claro es que la situación de las máquinas de azar no se puede regular con un nuevo proyecto de ley porque es una condición y una prerrogativa de los casinos legalmente constituidos”.

 

“Por lo tanto, lo que estoy diciendo es que este proyecto de ley lo que quiere es crear una categoría de nuevas máquinas, lo que ya veremos si prospera o no, pero que no pueden ser las que están actualmente en circulación porque esas son, efectivamente, máquinas de azar”, añadió.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook