Edición Latinoamérica
25 de Octubre de 2020

Así se resolvió una demanda presentada por Inversiones NAPAN S.R.L.

Perú: la fiscalización a casinos y tragamonedas en tiempo real es constitucional

(Perú).- El Tribunal Constitucional (TC) reafirmó que el Sistema Unificado de Control en Tiempo Real (SUCTR) no viola derecho constitucional alguno y está dentro de las condiciones razonables que debe exigirse a quienes se dedican a la explotación de juegos de casino y tragamonedas.

A

sí lo señaló al declarar infundada la demanda de amparo interpuesta por la empresa Inversiones NAPAN S.R.L., solicitando la inaplicación de las normas que disponen la instalación del SUCTR, aduciendo que dichos dispositivos atentan contra sus derechos constitucionales a trabajar libremente, a la libertad y seguridad personal, seguridad jurídica, entre otros.

Argumentan, además, que la Primera Disposición Final de la Ley Nº 27796, relativa a la implementación de dicho dispositivo de control, solo resulta aplicable a quienes exploten juegos de casino y tragamonedas en los hoteles de cuatro ó cinco estrellas.

Esto también es aplicable a los restaurantes de “cinco tenedores”, turísticos, y a los hoteles de tres a más estrellas en las provincias de Lima y Callao; y no a quienes no se encuentran en tales establecimientos.

El Colegiado recordó que sobre este punto se ha pronunciado en la sentencia Nº 9165-2005-AA/TC, así como en la sentencia Nº 3656-2006-AA/TC.

En dichos fallos, se indica que dicho sistema establece razonables condiciones que deben exigirse a las personas jurídicas que se dedican a la explotación de casinos y tragamonedas, para que las autoridades administrativas puedan controlar la transferencia en el juego, así como fiscalizar un adecuado pago del impuesto.

Por otro lado, en la sentencia Nº 4370-2006-PA/TC, el TC expresó que las normas referidas al SUCTR resultan constitucionalmente válidas porque buscan asegurar un fin legítimo, como es la seguridad de los usuarios que acuden a los locales de las empresas que explotan juegos de casino y máquinas tragamonedas.

Igualmente, en la sentencia Nº 10433-2006-PA/TC, puntualizó que el Estado necesita organizar a la sociedad, formalizando en este caso, la actividad de los juegos de azar que por su propia naturaleza pueden resultar perniciosos para la juventud y la ciudadanía en general.

Con esta formalización se agregan mejores condiciones de trabajo, mejores controles por los organismos encargados de la supervisión de la normatividad en la materia y, para el ente recaudador, mayor eficacia en la percepción de impuestos y tributos que le corresponde al Estado conforme a Ley, todo lo que viene a construir una expresión de orden y autoridad.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook