Edición Latinoamérica
15 de Agosto de 2020

Deberán inscribirse en una página web a cargo del Mincetur

Aprueban la creación del Registro Voluntario de Ludópatas en Perú

(Perú).- El Congreso de Perú aprobó la creación de un Registro Voluntario de Ludópatas. El plazo para reglamentarlo es de 60 días. Las personas inscriptas no podrán ingresar a los casinos y salas de tragamonedas. El objetivo es reducir la incidencia de la adicción al juego en el país.

Con este registro (que funciona con éxito en países como Estados Unidos y España) iniciamos una lucha frontal contra la ludopatía que ocasiona mucho daño al que lo sufre y a toda su familia”, afirmó la congresista Luciana León, autora del proyecto.

El proyecto contempla que los pacientes puedan acceder a una página web que estará a cargo del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), el que se encargará de difundirlo entre las salas de tragamonedas y casinos que funcionan formalmente en todo Perú.

Según Manuel San Román, Director General de Juegos de Casino y Máquinas Tragamonedas del Mincetur, la medida pretende promover el juego responsable. El funcionario confía en que los propietarios de las salas de juego apoyen esta iniciativa. 

"Así como al dueño de un bar no le gusta tener en su local una persona con problemas de bebida, a los dueños de los casinos y tragamonedas no les gusta tener entre sus clientes a alguien con problemas de ludopatía, que incluso puede llegar a golpear al personal y a las máquinas de juego", agregó.

Aunque la ley ya fue aprobada en el Congreso, todavía existe un plazo de 60 días para reglamentarla. En ese tiempo, el Mincetur dará a conocer el formulario que deberán llenar los pacientes ludópatas que desean inscribirse en el registro para que se les impida el ingreso a las salas en caso de caer en tentación ante el juego.

Este formulario, explica San Román, contempla dos aspectos importantes. "En primera instancia se trata de impedir el ingreso de estas personas a las salas, en beneficio de su recuperación, pero para este fin no se usará la fuerza. La persona inscripta en el registro deberá dejar el número de contacto de un familiar o amigo, que será el encargado de retirarlo del local en caso llegue a ingresar", sostuvo.

También es posible pensar que una persona, una vez inscripta, quiera retirarse del registro. Por eso, la inscripción tendrá una vigencia de seis meses. Cumplido el plazo, si la persona no ha solicitado su retiro, la inscripción será renovada automáticamente.

Algunos cuestionan que la norma no protege la identidad del paciente. San Román explicó que sólo los dueños de los locales tendrán acceso al registro y son ellos quienes deberán manejar el tema con prudencia.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook