Edición Latinoamérica
18 de Julio de 2019

La JPS solicitó apoyo a Fuerza Pública

Costa Rica: piden más apoyo oficial para controlar las ventas de lotería

(Costa Rica).- La Junta de Protección Social (JPS) tiene serias dificultades para combatir la especulación que acecha a la lotería. Dicha entidad sólo cuenta con ocho inspectores para fiscalizar a los 2.400 chanceros oficiales que operan en todo el país.

La lotería navideña es la que genera mayores problemas debido a que muchos vendedores, aprovechando la alta demanda que tiene, suelen cobrar por encima del precio oficial”, dijeron desde la entidad.

 

“El costo de la lotería navideña para este año es de ¢1.000 (U$S 1.75) por fracción y ¢40.000 (U$S 70) por entero. No obstante, es posible que algunos chanceros cobren ¢200 (U$S 0,35) o más por pedacito, o que condicionen la venta de números bajos a la compra de números altos”, afirmaron.

 

Ante esta situación, la Junta busca convenios con el Ministerio de Seguridad Pública para que los ayuden a supervisar la venta e investigar denuncias.

 

“El problema es que ese cuerpo policial no actúa de oficio, a menos que esté acompañado por uno de nuestros inspectores”, explicó Francisco Ibarra, gerente de la Junta.

 

Otra dificultad es que para abrir una investigación contra un vendedor de lotería, se requiere que el denunciante acepte firmar una acta.

 

Ibarra comentó que esa prueba testimonial es indispensable para plantear una acusación administrativa formal.

 

“Si la persona llama por teléfono y solamente indica que ha sido víctima de especulación pero que no está dispuesta a firmar el acta, entonces no se tiene la prueba suficiente para sancionar”, manifestó el gerente de la JPS.

 

En caso de que se determine que un chancero cobró un sobreprecio, este se expone a que la Junta le cancele la cuota asignada de lotería.

 

Otra dificultad que enfrenta la Junta es la imposibilidad de sancionar a los revendedores, pues solo puede actuar contra los chanceros oficiales. En el caso de vendedores ilegales, la denuncia debe tramitarse en el Ministerio de Economía.

 

A quien sí puede castigar la Junta es al vendedor que distribuya lotería entre los revendedores. El problema es detectar a quien realiza dicha anomalía. “Con tres seguimientos negativos se le cancela la cuota”, indicó Ibarra.

 

Esto ocurre con más frecuencia en la zona rural. Por ello, la Junta apuesta a ofrecer el Gordo navideño en puestos autorizados en centros comerciales y supermercados, así como en las agencias de Bancrédito.

 

También definió un cronograma de visitas a comunidades para vender lotería a precio oficial. La gira comenzará el 4 de noviembre en Tres Ríos de La Unión.

 

El sorteo del gordo navideño -cuyo premio mayor repartirá ¢725 millones (U$S 1.271.930)- se realizará el domingo 13 de diciembre a las 19 hs.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook