Edición Latinoamérica
01 de Agosto de 2021

Florida, Estados Unidos

La Tribu Seminole está cerca de llegar a un acuerdo por slots y juegos de naipes

(Estados Unidos).- La Tribu Seminole se está acercando a completar un acuerdo de juego con la Florida que le permitiría mantener las máquinas tragamonedas y los juegos de naipes en sus casinos Hard Rock, a cambio de U$S 150 millones en pagos anuales al estado.

L

os abogados de la tribu y la oficina del gobernador presentaron el miércoles una propuesta de acuerdo a los negociadores de la Cámara y el Senado en Tallahassee. El representante Bill Galvano y el jefe de despacho del presidente del Senado, Bud Kneip, respondieron explicando qué provisiones quisieran modificar.

La tribu presentará las opciones a su consejo tribal para fines de semana, poco antes del plazo del lunes impuesto por la legislatura.

 “Lo vamos a revisar”, dijo Max Osceola, concejal de los Seminoles. Dijo que las negociaciones de esta semana habían acercado a las partes.

Galvano, un republicano por Bradenton y el principal negociador de la Cámara, calificó la proposición de “un enfoque razonable” que los legisladores van a apoyar. Añadió, sin embargo, que si la tribu se aparece con un plan revisado que “se desvíe significativamente de nuestra posición como legislatura” pudiera ser hora de que el gobierno federal interviniera en las negociaciones.

Si el gobernador Charlie Crist no consigue un acuerdo con los seminoles para el lunes, los legisladores pueden pedir la participación del Departamento del Interior de Estados Unidos. La tribu quiere juegos de blackjack, baccarat y chemin de fer, que son considerados como una expansión del juego en la Florida, lo que requiere aprobación legislativa, probablemente durante la sesión especial en octubre.

Además del plazo impuesto por los legisladores, la industria de los hipódromos ha seguido presionando para que se firme el acuerdo. Los legisladores les dieron a los hipódromos, canódromos y frontones de jai alai en el sur de la Florida impuestos más bajos, póquer sin limitaciones y expansión del horario para que pudieran aumentar sus ingresos, pero esas provisiones sólo entrarían en vigor si el acuerdo se firma.

El pasado miércoles, parecía que tanto la legislatura como la tribu habían llegado a un compromiso. Pero el gran tema de discusión -qué hacer con los pagos anuales de la tribu si el estado aumenta la competencia por los dólares del juego permitiendo juegos de casino en otras instalaciones en el estado, permanece sin resolver.

La proposición en que el gobernador y la tribu estuvieron de acuerdo les permitiría a los seminoles dejar de pagar si las máquinas tragamonedas o los juegos de casino se permiten en los hipódromos, canódromos y frontones de jai alai fuera de Miami-Dade y Broward, y reducir los pagos en 50 por ciento si se permiten juegos de naipes en los casinos de Miami-Dade y Broward.

Galvano dijo que los legisladores están de acuerdo en que la tribu debería dejar de pagar si el juego se expande fuera del sur de la Florida pero no si se ofrecieran nuevos juegos de casino en Miami-Dade, Broward o Palm Beach o en el norte de la Florida. En esos casos, los legisladores dicen que la tribu debería reducir sus pagos en una escala deslizante, si sus ingresos bajaran de U$S 1,370 millones.

La provisión de permitir máquinas tragamonedas en Palm Beach beneficiaría al Palm Beach Kennel Club, que está en el distrito del presidente del Senado, Jeff Atwater.

La tribu insistió en que no se les permita a las instalaciones de Tampa ampliar el juego, dijo Galvano, porque el Hard Rock Casino en West Hillsborough “es una gran fuente de ingresos para ellos”.

Bajo la proposición, la tribu seguiría operando sus máquinas tragamonedas y el blackjack y otros juegos de cartas en sus casinos Hard Rock de Hollywood y Tampa, así como en sus casinos de Coconut Creek, Brighton, Immokalee y Big Cypress.

Galvano dijo que los legisladores no podían respaldar los juegos de naipes en Brighton y Big Cypress, pero que estaban dispuestos a dejar que la tribu los dejara en Immokalee.

La proposición permite que el hipódromo de Hialeh llegue, con el tiempo, a tener carreras de caballos de pura sangre y operar máquinas tragamonedas. También cierra la brecha que le permite al Aeropuerto Internacional de Miami operar máquinas tragamonedas en sus terminales.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook