Edición Latinoamérica
24 de Septiembre de 2021

El Gobierno regional adapta la normativa de máquinas de azar al resto de España

Aprueban la nueva Ley de Juego en Madrid

(España).- La Comunidad de Madrid ha aprobado el Reglamento de Máquinas Recreativas y de Azar, después de estudiar e incluir las recomendaciones realizadas por el Consejo Consultivo y el Consejo de Consumo de la región.

E

sta normativa se adapta a la mayoría de las comunidades autónomas españolas, facilitando la renovación y modernización del parque actual de máquinas. De esta manera, se contribuye a reactivar un sector de la economía madrileña que está atravesando grandes dificultades a raíz de la crisis financiera y el mayor ahorro de las familias. Esto se conseguirá incluyendo medidas que dinamicen distintas actividades de empresas de juego, a la vez que se avanza también en la homogeneización de las leyes con la mayoría de las regiones.

Así, los fabricantes no tendrán que diseñar máquinas diferentes dependiendo de en qué provincia se sitúen, como ocurría hasta ahora. Sin embargo, se insertan restricciones a la homologación e inscripción de modelos cuando usen imágenes, mensajes u objetos que puedan perjudicar la formación de la infancia o la juventud; vulnerar, directa o indirectamente, la dignidad de la persona y los derechos y libertades fundamentales, o incitar a la violencia, al racismo, la xenofobia o cualquier tipo de discriminación, así como a la realización de actividades delictivas.

El reglamento suprime la autorización administrativa previa para la explotación de las máquinas recreativas, por lo que, desde ahora, sólo se necesitará la comunicación del inicio de la actividad, limitándose la Administración a ejercer un control posterior de la misma. De este modo, se suprimen barreras para el desarrollo de estos servicios, simplificando el llamado “papeleo”.

Por otro lado, esta normativa establece que el precio máximo por partida será de un euro y el mínimo de 20 céntimos. Otra de las novedades es que la máquinas podrán disponer de vídeo, lo que haría posible incluir hasta cinco juegos en ella. Además, se crea un nuevo modelo, denominado B 3, basado en el juego del bingo, que permite interconectarse con otras máquinas del mismo o de otros establecimientos. El coste de éstas será de 6.000 a 18.000 euros, dependiendo de su sofisticación. Las que otorguen mayores premios se reservarán a salones de juego, bingos y casinos, mientras que las que dan un premio en metálico no superior a 240 euros (B 1) se podrán instalar también en los establecimientos hosteleros.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook