Edición Latinoamérica
30 de Octubre de 2020

España

Fue aprobado el nuevo Reglamento del Bingo de Andalucía

(España).- El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha dado ayer el visto bueno al Decreto por el que se aprueba el nuevo Reglamento del juego del Bingo con el fin de adaptar la normativa a la realidad actual del sector, siendo ya el tercero desde que la Comunidad Autónoma asumió las competencias de juego.

E

l nuevo Reglamento, que será publicado en el BOJA dentro de unos días, va a sustituir al que estaba vigente hasta ahora, que data de diciembre de 1.996, que a su vez sustituyó al de 1.987. La nueva norma es fruto de un amplio acuerdo entre la Consejería de Gobernación y las dos asociaciones andaluzas del sector, Asaebin y Asobing, proceso en el que también han participado activamente las federaciones de juego de UGT y CCOO.

El nuevo Reglamento es algo más breve que el actual y cuenta con 51 artículos, aunque se remite al vigente Reglamento de Máquinas aprobado hace dos años, por lo que se refiere a las condiciones técnicas de cualquiera de las máquinas aptas para ser instaladas en Salas de Bingo, en especial B1 y B4.

El nuevo Reglamento prevé sistemas de venta de cartones en soporte electrónico así como la impresión de cartones en sala, cuyas condiciones técnicas y de control serán reguladas por las Consejerías de Gobernación y de Economía y Hacienda.

Otra de las novedades de la nueva normativa es que a partir de ahora las autorizaciones de funcionamiento de las salas tendrán carácter indefinido, sin necesidad de tener que proceder a su renovación periódica, mientras que se consolida el requisito de las distancias mínimas entre salas ya existente, que venía funcionando hasta ahora, 1000 metros mínimo entre salas en ciudades de más de 50.000 habitantes y 500 metros en las de menos habitantes.

Una novedad importante del nuevo Reglamento del Bingo de Andalucía es que por primera vez nada se dice en cuanto a las condiciones técnicas de las salas (seguridad, salidas de evacuación, protección contra incendios, instalaciones eléctricas o de aire acondicionado o calefacción, insonorización, etc.), que se someterán como es razonable a las mismas que sean aplicables a cualquier establecimiento público, conforme a la normativa general estatal o autonómica que le sea de aplicación, acabando así con este anacronismo.

Tampoco recoge el nuevo Reglamento ninguna limitación concreta en cuanto a la publicidad, rigiéndose la materia por las normas generales.

Una novedad importante afecta a las plantillas del personal que presta servicio en las salas de bingo. El nuevo Reglamento sólo define las funciones de las diferentes categorías (jefe sala, jefe mesa, auxiliar de sala, venta y locución, caja, admisión y control) pero no regula las plantillas mínimas, cuestión ésta que se somete a los acuerdos laborales recogidos en los sucesivos convenios colectivos del sector.

En las zonas de admisión de las salas podrán instalarse máquinas tipo A y tipo B, mientras que el nuevo Reglamento regula de manera flexible las salas anexas, donde podrán instalarse máquinas tipo B1 y B4, salas que podrán albergar la práctica de otros juegos mediante sistemas electrónicos o informáticos. Dichas salas, aunque deben estar separadas de la sala principal de juego, no será necesaria la tabiquería y podrán albergar igualmente zona de hostelería.

El nuevo Reglamento también prevé el sistema de remisión telemática a través de página Web específica y firma electrónica como la única forma de recibir las salas los listados de personas con acceso prohibido que proporciona la Consejería de Gobernación, tras unos meses de prueba que han resultados satisfactorios, sistema que permite contar con dicha información en tiempo real.

Por último, en todos los asuntos que pueden ir variando por el transcurrir de los años, el nuevo Reglamento opta por la desregulación en el Decreto, remitiéndose a Orden de la Consejería de Gobernación, tales como los porcentajes de premios destinados a cada modalidad, la regulación del bingo electrónico y las diferentes modalidades de juego, un sistema mucho más ágil que dará dinamismo al sector.

El sector del bingo en Andalucía agrupa a 65 salas, aporta al presupuesto de ingresos de la Comunidad Autónoma un total de 130 millones de euros al año en concepto de la tasa fiscal sobre el juego, y genera un empleo directo de 1.500 trabajadores.

Con este Reglamento, la Junta de Andalucía concluye en la Legislatura que toca a su fin, su programa normativo en materia de juego, asumido al principio de la Legislatura con los interlocutores sociales de Andalucía, empresarios y sindicatos.

El nuevo texto será presentado públicamente en un acto que tendrá lugar el próximo día 5 de Marzo en Sevilla, en el que participarán asociaciones empresariales del sector, sindicatos, proveedores, empresas y la propia Administración andaluza.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook