Edición Latinoamérica
09 de Julio de 2020

Ángel Sánchez dice que no pagan ninguna clase de impuestos

El Director General de la ONCE se queja de la impunidad de los sitios de apuestas online

(España).- El director general de la ONCE, Angel Sánchez, expresó queja por la impunidad con la que actúan en España los centros de apuestas de la red de Internet, que no pagan ninguna clase de impuestos y se permiten incitar al juego a los menores.

S

ánchez, en una rueda de prensa para presentar la Gala del Deporte que organiza la ONCE en la Región de Murcia, mostró su malestar por el hecho de que frente a esa completa libertad de actuación de las casas de apuestas de Internet, su entidad haya de cumplir con “todo tipo de normas” que limitan e impiden su propio crecimiento.

Esas organizaciones de apuestas, muchas de ellas con sedes en paraísos fiscales, alcanzaron en 2007 un volumen de juego cercano a los 800 millones de euros, que no reportan beneficio social alguno en España, informó Sánchez para añadir que, además, el sector de apuestas ilegales de todo tipo vende en España otros 180 millones de euros al año.

En contraste con ello, señaló el directivo, la ONCE mantiene actualmente una plantilla de 113.000 empleados, 92.000 de ellos discapacitados de diferentes tipos, la mitad de ellos ciegos o con problemas de visión. Todos ellos producen, pagan impuestos, y están integrados en la sociedad, indicó.

“Si la ONCE desapareciera, el Estado tendría que disponer anualmente 1.500 millones de euros para atender a las personas que perderían su empleo en la organización”, añadió Sánchez.

Sánchez reclama que el legislativo y la administración española elaboren una normativa que erradique las apuestas online, como se ha hecho con éxito en Estados Unidos y en Alemania, mediante contundentes medidas aplicadas al sistema financiero y legislación social.

Advirtió que las casas de apuestas online están incluyendo a niños y adolescentes en sus técnicas de captación de nuevos clientes, algo que se produce pese a la legislación ya existente.

En España, informó el directivo de la ONCE, el juego mueve cada año unos 30.000 millones de euros. De esa cantidad, 18.000 millones los genera el juego privado, tales como casinos y tragamonedas, 10.000 millones son movidos por las loterías del Estado, y 2.200 la ONCE, es decir, un siete por ciento del total.

Sánchez destacó que su organización “huye” de todo aquello que suponga subvenciones. “Nos hemos educado en ganarnos las lentejas en la calle”, afirmó, y añadió que en la ONCE trabajan personas integradas en la sociedad que desean ser “ciudadanos de primera”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook