Edición Latinoamérica
30 de Octubre de 2020

Se lo solicitó al gobierno español

La ONCE quiere más libertad en el mercado del juego para asegurar su labor social

(España).- El presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, solicitó al Gobierno español más libertad en el mercado del juego para asegurar la labor social y de creación de empleo que realiza esta organización con las personas discapacitadas. Carballeda formuló esta petición en la presentación del balance social 2007 de la ONCE.

C

arballeda también explicó que la ONCE y su Fundación cerrarán el año 2007 con la creación de más de 4.800 nuevos empleos. Esto supone elevar el número de puestos de trabajo directos e indirectos de la ONCE hasta los 113.000, lo que le sitúa como el mayor agente español por nivel de empleo, con la característica especial de que incorpora al mercado laboral a casi 90.000 personas ciegas y con otras discapacidades.

Por otra parte, la ONCE prevé cerrar el 2007 con unos ingresos por ventas de las diferentes modalidades y productos de juego de unos 2.212 millones de euros, lo que significa una mejora cercana al 3% respecto a los resultados del ejercicio anterior. De este importe, casi la mitad se destina a premios.

Se trata, por tanto, de un crecimiento moderado en los ingresos en un mercado como el del juego, de fuerte competencia en los últimos tiempos en España por el impacto, principalmente, de juegos de carácter supranacional, como la lotería Euromillones, y aquéllos que se apoyan en nuevas tecnologías, sostiene la ONCE.

El presidente de la ONCE señaló que, cuando se negocie en 2008 la revisión del acuerdo con el Gobierno, solicitará “mejorar y garantizar las capacidades de trabajo e iniciativa de la Organización en el mercado del juego”.

En su opinión, recuperar un sorteo extraordinario en Navidad como los que se celebraron los días 1 de enero de los años 1984, 85 y 86, una petición que calificó de “justa”, sería muy importante para la ONCE.

Carballeda también resaltó que la evolución en positivo de los ingresos de la ONCE en los dos últimos años -frente a cuatro ejercicios anteriores de descenso de las ventas- tiene como principal base el correcto comportamiento de la lotería instantánea que la ONCE empezó a comercializar en mayo de 2006, y de los sorteos extraordinarios realizados a lo largo del presente ejercicio.

Sin embargo, la mejora prevista para 2007 se sitúa por debajo de la evolución real de los precios y genera preocupación en la ONCE, que mantiene una situación muy ajustada para poder hacer frente con garantías a los servicios sociales comprometidos con los casi 70.000 ciegos que hay en España y, a través de la Fundación ONCE, con los cerca de cuatro millones de personas con discapacidad.

El empleo y la formación constituyen dos de las bases de la integración de las personas con discapacidad en la sociedad. La ONCE y su Fundación intensifican su labor en este aspecto, puesto que además sólo se computa como empleo efectivamente creado aquél que tiene una duración contractual de más de un año. La Organización genera empleo actualmente para 90.000 personas con discapacidad, aseguró Carballeda.

Además, la ONCE y su Fundación mantienen sus compromisos en políticas sociales para ciegos y otras personas con discapacidad. La Organización sumó en 2007 un total de 3.500 nuevos afiliados (ciegos o personas con deficiencia visual grave), a causa de enfermedades, accidentes laborales o de tráfico, hasta alcanzar 68.500 personas afiliadas.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook