Edición Latinoamérica
15 de Julio de 2019

Deben informar la Intendencia de Verificación Especial sobre sus finanzas

Las salas de juego y loterías de Guatemala ya están reguladas por la Ley de Lavado de Dinero

(Guatemala).- Casas de juego, loterías y rifas están desde el pasado lunes reguladas por la Ley de Lavado de Dinero, que las obliga a informar a la Intendencia de Verificación Especial (IVE), de la Superintendencia de Bancos, sobre sus movimientos financieros, para evitar que sean usadas para blanquear fondos.

T

anto el Ministerio de Gobernación como el Ministerio Público (MP) detectaron que las casas de apuestas y loterías son empleadas por mafias para lavar dinero proveniente de actividades ilícitas del narcotráfico o el contrabando, y otras.

Por ello, el pasado lunes, en acuerdo gubernativo, se decidió que ese tipo de empresas sean incluidas bajo la regulación de la Ley de Lavado de Dinero, para que igual que los bancos, estén obligadas a reportar ganancias y advertir sobre movimientos sospechosos.

Esas empresas enviarán los datos a la IVE, para que se analicen y se determine si hay blanqueo de fondos. Si fuera así, la IVE trasladará la información al MP, para que se inicie la investigación. Según la normativa, las empresas tienen tres meses para ponerse al día y empezar a cumplir con los requisitos que exige la ley.

Leopoldo Liu, fiscal contra Lavado de Dinero, expresó que maquillar el dinero mal habido como lícito por medio de esos negocios es muy fácil. “Es suficiente con que el narcotraficante o el criminal contacte a la persona que se ganó el premio mayor, le ofrezca algo más de dinero por que le venda su boleto y que él mismo vaya a cambiarlo a la lotería”, comentó. Añadió que hay casos de personas que “se ganaron el premio mayor” tres veces en un año.

Lo mismo ocurre en las rifas u otro tipo de premios que no son nominales. “Muchas veces, los ganadores acceden a vender su boleto, sólo por no pagar impuestos, ignorando que se convierten en cómplices de lavadores de dinero”, expresó Liu.

En el caso de los casinos o casas de apuestas, es mucho más fácil, ya que lo único que tiene que hacer la casa de juego es reportar más ganancias de las que en realidad ha tenido. “Ese tipo de empresas son las preferidas de los lavadores, ya que todo el dinero entra en efectivo”, afirmó el fiscal.

En el año último, el Ministerio de Gobernación ha optado por no autorizar más casinos. Aunque, en realidad, las mayores cantidades de dinero se blanquean por transferencias bancarias, a pesar de que los controles han aumentado.

Los bancos están obligados a reportar como sospechoso cualquier movimiento superior a los U$S 10 mil, pero a veces no lo hacen. Asimismo, deben conocer en profundidad a sus clientes, para saber quién puede estar ingresando dinero ilícito en sus cuentas, pero no siempre cumplen.

También hay casos en los que los lavadores abren las cuentas con documentos falsos o robados, por lo que es casi imposible para las autoridades llegar hasta el propietario real del dinero.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook