Edición Latinoamérica
18 de Septiembre de 2019

Ya que la OMC adoptó una decisión con respecto al juego por Internet

Antigua amenaza con apuntar hacia los intereses estadounidenses

(Antigua / Estados Unidos).- La pequeña nación caribeña de Antigua y Barbuda busca sumar a otros países para apuntar hacia Estados Unidos debido al incumplimiento del país con la norma de la OMC que afirma que las restricciones de juego por Internet son ilegales.

A

ntigua, el país más pequeño en litigar con éxito en un caso dentro de los 12 años de historia de la Organización Mundial de Comercio, también amenazó con apuntar a las marcas registradas y las empresas de telecomunicaciones de los Estados Unidos, luego de que la OMS adoptara formalmente el martes pasado la histórica decisión a la cual se llegó en marzo de este año, por la cual las restricciones al juego online en los Estados Unidos son ilegales.

"No solamente creemos que los miembros deberían presionar para obtener compensaciones como una forma de proteger los intereses económicos, sino que también creemos que es importante que el proceso sea lo más dificultoso posible para los EEUU”, dijo el embajador de Antigua, John Ashe, ante la OMC.

Esta disputa amenaza con convertirse en una de las más complicadas que tuvo que enfrentar la OMC, ya que podría desencadenar una serie de negociaciones de compensación entre los EEUU y otros poderosos mercados como la Unión Europea.

Luego de perder el caso, los EEUU anunciaron que declinaron recusar la adopción de las normas de juego por Internet presentadas el martes pasado, porque dicen que la maniobra legal efectivamente cierra el caso.

Juan Millan, abogado comercial de Estados Unidos, le dijo a la institución de comercio en Ginebra que el procedimiento de la OMS -que ningún gobierno había evitado cumplir con anterioridad, fue invocado “para que EEUU cumpla con las normas y para que la disputa se resuelva en forma permanente. Esta modificación asegurará … el intento original de los EEUU de excluir al juego del alcance de los compromisos de EEUU”, dijo.

Los EEUU argumentan que están exentos de negociar compensaciones con otros gobiernos, tal como lo requiere la cláusula del GATS, que permite que los países rescriban sus compromisos de servicio, porque el juego por Internet nunca fue mencionado en forma explícita en las negociaciones de principios de años '90.

Las normas adoptadas en marzo pasado confirmaron el derecho de EEUU de impedir las apuestas al exterior como forma de proteger el orden y la moral pública. Pero se dice que fue ilegal apuntar al juego online, sin aplicar esas mismas reglas a los operadores estadounidenses que ofrecían apuestas remotas en carreras de caballos y perros.

La ex-colonia británica en el Caribe había estado promocionando el comercio electrónico como forma de terminar con la dependencia del país hacia el turismo, que se vio perjudicado por una serie de huracanes a fines de los años ‘90. Hay 32 casinos online autorizados en Antigua, los cuales brindan empleo a 1.000 personas y generan ingresos anuales por US$ 130 millones. Hace siete años, los casinos de dicho país tenían unos ingresos anuales cercanos a los US$ mil millones.

La Unión Europea ha enfatizado a cada paso de esta disputa que ya lleva cuatro años, que actuaría a favor de sus intereses, en referencia a las empresas británicas que perdieron millones de dólares a causa de las restricciones estadounidenses. Los funcionarios en Bruselas dijeron, sin embargo, que tenían que notificar a Washington si presentarían una demanda para recibir algún tipo de compensación.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook