Edición Latinoamérica
20 de Agosto de 2019

Provincia de Entre Ríos, Argentina

Encuentran una ubicación alternativa para el Bingo de Paraná

(Argentina).- El Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (Iafas) pudo ubicar un sitio alternativo adonde trasladar la sala del Bingo de Paraná, que actualmente ocupa un local propio en 25 de Mayo 24. A partir de junio recibirá a los apostadores en un lugar ad hoc, las instalaciones del Atlético Echagüe Club.

D

e acuerdo con Orlando Butta, secretario de la entidad deportiva, el alquiler de las instalaciones para que se instalen allí máquinas tragamonedas se extenderá entre junio y noviembre. Durante ese lapso, la sala del Bingo será ocupada por el Casino Paraná, que desalojará su actual ubicación en el remozado Hotel Mayorazgo, ahora bautizado Howard Johnson.

De ese modo se supera un conflicto que había asomado no bien el Iafas anunció el traslado del Casino sin definir qué hacer con el Bingo. La novedad, comunicada en forma verbal a los trabajadores, generó la inmediata reacción, aunque los trabajadores de la sala ubicada en 25 de Mayo 244 no estaban al tanto de los cambios acordados.

“Oficialmente no sabemos nada, porque en la última reunión que mantuvimos con el interventor (Blas García) no tenía nada resuelto”, señaló Gonzalo Andino, delegado de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) en el Bingo.

De todos modos la mudanza de las salas no será en lo inmediato, aún cuando el precontrato que ya se firmó con el Club Echagüe abarque el período que va desde junio a noviembre. Primero, se estima, se deberán acondicionar los dos locales, el que va a recibir el Casino, y donde hoy funcionan las máquinas tragamonedas solamente; y las instalaciones deportivas de calle 25 de Mayo al 500, adonde deberá ir de ahora en más el público del Bingo.

“No hay información oficial”, insistió Guillermo Cubas, miembro de la conducción provincial de ATE, ante la consulta periodística, aunque estimó que “antes del 15 de junio no creo que se pueda concretar el traslado porque primero se deben acondicionar las dos salas”. En el gremio acuerdan con la idea de que el Bingo no se quede sin sala por cuanto la preocupación central es que “los compañeros se queden en la calle hasta que el Casino vuelva al Hotel”.

En el Bingo se desempeña un total de 29 empleados que, una vez que entre en vigencia el acuerdo de mudanza deberán cumplir funciones en el club deportivo, adonde irán a parar las máquinas tragamonedas, y los apostadores.

En ATE habían cuestionado el hecho de que el Estado debió a auxiliar a los privados que manejan el Hotel Mayorazgo para relocalizar temporariamente al Casino mientras duren las tareas de remodelación en el tradicional establecimiento del Parque Urquiza. El ahora llamado Hotel Howard Johnson Casino & Resort Mayorazgo, concesionado por un plazo de 30 años, puso en marcha un plan de inversiones con vista a reinaugurarlo hacia fines de 2007.

Los privados tomaron las riendas del Hotel el 26 de diciembre de 2006, durante un acto que tuvo lugar en Casa de Gobierno, y del cual participó el gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti. En esa ocasión, la cara visible de Neogame, subsidiaria de Howard Johnson, Claudia Bellani, anunció la inmediata puesta en marcha de un plan “para adecuarlo a las exigencias de un hotel cuatro estrellas”.

Entonces también el interventor del Iafas, Blas García, saludó entusiasta la llegada de los privados y recordó que la empresa que ganó la licitación haría “una inversión muy fuerte, cercana a los 40 millones de pesos (U$S 12.984.484). Esto le permitirá al Mayorazgo ser un hotel totalmente nuevo y en condiciones de competir”.

El traslado del Casino se origina en los trabajos de remodelación que por estos días compromete al Hotel Mayorazgo. Inaugurado el 6 de junio de 1972 en un terreno de 7.700 metros cuadrados, con una inversión de 18 millones de pesos ley, el hotel pasó a convertirse en una postal de Paraná.

En su apogeo fue un cinco estrellas sin competencia, pero ahora los privados anuncian que lo pondrán de nuevo a competir, pero con una estrella menos, aunque con una fuerte inversión, del orden de los 40 millones de pesos (U$S 12.984.484).

La privatización, la segunda desde que pasó a manos estatales durante la gestión del ex gobernador Sergio Montiel, debió hacerse sin la planta de 109 empleados que tuvo en su momento.

Los privados toman el mando del hotel y también del casino por 30 años y a cambio pagarán un canon mínimo al Estado: habrá un canon por el hotel y otro por la explotación del juego.

En el primer caso, se trata de una cifra de 30 mil pesos (U$S 9.738) por mes, monto que se irá incrementando hasta que a partir del cuarto año será del 10 % del resultado bruto por la venta de habitaciones, con un mínimo mensual garantizado de 45 mil pesos (U$S 14.607). En el segundo, el canon a pagar es el equivalente al 31 % del resultado bruto, con un mínimo mensual de 300 mil pesos (U$S 14.607).

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook