Edición Latinoamérica
18 de Agosto de 2019

Podría decidirse por medio de un plebiscito público

Argentina: analizan regular el horario del casino de Bariloche

(Argentina).- El concejal Andrés Martínez Infante, quien presentó el proyecto de ordenanza para regular los horarios del casino, reconoció que existe la posibilidad de llamar a un plebiscito para que la población defina la situación del Casino de Bariloche.

Si lo plebiscitáramos, quizá el resultado llevaría a una decisión más drástica de la que estamos proponiendo nosotros”, aseguró en relación al proyecto de regulación de los horarios de funcionamiento de la casa de juegos. Además, se basó en la experiencia de la región, con el reciente plebiscito de Villa La Angostura, donde la población no admitió la llegada de una sala de juegos.

Ayer se produjo una importante reunión en el Concejo Deliberante y se comenzó a buscar un acuerdo que evite mayores conflictos.

Luego de recibir la información solicitada al gobierno provincial sobre el contrato que mantiene con Worest, y con un dictamen favorable de la asesoría letrada del órgano deliberativo, desde el 20 de noviembre pasado, que confirma que el municipio puede regular el horario de funcionamiento del Casino, el Concejo volvió a la carga con el proyecto presentado por Martínez Infante.

Prueba de ello es que ayer a las 10 de la mañana los ediles se reunieron en la Comisión de Gobierno y Legales, presidida por la concejal Guillermina Alaniz, con los sectores involucrados en la problemática. Las dos Juezas de Familia, tres Asesoras de Menores y un miembro de la Pastoral Social expusieron sus argumentos ante la atenta mirada de los concejales, del Gerente de Worest, Luís Alberto Canevaro, y de un representante de los trabajadores de la casa de juegos.

Con la información en la mano, y el visto bueno de la asesoría letrada, Martínez Infante aseguró que “ahora tenemos que avanzar en definiciones respecto de la Ordenanza y eventuales modificaciones al texto original”, reconociendo que le sigue preocupando, no sólo en Bariloche, sino en toda la provincia, el crecimiento desmesurado de las casas de juego.

“Tenemos que avanzar en la regulación de los casinos, porque esta absoluta libertad está generando efectos contraproducentes en el bien común, sobre todo en los sectores de bajos recursos, que con la ilusión de multiplicar lo poquito que tienen, terminan perdiéndolo todo”, afirmó; y comentó que al ludópata, o adicto al juego, “lo que más lo tienta son las maquinitas, que es lo más instantáneo, incluso más que la quiniela; y hay gente que cobra un plan del Estado e intenta multiplicarlo en el casino, yéndose con los bolsillos vacíos”.

Asimismo, al consultársele si era factible llamar a un plebiscito para definir la situación del Casino de la ciudad, el edil dijo que por el momento no se analizó, pero aclaró que la posibilidad existe. De hecho, adelantó: “sabemos que si hoy se convocara a un plebiscito, un gran porcentaje de la población se manifestaría en contra de la existencia del Casino con esta libertad, porque hay mucha gente que está preocupada y que no ve al Casino como una fuente de recursos para Bariloche. Si lo plebiscitáramos, quizá el resultado llevaría a una decisión más drástica que la que estamos proponiendo nosotros”. Por ese motivo, confía en que llegará a una definición con la empresa, sin mayores conflictos.

“Me llamó poderosamente la atención la dimensión que tomó el proyecto, porque simplemente canalizamos un planteo que, con angustia, nos hizo llegar la gente del Poder Judicial al visualizar lo que estaba ocurriendo”, dijo Martínez Infante, e indicó que luego de esta propuesta surgieron iniciativas similares en otras ciudades: “Tenemos que escuchar el reclamo de la gente que nos está pidiendo que analicemos este tema”, consideró.

Finalmente, como otra consecuencia de la propuesta, “y en virtud de los antecedentes que tenían”, notó un cambio de actitud de la empresa: “hace varios años hubo una ordenanza que preveía que pagaran una tasa mucho más importante, y la empresa planteó la inconstitucionalidad. Ahora que nosotros empezamos a ver el tema de los horarios, ellos mismos nos reconocieron que era muy poco lo que estaban tributando en relación a los ingresos; y después, firmaron un convenio con el municipio por el cual están donando dinero”. Sin embargo, tanto Martínez Infante como Guillermina Alaniz alertaron que una cosa es lo que tributan, y otra, totalmente diferente, es el horario en el que funcionan: “acá no está en discusión la tasa”, explicaron.

Andrés Martínez Infante presentó un proyecto de ordenanza para limitar el horario de funcionamiento del casino local, autorizando su apertura únicamente desde las 21 hasta 5 de la mañana, pretendiendo combatir la ludopatía y evitar que las personas de bajos recursos dejen sus escasos ingresos en el casino.

En sus argumentos, se informa que actualmente la flamante sucursal de calle España, una de las tres que posee la empresa, funciona entre las 14 y las 5 de la mañana, mientras que las otras dos abren sus instalaciones a las 10 de la mañana, permaneciendo abiertas hasta las 4 de la madrugada.

En un extenso dictamen, el 20 de noviembre del 2006, Federico Lutz, Asesor Letrado del Concejo Deliberante, no objetó el proyecto propuesto por Martínez Infante, y aseguró que la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, se inscribe en una línea de precedentes que de manera constante, uniforme y pacífica, ha estimado que la reglamentación de los juegos de azar es una materia propia del derecho local, calificada como una temática “exclusiva” o “privativa” de ese ámbito. “En ella se puntualiza que el Congreso Nacional al sancionar el Código Civil, artículos 2055 y 2069, reconoció a las autoridades locales el derecho de reglamentar el juego”, aseguró.

Además, afirmó que la reglamentación y la forma de ejercicio de todas las disposiciones concernientes a la moralidad pública son de competencia de las autoridades locales y que “se puede concluir por caso que este derecho constitucional (de tercera generación según reiterada doctrina) incorporado al artículo 42° de la Constitución Nacional tutela la “salud pública” general, esfera de derechos y garantías que debe ser privilegiada frente a la invasión que pudiere formularse sobre otros derechos individuales (ya no generales) como el de “libre comercio o ejercicio de industria lícita” (Casino) dispuesto por el artículo 14° de la Constitución Nacional. Que sin duda la latente (por incertidumbre científica) posibilidad de afectar a la población con la epidemiología naciente del juego patológico es un hecho que debe ser adecuadamente conducido”.

Por último, dictaminó que debe existir una sana convivencia de derechos, privilegiando siempre, primariamente, a los derechos de alcance general.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook