Edición Latinoamérica
10 de Julio de 2020

España

Aprueban en Madrid la operación de apuestas por Internet

(España).- El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó el reglamento que regula las apuestas, que incluye las referidas a acontecimientos deportivos, de competición o de otro tipo previamente determinado, y permite a las empresas del sector comercializar el juego de bingo y casinos por Internet.

A

demás, el reglamento impide la participación a menores de edad y a personas inscriptas (voluntaria o por sentencia judicial, bien en primera persona o a través de familiares) en el Registro de Prohibidos del Juego autonómico, donde tienen cabida, por ejemplo, ludópatas e incapacitados legalmente. En rueda de prensa, la consejera de Hacienda, Engracia Hidalgo, explicó que el decreto ha sido informado favorablemente por el Consejo de Estado, órgano consultivo que lo considera “totalmente ajustado a Derecho y no ha hecho ninguna observación sustantiva”.

Hidalgo destacó que, al sacar adelante esta norma, Madrid es “una de las primeras” comunidades autónomas en regular esta modalidad de juego, llenando así el “gran vacío legal” que existe en esta materia y dando “seguridad jurídica y transparencia” a los ciudadanos que quieran hacer apuestas.

Desde la entrada en vigor del reglamento, las empresas que lo deseen y cumplan con los requisitos marcados por la Administración regional podrán ofrecer apuestas desde un euro, o fracción en las apuestas combinadas, sobre acontecimientos deportivos o cualquier otro tipo de evento de resultado incierto.

La organización y comercialización de las apuestas requerirá autorización administrativa, que se concederá por períodos renovables de cinco años siempre y cuando se cumplan los requisitos fijados. La norma permite hacer apuestas a través de medios o sistemas informáticos, interactivos o de comunicación a distancia, tales como Internet o telefonía.

Las empresas autorizadas deberán establecer un procedimiento para la formalización de las apuestas en condiciones de seguridad y máximas garantías, de modo que la operativa de acceso establecerá un registro de usuarios que impida el acceso al sistema a los menores y a personas que hayan solicitado su inclusión en el Registro de Prohibidos de la Comunidad de Madrid, en el que figuran actualmente más de 15.000 ciudadanos. Están vetados igualmente para participar los titulares y empleados de las empresas comercializadoras de las apuestas y los participantes directos en los acontecimientos objeto de las apuestas.

Además, abre la puerta a que las empresas del sector del juego autorizadas por la Administración regional puedan desarrollar en Internet o a través de la telefonía móvil los juegos recogidos en el “Catálogo de la Comunidad de Madrid” (máquinas recreativas, juegos del bingo y los permitidos en los casinos).

El reglamento prohíbe expresamente ofrecer apuestas que atenten contra los derechos y libertades, el derecho al honor, la intimidad personal y familiar, la propia imagen o la especial protección de la juventud y la infancia. Además, no permiten apuestas que se fundamentan en eventos prohibidos o acontecimientos políticos o religiosos.

En función del lugar en el que se formalicen las apuestas, las publicidades podrán ser internas (las que se desarrollan en el sitio donde se celebra el acontecimiento) o externas (fuera del mismo). Además, se contemplan tres modalidades diferentes de apuestas a realizar en la región: mutuas (la suma de lo apostado se distribuye entre los acertantes de un resultado y el fondo destinado a premios no podrá ser inferior al 70% del total de las cuantías apostadas), de contrapartida (el participante hace una apuesta y el premio se obtiene de multiplicar el importe de los pronósticos ganadores por el coeficiente que la empresa haya validado previamente) y cruzadas (la empresa actúa como intermediaria y garante de las cantidades apostadas entre terceros).

El reglamento posibilita la publicidad controlada y ordenada en el interior de los locales y zonas de apuestas, revistas especializadas, guías de ocio, páginas deportivas o espacios deportivos en cualquier medio de comunicación. Además, abre la puerta a que el resto del juego privado pueda realizar publicidad controlada por cualquier medio de comunicación del nombre de las empresas del sector, los tipos de juegos y sus modalidades, el horario de la actividad o los servicios complementarios que ofrezca a los clientes. La publicidad de las actividades de juego en radio o televisión no podrá realizarse durante la emisión de programas o espacios especialmente destinados al público infantil.

Desde el punto de vista fiscal, la regulación autonómica establece que el tipo aplicable a esta modalidad de apuesta es del 10%, que se aplicará sobre la diferencia entre el total de las cantidades aportadas y el importe de los premios obtenidos por los participantes en el juego (Recaudado - Premios).

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook