Edición Latinoamérica
17 de Agosto de 2019

Tras el fallo por la concesión del Tattersall de Palermo

El Gobierno porteño removerá al titular del Instituto del Juego

(Argentina).- El gobierno porteño removerá al presidente del Instituto de Juegos y Apuestas y ex presidente de Lotería Nacional, Carlos Gallo, cuando se le notifique oficialmente el procesamiento que la Justicia dictó a él y a otros funcionarios, por supuestas irregularidades actualmente investigadas en la concesión del Tattersall y del Museo de Hipología, predios situados en el Hipódromo Argentino de Palermo.

A

sí lo confirmaron voceros del Gobierno de la Ciudad, que aclararon que la notificación no había llegado aún a manos del Jefe de Gobierno porteño, Jorge Telerman.

Los procesamientos, dictados por el juez federal Sergio Torres, también alcanzaron a los ex directivos de Lotería Nacional Estela Emilia Pérez, María Isabel Mateos y Daniel Néstor Fontanella, como supuestos coautores penalmente responsables del delito de defraudación por administración infiel agravada, por haberse cometido en perjuicio de la administración pública, con embargos de 400.000 pesos a cada uno.

En la causa, que tiene como querellante a la Oficina Anticorrupción, se investiga la concesión del Tattersall y del Museo por un canon muy inferior al de mercado, informaron fuentes del organismo, que depende del Ministerio de Justicia.

La denuncia de la OA había cuestionado el acuerdo entre Lotería Nacional y la Asociación Argentina de Fomento Equino, que había subalquilado a la empresa Tattersall de Palermo S.A. y al restaurante Kansas.

En el acuerdo cuestionado se prorrogó el uso de los predios por diez años, con opción a cinco más, a favor de Tattersall de Palermo, con un alquiler mensual de 12.000 pesos, según documentos firmados el 15 de mayo de 2003, una semana antes de que Eduardo Duhalde le entregara a Néstor Kirchner el mando presidencial.

Pero luego se denunció que esa cifra era demasiado baja en relación con el valor del predio, y a ello se sumó un informe de la Sindicatura General de la Nación, que se advirtió que el Tattersall es "un espacio excepcional, probablemente único en Buenos Aires, cuyo valor locativo no está sujeto a las valoraciones normales del mercado".

En la causa constan estimaciones que ubican el alquiler adecuado en 40.000 pesos por mes para el restaurante Kansas y 30.000 para el Tattersall de Palermo.

Quien denunció el asunto ante la OA fue el ex legislador porteño Marcelo Gey, y la Lotería Nacional, ya con nuevas autoridades, comenzó a investigar. Casi tres años después y tras un dictamen del Onabe, que administra los bienes del Estado, decidió cambiar el monto del canon y elevar la suma de 12.000 a 70.000 pesos.

En mayo pasado, Lotería Nacional inició un juicio de desalojo a los concesionarios del Tattersall, aunque en aquel momento se especuló que lo que se buscaba era un mejor acuerdo. "Evidentemente, al pactar la suma de 12.000 pesos en concepto de alquiler mensual, Lotería Nacional percibió un monto indiscutiblemente ínfimo con relación a las características del predio locado", sostuvo Torres en su resolución.

La OA denunció, además, que el predio se subalquilaba con otros fines a los establecidos por el contrato de locación original de 1994. Por ejemplo, el predio del Museo de Hipología -destinado a la venta de caballos- se usó como restaurante y salón de eventos.

La concesión del Tattersall se hizo sin licitación previa y la mediación que la precedió fue consecuencia de una serie de juicios cruzados entre Lotería, Jorge Bernstein, dueño de Tattersal SA, y Carlos Dermidjian, que explota Kansas.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook