Edición Latinoamérica
15 de Julio de 2020

Tras las restricciones impuests en los mercados internacionales

Las casas de apuestas británicas se instalarán en España este año

(España).- Las casas de apuestas británicas buscan nuevos mercados, tras el revés que les supuso la prohibición en Estados Unidos del juego por Internet.

L

as empresas que no tienen una absoluta dependencia del mercado norteamericano, como la austriaca Bwin, que sólo recauda el 22% de sus apuestas en aquel país, o Sportingbet, que tiene allí el 60% de la facturación, buscan nuevos horizontes.

En mayor o menor medida, todo el sector del juego online ha sufrido las consecuencias de las restricciones de los Estados Unidos. En medio de esta crisis, el Gobierno británico estudia renovar su legislación para atraer a sitios de apuestas que en la actualidad residen en paraísos fiscales como Gibraltar (PartyGaming) o en las islas Vírgenes (888 Holding).

La claridad legal británica con el negocio privado de las apuestas contrasta con la de otros países de la Unión Europea, que van desde la prohibición absoluta (Francia e Italia, que lo consideran un monoplio estatal) a la pasividad (España).

Estos países no impiden que sus ciudadanos apuesten por Internet, sino únicamente que las empresas de juego online se instalen en sus países con lo que los impuestos que pagan los apostantes se quedan en los países, como Reino Unido, donde si son legales. Es el caso de la española “Miapuesta.com”, que pertenece a la británica Sportingbet.com, o a Betfair.com, también con presencia en España.

En la actualidad, la legislación española prohíbe la instalación física de estas casas de apuestas, pero a finales de año se prevé que la situación cambie. En principio, el Gobierno vasco será el primero que concederá licencias de juego y con ello, la posibilidad de abrir locales en la calle, como los loteros actuales. Detrás de las licencias que se otorguen probablemente haya firmas británicas asociadas a vascas. Es el caso de la inglesa Betfred con la vasca Ekasa.

A la iniciativa del Gobierno vasco le van a seguir otras comunidades que tienen competencias sobre el juego. Son los casos de Andalucía, Cataluña y Madrid, donde al parecer concurrirá la firma británica Stanleybet y la clásica William Hill.

El pasado año, las apuestas por Internet recaudaron en España 255 millones de euros, un 150% más que en 2004. Los sitios de juego en red han formado en España una asociación nacional para pedir una reforma legislativa y la liberalización del mercado de apuestas.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook