Edición Latinoamérica
19 de Octubre de 2020

Alrededor de 600 bingos funcionan por permisos judiciales

Brasil: Operadores de bingo se unen para presionar al Congreso

(Brasil).- Cerca de 350 empresarios del sector de bingos se unieron para, a partir del mes de agosto, intentar convencer al Congreso Nacional de que se discuta la regulación de esa actividad en Brasil, ya que los bingos que funcionan actualmente tienen permisos judiciales u operan ilegalmente.

E

n este momento, alrededor de 600 salas de bingo operan en el país por medio de permisos judiciales o basándose en legislaciones específicas de algunos Estados brasileños.

Desde 2001, cuando la Caixa Económica Federal dejó de autorizar el funcionamiento de esos establecimientos, estos quedaron sin regulación. Quien ya estaba en el sector fue a buscar el apoyo de la Justicia para continuar funcionando.

Otro golpe contra los bingos sucedió en febrero de 2004, cuando el presidente Luiz Inácio Lula da Silva prohibió el funcionamiento de bingos y máquinas tragamonedas, como reacción a la crisis generada por la divulgación de un video en el cual el ex subjefe de la Casa Civil de la Presidencia, Waldomiro Diniz, pedía soborno a un empresario de bingo.

En el Estado de San Pablo, 200 bingos funcionan por medio de permisos judiciales. “No queremos trabajar más de esa forma, queremos ser tratados como una actividad cualquiera, que crea empleos y paga impuestos”, afirma Carlos Eduardo Canto, presidente de la Federación Brasileña de Bingos y también del Movimiento Pro-Bingo.

Los bingos, según informa, emplean cerca de 120 mil personas en el país. En el Estado de San Pablo, esos establecimientos tienen cerca de 30 mil funcionarios. “Ese sector no sirve para hacer lavado de dinero ni está envuelto con el crimen, como muchos afirman. Existen familias enteras en ese negocio. Mis hijos eran socios de mis bingos en Paraná, que ahora están cerrados”.

El gobernador de Paraná, Roberto Requião (PMDB), según informa, está en contra de la actividad. “Perdí cerca de R$ 2 millones (U$S 908.339) en inversiones”.

El presidente del Movimiento Pró-Bingo dijo que la mayoría de los diputados está a favor de la actividad. “Tenemos que resolver esa situación lo más rápido posible, pues el gobierno precisa entender que los bingos no van a acabar en el país y que, con la regulación, el país sale ganando, ya que va a disminuir el funcionamiento de establecimientos de forma ilegal”. Por sus cálculos, mil casas de bingo pueden generar cerca de R$ 2,5 billones (U$S 1,13 mil millones) de impuestos anuales.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook