Edición Latinoamérica
30 de Octubre de 2020

España

No han comenzado las obras del casino de Castellón, en Valencia

(España).- La Generalitat fijó para el 24 de enero de 2007, el plazo para la apertura del casino de Castellón, según publicó el Boletín Oficial. El Grupo Orenes, al que se adjudicó la instalación y explotación, señaló en la presentación de su proyecto un plazo de diez meses para la ejecución de las obras.

O

renes escogió el puerto como lugar para ubicar su casino. Un tinglado, que debería reconvertirse respetando los elementos arquitectónicos que lo han hecho merecedor de una protección, pertenece a la Autoridad Portuaria que lo adjudicó, en concesión administrativa a Puerto Azahar, sociedad formada por Lubasa, GyC y PGP, de la que, posteriormente, se desvinculó GyC.

Antes de la presentación de la oferta, Orenes llegó a un acuerdo con Puerto Azahar para el alquiler del tinglado, en el caso de que le fuera adjudicado el casino. A partir de ahora, ha de ser la concesionaria titular la que debe comunicar a la Autoridad Portuaria cuál es el proyecto a desarrollar en el espacio de la concesión.

Fuentes de la Consejería de Economía, adjudicataria de la explotación, sostienen que no hay problemas en un proyecto que, en cualquier caso, ha tenido que corregir algunas deficiencias detectadas por la Administración. Según las mismas fuentes, el proyecto modificado ya ha sido presentado tanto a Economía como al puerto de Castellón. Sin embargo, la dirección de Port Castelló desconoce, oficialmente, la futura instalación del casino en sus dependencias, tal como afirmó el presidente de la Autoridad Portuaria, Juan José Monzonís, en la última reunión del consejo de administración.

Fuentes de Port Castelló ya aseguraron que el plan de usos del puerto establecía una calificación de terciario para las atarazanas compatible con la instalación de un casino. Sin embargo, otras fuentes mantienen sus dudas respecto a la valoración que hará puertos del Estado de la conveniencia de ubicar un casino en suelo público. Esta argumentación está fundada en una interpretación rígida de los usos establecidos y en el hecho de que Puertos del Estado ya echó atrás un proyecto en otro espacio en el que se pretendía abrir un complejo hotelero.

En cualquier caso, Orenes cuenta con seis meses para la apertura del casino en un edificio que ha de ser rehabilitado totalmente.

El hecho de que las obras aún no se hayan iniciado tres meses después vaticina un retraso, que se puede agravar teniendo en cuenta que la Autoridad Portuaria, titular del espacio en el que se levantará el casino, aún no tiene comunicación oficial de la apertura de este establecimiento y que el suelo portuario tiene los usos restringidos.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook