Edición Latinoamérica
20 de Agosto de 2019

Apuestas ilegales en Argentina

Empezó a aplicarse la nueva ley contra el juego clandestino

(Argentina).- Las apuestas clandestinas de juegos de azar son, a partir del último viernes 30 de junio, pasibles de penas de arresto o multas, tanto para los explotadores de la actividad como también para los eventuales clientes.

L

a medida se encuadra dentro de la Ley Provincial 13.470, de reciente sanción, que el viernes comenzó a aplicarse en Junín. Hasta el jueves eran sancionadas solamente las personas que obtenían el rédito comercial, pero una de las tantas variantes impuestas en la flamante normativa incorpora a los ocasionales apostadores como actores del delito.

Junto con la ley se creó un registro de contraventores dentro del estatuto provincial de Loterías y Casinos, que servirá de consulta a las municipalidades para determinar si el infractor es reincidente en el ilícito y, en ese caso, emplear un castigo más severo.

En el caso de que se detecte un local explotando el juego ilegal, la comuna debe clausurarlo y el juez que interviene tiene la facultad de dictaminar el cierre del lugar por 180 días. Después de decretada la clausura del local, el municipio no puede volver a habilitar al dueño para ninguna otra actividad comercial por un período de tres años.

También rigen fuertes puniciones para los que capitalizan el juego de azar de forma encubierta fuera de un negocio o inmueble, visitando a la clientela casa por casa.

Los organismos de control son la Policía y el Instituto de Loterías y Casinos, mientras que los estamentos de ejecución son los juzgados competentes en cada jurisdicción. Los correccionales en el caso de Junín y de Paz en las localidades vecinas.

Para el titular de la Comisaría Primera, capitán Marcelo Arigüel, esta nueva ley no acompleja ni facilita la actividad policial respecto de cómo se venía trabajando hasta ahora.

“No sé si es mejor, para mí la tarea que va a tener que desempeñar la Policía es similar a la de siempre, con la salvedad de que antes el que jugaba era tomado como testigo del hecho, mientras que ahora es considerado un infractor más. Se amplió el espectro, nada más”, señaló Arigüel.

El uniformado también reveló que todas las personas que sean encontradas dentro de un inmueble donde se desarrollan apuestas clandestinas, por más que no estén interviniendo, quedarán como imputadas en la causa.

“En jurisdicción de nuestra seccional, las principales bocas de salida del juego

clandestino han sido clausuradas”, aseguró Arigüel.

Por más que una ley ya la prohibía desde hace casi treinta años, la práctica de juegos de azar por fuera de la esfera legal siempre fue un problema para los estratos policiales y judiciales, amparándose en la sombra del anonimato de quien comercializa y en el guiño cómplice de éste con sus eventuales clientes.

Muchas voces de protesta se han alzado en los últimos años en contra de esta actividad, con los quinieleros oficiales a la cabeza reclamando por la competencia desleal ejercida por la clandestinidad, sin embargo nunca se consiguió desterrar esto que muchos toman como un trabajo pero que al estar fuera de la ley es un delito.

Hace veinte días alrededor de treinta quinieleros clandestinos de Junín se reunieron con dirigentes del Sindicato de Vendedores Ambulantes de la República Argentina (Sivara) para reclamar la legalización de su actividad.

Desde ese gremio se mostraron decididos a salir a pedir abiertamente lo que consideran un derecho para los denominados “levantadores de quiniela”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook