Edición Latinoamérica
11 de Julio de 2020

El proyecto demandó una inversión de casi U$S 370 millones

La reina Isabel reabrió el renovado hipódromo Royal Ascot de Gran Bretaña

(Gran Bretaña).- El Royal Ascot se vistió el martes con trajes elegantes tras la renovación de uno de los hipódromos más famosos del mundo, valorada en 200 millones de libras esterlinas (U$S 369 millones).

M

ientras sonaba una fanfarria de trompetas, la pista fue oficialmente abierta nuevamente por la reina Isabel de Inglaterra, quien elogió la ambiciosa renovación y dijo: “Podemos esperar muchos años de carreras en un ambiente de clase mundial”.

Con una espectacular tribuna nueva para recibir a sus miembros más elegantes, la alta sociedad inició su temporada de verano al dar su aprobación a la pista, que pertenece a los bienes de la Corona.

“He estado viniendo aquí desde tiempos inmemoriales y mi primera impresión es fantástica”, opinó Peter Rowntree, uno de los 230 miembros del Club de Carreras Royal Ascot, que albergó el año pasado el derby Epsom, cuyo ganador fue el caballo Motivator. El entrenador Willie Jarvis estaba igualmente impresionado. “Ciertamente, lo han hecho bien. Es fantástico y la pista del hipódromo luce en gran forma”, dijo. El entusiasta jockey italiano Frankie Dettori, quien se hizo famoso en 1996 en Ascot al ganar todas las siete carreras, declaró: “Royal Ascot es la olimpíada de las carreras planas”.

En contraste con el largamente demorado Estadio de Wembley en Londres, la nueva tribuna y la pista renovada fueron concluidas en meses. A tiempo y dentro del presupuesto planificado, puede compararse con los mejores hipódromos de Asia, Estados Unidos y Oriente Medio.

Para los aficionados a la moda, el Royal Ascot es el mayor escaparate del calendario social. Las damas usaron sus vestidos más flamantes y sus sombreros más extravagantes en el espectáculo. Los caballeros, resguardándose del calor con sombreros de copa y frac, ingresaron en el recinto santificado del Royal, donde la entrada fue en un tiempo tan estricta que los divorciados no podían concurrir.

Los asistentes levantaron sus sombreros cuando la reina Isabel, una entusiasta aficionada de las carreras, desfiló por la pista en un vehículo descapotable. La reina Ana fue la primera monarca en darse cuenta hace 300 años de que Ascot era una región espléndida para la construcción de un hipódromo cuando corría a través del bosque, cerca del castillo de Windsor.

El recinto fue inaugurado en 1.711 y se conmemoraba cada año con la presencia de la reina Ana en el día de inauguración.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook