Edición Latinoamérica
15 de Agosto de 2020

Aplica a juegos hípicos, loterías, casinos, bingos y máquinas tragamonedas

Venezuela: La Asamblea Nacional aprobó la reforma a la Ley de Juegos

(Venezuela).- La Asamblea Nacional aprobó en primera discusión el proyecto de Ley de Impuestos a los Juegos de Envite y Azar que reportará al Fisco nacional a finales de 2007 ingresos por 300 millardos de bolívares (140 millones del dólares).

L

a explicación de los motivos de este nuevo instrumento legal la hizo el diputado Rodrigo Cabezas, presidente de la Comisión de Finanzas, encargada de elaborar el proyecto a través de una subcomisión de asuntos tributarios que encabezó el diputado Elmer García.

El impuesto será extensivo a los juegos hípicos, loterías, casinos, bingos, máquinas tragamonedas y cualquier otra modalidad de apuesta que surja en el futuro, y la función demarcada por la normativa será de regularlos. Las tasas impositivas que se estudian es aplicar un 40% de las ganancias a los casinos y bingos, un 20% a las apuestas hípicas y a las loterías, y 200 unidades tributarias por cada máquina tragamoneda, aporte que no será deducible del impuesto sobre la renta, advirtió Cabezas.

El presidente del Legislativo, Nicolás Maduro, dijo que por el momento se aprobará la colecta de tributos a las actividades de envite y zar, pero la idea en el futuro es eliminar en su totalidad dichos juegos en razón al daño moral que ocasionan a la familia, lo cual es un reto que se debe plantear la revolución bolivariana.

Advirtió, incluso, que la diputación nacional deberá enfrentar las presiones propias que el poder económico del país hará para evitar la ley. En la actualidad, los ingresos fiscales por este concepto asciende a sólo 10 millardos de bolívares (unos 500.000 dólares), por lo que Cabezas llamó la atención a que la recaudación se incrementará con creces. García agregó que en el país se juegan alrededor de tres billones de bolívares al año, lo cual revela el potencial tributario de esa actividad.

Mientras tanto, la diputada Hiroshima Bravo dejó sentado que el dinero de la recaudación irá a los programas sociales y educativos. “El Estado necesita incrementar sus ingresos, y qué mejor vía que ésta, donde se generan altos recursos”, apuntó. La ley debe ir más allá de regular la actividad de envite y azar y otorgarle al Seniat la facultad de crear una gerencia especializada en el cobro de esos impuestos, así como también se le debe dar poder a esa gerencia para imponer sanciones pecuniarias y penales, si fuese el caso, expresó el diputado Rafic Souki.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook