Edición Latinoamérica
20 de Agosto de 2019

Atenta contra los derechos de las agencias

Agentes hípicos de Puerto Rico se oponen a la instalación de tragamonedas

(Puerto Rico).- A través de una carta enviada al gobernador, agentes hípicos solicitan dejar cesante al reglamento que habilita la operación de máquinas de videojuegos en esos establecimientos. Argumentan que, con esta medida, agentes hípicos tendrán que pagar más por los premios de las máquinas poniendo en riesgo 700 agencias del país.

L

a Hermandad Puertorriqueña de Agentes Hípicos solicitó, a través de una carta, al gobernador Aníbal Acevedo Vilá que vete el reglamento que aprobó la Junta Hípica para autorizar y regular la operación de máquinas de videojuegos (tragamonedas) en esos establecimientos “porque atenta contra los derechos de los pequeños negocios que representan a las agencias hípicas del país". Asimismo solicitó una audiencia con el gobernador.

El presidente de la Hermandad, Ángel Vázquez, aseguró además que el reglamento impone cargas injustificadas y adicionales, más allá de las que ya tienen actualmente. La nueva orden obliga a los agentes hípicos a incurrir en gastos como mantener grandes sumas de dinero en las agencias para pagar los premios de las máquinas y otorga amplios poderes al Administrador Hípico para que determine el lugar de ubicación de la agencia y número de éstas.

Vázquez rechazó también, que se le obligue al agente hípico someterse a una investigación sobre su historial, que le costara una fianza de 25 mil dólares por cada cinco máquinas que opere en su agencia, y se le imponga tener que someterse a informes por cada día de carrera con el total apostado en cada máquina y el total de créditos pagados en general y por terminal. Estos informes serán adicionales a un informe mensual que debe incluir el ingreso neto de las operaciones.

También descartó como oneroso el requisito de depositar diariamente el ingreso neto en la entidad financiera que designe el hipódromo, y que recaiga en los agentes la responsabilidad de garantizar que menores de edad no entren al local y que personas no autorizadas intervengan con las máquinas.

"Es muy importante señalar que las máquinas que se pretenden colocar no le ofrecen beneficio económico alguno de sus jugadas al Gobierno de Puerto Rico. Claramente, la puesta en vigor del reglamento implicaría una carga adicional a este sector de la industria hípica. De aprobarse se estarían poniendo en riesgo más de 700 pequeños negocios", advirtió.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook