Edición Latinoamérica
22 de Agosto de 2019

Casino Club sorteó los escollos legales

Luz verde a las tragamonedas en el Hipódromo de Tucumán

(Argentina).- Tras la decisión de la Justicia, de no permitir una UTE entre el Jockey Club y la firma Casino club, el ministro de Economía provincial firmó la autorización para que la firma operadora se convierta en la entidad crediticia autorizada para operar las máquinas tragamonedas.

E

l viernes pasado, la jueza del Registro Público de Comercio, Viviana Calzetta de Vidal, rechazó la inscripción de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por el Jockey Club y la firma Casino Club, para operar 1.000 nuevas tragamonedas.

Lo que parecía una seria traba a la polémica iniciativa del Poder Ejecutivo fue superada ese mismo día por el Gobierno, ya que el ministro de Economía, Jorge Jiménez, en su condición de interventor de la Caja Popular de Ahorros, firmó una resolución para que la entidad llegue a un acuerdo con la empresa operadora a fin de avanzar con el centro de entretenimientos en el Hipódromo de Tucumán.

“No hay marcha atrás”, volvió a repetir ayer Jiménez, parafraseando al gobernador José Alperovich y confirmando el acuerdo con Casino Club. “La Justicia no frenó nada; sólo dijo que la UTE no podía inscribirse”, dijo. En aquella ocasión la jueza recordó que el Jockey Club es una asociación civil sin fines de lucro y que en esa condición no podía dedicarse a la actividad comercial para la que fue autorizada por la Caja Popular. El arreglo directo de la entidad con Casino Club subsanará ese inconveniente, ya que el nuevo operador pasó a ser la entidad crediticia.

De esta manera, Osvaldo Jaldo asumirá la intervención de la Caja Popular sin tener que poner ninguna firma para favorecer la instalación del centro de juegos en el Hipódromo. El intendente de Trancas -que tomará licencia en su cargo- asumirá mañana en un acto en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno. “Deberá trabajar para que la Caja Popular de Ahorros siga creciendo, haciendo control del gasto como se venía haciendo”, apuntó Jiménez.

Jaldo fue consultado ayer por la prensa sobre la radicación de un centro de juegos de azar. “Asumo con la decisión tomada”, aclaró el jefe municipal. Añadió que el proyecto sigue avanzando y que la Caja Popular ejercerá el control sobre las salas de juego instaladas y las que se vayan a instalar. “Se ejercerá un control riguroso”, dijo.

“No he dudado un instante” señaló Jaldo, al comentar cómo aceptó la propuesta del Gobierno de hacerse cargo de la intervención de la Caja Popular, quien indicó que también se van a realizar controles sobre las nuevas máquinas tragamonedas y que se exigirá la ejecución del proyecto “tal cual está diseñado”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook