Edición Latinoamérica
23 de Julio de 2019

Ante el decreto 299/2003

Crece la polémica en Canarias por la aprobación de cinco nuevos casinos

(España).- El Gobierno de Canarias ha asegurado a la Asociación Empresarial de Casinos de Juego que no tiene previsto sacar a concurso ninguna de las cinco nuevas licencias que ha autorizado mediante el decreto 299/2003 en la provincia de Las Palmas.

E

l secretario general de la Asociación Empresarial de Casinos de Juego, Heliodoro Giner, aseguró a este diario que "en la reunión que mantuvimos con Australia Navarro (consejera de Presidencia del Gobierno de Canarias) nos aseguró que el decreto sólo pretende planificar el juego de aquí a diez años". En la misma cita, la responsable del juego en las Islas, manifestó al ejecutivo de la patronal de casinos que "el Gobierno no tiene previsto sacar a concurso ninguna licencia de nuevas salas, de momento", según declaró Giner.

Aún así, según indicó Giner, Australia Navarro matizó que "salvo que alguna empresa del sector nos pida ir a concurso" en alguna de las zonas permitidas ahora con el nuevo decreto, que autoriza nuevas salas en San Bartolomé de Tirajana, Las Palmas de Gran Canaria, La Oliva, Teguise y Pájara. Por su parte, el Secretario General afirmó que "como la consejera nos dijo que salvo que insistemente una empresa les pidiera la apertura de una nueva sala, nos creemos que en San Bartolomé de Tirajana (concretamente en Meloneras), ese insistentemente se convertirá en un nuevo casino".

Eso, a pesar de que la Asociación Empresarial de Casinos de Juego no sólo ha recurrido el decreto 299/2003, sino cualquier concurso que publique a través del Boletín Oficial de Canarias el Ejecutivo autónomo.

Estos hechos hacen pensar que el Gobierno de Canarias incumplió la Ley del Juego de 1999, al aprobar el decreto para la creación de cinco casinos en la provincia de Las Palmas antes de remitir este documento al Parlamento regional. La Consejería de la Presidencia que dirige la popular Australia Navarro envió el borrador de decreto al Consejo Consultivo de Canarias. Este organismo respondió el pasado 17 de diciembre y no puso ninguna pega a la creación de las cinco nuevas salas de juego, pero recalcó la obligación del Gobierno de llevar el texto al Parlamento para su examen antes de su aprobación definitiva. Navarro hizo caso omiso de esta recomendación y logró que en el Consejo de Gobierno del 22 de diciembre se diese el visto bueno al decreto.

La planificación del juego depende del Ejecutivo, según los redactores del informe del Consultivo, pero en la ley canaria del juego se deja bien claro que es "ineludible" la intervención de la Cámara regional al regular esa planificación. El Consejo Consultivo había hecho la misma petición al antecesor de Navarro, Julio Bonis, cuando trató de sacar a concurso las licencias de dos nuevos casinos. El dictamen en este caso se emitió el 31 de marzo de 2003 y ante la proximidad de las elecciones de mayo, Bonis prefirió "dejar sobre la mesa" ese borrador de decreto.

Australia Navarro aseguró esta semana que el Parlamento de Canarias "había tomado conocimiento" del documento que ampara la creación de cinco nuevos casinos en Las Palmas. La consejera no mentía, pero se olvidó de precisar que ese decreto entró en la Cámara regional ya aprobado y el 14 de enero de este año.

Esta irregularidad puede ser esgrimida como nulidad en el recurso que presentará la patronal de los casinos. "No sólo acudiremos al Tribunal Superior de Justicia de Canarias para impugnar el decreto, sino que actuaremos también contra los cinco concursos que se publiquen en el BOC para la concesión de las licencias", insistió el vicepresidente de la Asociación Empresarial de Casinos de Juego, Heliodoro Giner, quien junto al presidente de esta patronal, Ángel María Escolano, se entrevistó el pasado lunes con Australia Navarro.

El Partido Socialista Canario-PSOE, a través del portavoz de su grupo parlamentario, Hernández Spínola, denunció ayer que "el Parlamento no ha intervenido nunca" en la planificación del juego, como dio a entender la consejera Australia Navarro el pasado lunes. El grupo parlamentario socialista anuncia para la próxima semana una serie de iniciativas en la Cámara regional contra el decreto, ya según los jurisitas consultados, "tiene una serie de irregularidades porque no fue remitido al Parlamento para su examen", y puede ser perfectamente anulado tras su aprobación el pasado 22 de diciembre.

En contrapartida, el presidente del Partido Popular (PP) de Canarias, José Manuel Soria, había afirmado el martes que cree "mucho en la competencia en determinados sectores donde no es bueno que haya posiciones" dominantes, como podría ser el del juego, en referencia a la posibilidad de que se abran cinco casinos en la provincia de Las Palmas.

Para Soria, "todo lo que sea introducir competencia, son posiciones perfectamente asumidas por mi partido", aunque recordó que este asunto es competencia del Gobierno de Canarias. El presidente de los populares canarios, mostró su sorpresa porque "haya quien apoya el juego sólo para que haya uno o dos o tres, y no para que haya diez o veinte". Las declaraciones de José Manuel Soria respaldan a las realizadas el pasado lunes por la consejera de Presidencia y Justicia, María Australia Navarro, quien afirmó que "pensamos en la riqueza de todos los canarios y no en la de unos pocos, que cuando reflexionen, aceptarán" la nueva normativa.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook