Edición Latinoamérica
23 de Agosto de 2019

Proyectan un nuevo casino en el Tigre

Mientras buscan asociarse con inversores para alcanzar los 25 millones de dólares necesarios para comenzar las obras, el Grupo Salpe anunció su intención de abrir un hotel casino en la localidad de Tigre, Provincia de Buenos Aires.

E

l grupo desarrollador argentino Salpe tiene en carpeta la construcción de un hotel cinco estrellas, con casino, en la zona del Tigre. El establecimiento de 250 habitaciones tendrá una sala de juego y funcionará dentro de la urbanización Marinas Golf. La inversión estimada rondaría los 25 millones de dólares.

Para concretar el plan, la sociedad, encabezada por el empresario Jorge Ignoto, negocia para sumar inversores al proyecto. Aunque desde hace varios meses los directivos de Salpe se vienen reuniendo con diferentes interesados, dicen que el que habría sacado una pequeña ventaja para desarrollar el complejo es un consorcio conformado por la cadena hotelera española Sol Meliá y la firma especialista en juegos de azar Casino Madrid.

La idea que tiene Salpe es que el mismo grupo que se haga cargo de poner gran parte de los 25 millones de dólares que demandará el proyecto sea el que administre el negocio. La empresa pondrá el terreno.

Es que el hotel, que tendría unas 250 habitaciones, estará ubicado dentro de las 40 hectáreas donde se levanta la urbanización Marinas Golf, un complejo de tres torres de 15 pisos con puerto para 400 barcos e infraestructura deportiva propiedad de Salpe. El complejo hotelero tendrá su entrada principal por la ruta 27.

";El delta del Tigre es uno de los lugares más lindos que tiene la Argentina aunque no está bien explotado, entre otras cosas, porque no hay buena infraestructura hotelera";, dice Ignoto, presidente de Salpe.

Cuando el proyecto sea realidad se convertirá en el primer alojamiento de categoría en abrirse en la zona luego de la desaparición del Tigre Hotel, que abrió sus puertas en 1890. La sala de juegos, por su parte, tendrá un duro rival: Trilenium, el casino del grupo Soldati y Boldt que funciona a pocos minutos de distancia.

A pesar del entusiasmo que muestra por su nuevo emprendimiento, el empresario decide ser cauteloso a la hora de hablar de plazos. ";Los potenciales inversores están muy interesados en el proyecto y creen en su rentabilidad. Sin embargo, tienen cierto temor por la seguridad jurídica que le ofrece el país. Habrá que seguir conversando";, aclara.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook