Edición Latinoamérica
12 de Mayo de 2021

En pleno proceso de apertura y regulación

Una invasión de apuestas deportivas revolucionó el fútbol brasileño

Una invasión de apuestas deportivas revolucionó el fútbol brasileño
El Palacio de Planalto estima que la recaudación rondaría entre R$ 4.000 millones y R$ 10.000 millones solo con la reglamentación de las apuestas.
Brasil | 18/02/2021

Los sitios de apuestas online en el extranjero están en pleno auge en Brasil: los clubes se vuelven vidrieras para las marcas internacionales y el Gobierno prepara reglas para el segmento. En una nota publicada por O Tempo, el principal periódico de Minas Gerais, especialistas de diversas áreas hablan del tema y analizan el fenómeno.

L

a responsabilidad de la reglamentación de la Ley 13.756 de 2018 —sancionada en el final del Gobierno de Michel Temer—, que autoriza las apuestas deportivas en el país es de la SECAP/ME. Según el secretario actual, Waldir Eustáquio Marques Júnior, la reglamentación debería salir en julio de este año.

“Las apuestas deportivas tienen algunas particularidades que las diferencian de las loterías tradicionales, y requisitos muy estrictos en materia de tecnología que deben estudiarse a fondo, como la integridad del deporte, la prevención del lavado de dinero, la prevención de patologías de jugadores vulnerables”, afirmó Marques.

“La norma será concisa en materia de prevención del lavado de dinero, control de manipulación de los resultados y seguridad de la información”, anticipó el subsecretario de la SECAP.

Para el abogado especializado en derecho del deporte Eduardo Carlezzo, el Gobierno debe ser más rápido en la reglamentación. “El Gobierno debe acelerar este proceso y autorizar cuanto antes el modelo de concesión. Este tema está muy atrasado. Ya hubo un idea y vuelta sobre la propuesta del sistema que se adoptará y, con eso, se perdió un tiempo preciado. Además, hay un mercado ilegal que prolifera ampliamente en el país, y estamos perdiendo la oportunidad de generar empleo y recaudación impositiva para el Gobierno", destaca el abogado.

El Palacio de Planalto estima que la recaudación rondaría entre R$ 4.000 millones y R$ 10.000 millones solo con la reglamentación de las apuestas, sin contar los impuestos sobre la actividad. Según Marques, la gestión anterior estuvo muy cerca de aprobar un régimen que preveía la posibilidad de que las empresas explotaran el sector mediante el régimen de autorización.

Ahora, la SECAP/ME trabaja con la idea de la concesión. La Secretaría ya publicó dos borradores del decreto en septiembre de 2019 y en febrero de 2020, lo cual marca una dirección. El último texto establece un régimen de concesión para la explotación del servicio, y se otorgarían solo treinta licencias mediante licitación.

“Necesitamos una reglamentación a la altura de las mejores del mundo. No puede defender los intereses locales de manera aislada. Las apuestas deportivas deben hacerse dentro de parámetros muy bien definidos. Hay que saber cuáles son las empresas que tienen la concesión. Se debe analizar muy claramente el origen del crédito de esas empresas", destacó el abogado especializado en derecho del deporte, André Sica.

En este marco, los sitios de apuestas aguardan la reglamentación. Buena parte de ellos ya tiene un plan para adecuarse a las normas brasileñas. Para Hans Schleier, director de mercadeo de Casa de Apostas, la nueva legislación es fundamental para el futuro del mercado.

"No hay ventajas en los mercados regulados. Solo desventajas, tanto para las empresas como para los apostadores. Enfatizo en que las empresas de sitios de apuestas son las más interesadas en esta reglamentación", afirma Schleier. Actualmente, Casa de Apostas patrocina a Botafogo, Bahia y Santos. La empresa dice que está analizando el mercado para ampliar la cartera de clubes.

Pero sin una reglamentación en el país, un sitio hospedado en Brasil que promueve apuestas deportivas podría estar incurriendo en un delito. Es una contravención penal, ya que la ley brasileña solo considera legales a los juegos administrados por Caixa y a las carreras de caballos.

Además de los patrocinios directos de las casas de apuestas deportivas, los clubes brasileños también se beneficiarán con el volumen directo que mueve el juego en su totalidad. Según la Ley 13.756, sancionada a fines de 2018, los equipos tienen derecho al 3 % del volumen recaudado con este tipo de apuesta, del cual el 2 % proviene de apuestas hechas en tiendas físicas y el 1 % de manera virtual (consulte, a continuación, cómo quedaría la distribución para las apuestas en línea).

En un escenario optimista en que las apuestas deportivas generen R$ 10.000 millones por año, los clubes podrían repartirse, como mínimo, R$ 300 millones. Actualmente, sin una reglamentación, las entidades deportivas no se llevan ni un centavo.

Para el abogado especializado en derecho del deporte, André Sica, los valores de las apuestas deportivas no cambiarán el estado del fútbol brasileño. “Los valores serán una nueva fuente de ingresos de los clubes, pero no se puede esperar que sea tan disparatada como para cambiar el nivel del fútbol brasileño. Lo que cambia el nivel es la gestión, con la apertura del mercado a inversores extranjeros, la materialización de clubes-empresas", destaca.

Además, hay otro punto importante que debe analizarse: la negociación entre clubes y casas de apuestas por el uso de las marcas; algo que aún no está claramente definido y debe ser explicitado en la futura reglamentación.

Un punto crucial en el proceso de reglamentación de apuestas en Brasil: combatir la manipulación de los resultados. “Es necesario que exista una autoridad pública federal con capacidad para fiscalizar las operaciones de las empresas y que pueda actuar en estrecha cooperación con las autoridades policiales y el Ministerio Público”, pondera el abogado Eduardo Carlezzo. En la práctica, la manipulación de los resultados mina el mercado. A menor credibilidad, menor cantidad de apostadores.

El también especialista André Sica concuerda con su colega. “Debe haber (en la reglamentación) un control bastante estricto de la integridad del deporte para evitar artimañas en los resultados de las partidas. Para ello, se necesita una pena muy severa y una investigación muy fuerte. Estoy a favor de esta actividad, porque le aportaría mucho crédito al mercado en su totalidad, como ya ocurre en otros. Pero, debemos actuar de manera diligente y correcta", ponderó.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.