La merma rondaría el 15% respecto al año pasado

Argentina: gremialistas advierten una caída en la actividad del Casino de Mar del Plata

El que se adjudique la concesión de las máquinas en el Casino Central de Mar del Plata (foto), uno de los principales de la provincia de Buenos Aires, deberá invertir para mejorar el lugar y eso significará un impulso en el sector.
18-06-2018
Tiempo de lectura 3:03 min
El presidente de la Asociación de Empleados de Casinos Nacionales, Daniel Méndez, y el secretario general de la Asociación Empleados Administración Maestranza de Casinos, Roberto Páez, aseguran que no hay inversión del Estado y esperan que la licitación de las máquinas tragamonedas sea un impulso.

La actividad en el Casino Central de Mar del Plata es una de las afectadas por la caída del movimiento económico en general. Según las estimaciones de los gremios del sector, la merma en la concurrencia del público está entre un 10% y un 15% en comparación con la misma época del año pasado. De esta manera, se presenta un panorama “complicado” para los meses que vienen y queda la esperanza de que la licitación de los tragamonedas tenga un efecto positivo en la actividad.

El presidente de la Asociación de Empleados de Casinos Nacionales, Daniel Méndez, admitió que la actividad está “resentida”. “La actividad disminuyó. Ha bajado el movimiento y se nota, como sucede en otras actividades”, aseguró en declaraciones al diario local La Capital.

El gremialista señaló que se nota “menos movimiento de gente” en el Casino de Mar del Plata y que a la hora de hacer una comparación, la merma estaría “entre un 10% y un 15%”.

La baja en la cantidad de gente que concurre al Casino no sólo repercute en la recaudación, sino que tiene un efecto en los trabajadores, al disminuir los montos de propina. La caja de empleados, como se llama a lo recaudado en concepto de propina, está en el mismo valor que el año pasado. “Todos los años se va actualizando, pero este año se mantuvo igual. Es el mismo monto que en 2017 así que si comparamos con lo que creció la inflación, hay una diferencia importante”, apuntó Méndez.

El sindicalista aseguró que uno de los aspectos que influye en la caída de la actividad, más allá del contexto económico en general, es la “falta de propuestas que tiene el lugar”, a excepción del juego. “Hay otros casinos que tienen espectáculos, propuestas gastronómicas, algún show, entonces la gente entra y se queda”, señaló.

“Falta inversión. El estado se retiró de toda inversión en el Casino. No destina plata a mejorar ese aspecto”, destacó Méndez.

En ese sentido, genera expectativa la licitación pública de las máquinas tragamonedas. El gobierno bonaerense dispuso que el 28 de junio se abrirán los sobres con ofertas para la explotación por el plazo de 20 años de 3.860 máquinas tragamonedas que funcionan en el distrito. El que se adjudique la concesión de las máquinas en el Casino de Mar del Plata deberá invertir para mejorar el lugar y eso significará un impulso en el sector.

“De no ser por la apertura de sobres de la licitación, el panorama para los meses que vienen es complicado”, pronosticó. La licitación involucra a la contratación de un servicio integral para los casinos estatales Central de Mar del Plata, Anexo III de Mar del Plata (Hermitage Hotel), de Miramar, Monte Hermoso, Pinamar, Tigre y Tandil.

El plazo de concesión también especifica el control online de las máquinas electrónicas de juegos de azar y la remodelación, construcción y/o cesión, y puesta en valor de las distintas salas de juego y servicios complementarios a la actividad lúdica.

En la misma línea se manifestaron desde la Asociación Empleados Administración Maestranza de Casinos (AMS). Su secretario general, Roberto Páez, aseguró que hay “una caída en general”. “Se nota tanto en la menor cantidad de gente que va como en el volumen de juego. Si bien los fines de semana largo levanta un poco, aunque no como otros años, después se cae. En la semana va muy poca gente”, remarcó. Respecto al porcentaje de la caída, coincidió con Méndez en que estaría “entre un 10 y un 15% en comparación con el año pasado”.

El gremialista también lamentó la falta de inversión que se ve en el lugar. “No se pone un peso en nada. Sólo se gasta lo mínimo indispensable”, afirmó. En ese sentido, destacó que “hay muchos apostadores que van a casinos privados y cuentan con muchos más servicios”.

Ante este panorama, el titular de la AMS pronosticó un invierno complicado. “Uno quisiera ser optimista pero la realidad nos lleva a ser pesimistas. Creemos que va a haber una profundización de la crisis”, auguró.

Asimismo, tanto Méndez como Páez se refirieron a la actualidad de los empleados del Casino y destacaron que a pesar de un contexto complejo, se confirmó el pase a planta permanente de 300 trabajadores.

Fuente: La Capital de Mar del Plata.
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS