Según la AGA

Los ingresos del juego en los Estados Unidos registraron su mayor recaudación en febrero, con US$ 4.390 millones

07-04-2022
Estados Unidos
Tiempo de lectura 3:44 min

Los ingresos del juego comercial en los EE.UU. han seguido batiendo récords en 2022, con el mes de febrero más taquillero de la historia. Fue impulsado por el crecimiento continuo de los ingresos de las slots y la fuerza sostenida de las apuestas deportivas y el juego online, según el Rastreador de Ingresos del Juego Comercial de la Asociación Americana de Juego (AGA, por sus siglas en inglés), actualizado el martes.

En febrero, los ingresos combinados del juego comercial procedentes de los casinos terrestres, las apuestas deportivas y el juego por Internet alcanzaron los US$ 4.390 millones, un 16,1% más que en febrero de 2020 -el último mes completo de operaciones de los casinos antes de la pandemia- y un 35,9% más que hace un año. En una comparación mensual, los ingresos cayeron un 3,1%, ya que las ganancias de las apuestas deportivas se redujeron casi a la mitad en comparación con enero. Febrero también marcó 12 meses consecutivos con US$ 4.000 millones o más en ingresos, algo que no había ocurrido antes de 2021.

Por lo tanto, en 2022 se ha producido el inicio de año más rápido de la industria, con US$ 8.920 millones en ingresos por juego comercial generados en los dos primeros meses, lo que supone un aumento de más del 19% respecto al récord anterior establecido en 2020. Tras un 2021 sin precedentes, los ingresos del juego comercial en Estados Unidos en enero alcanzaron los US$ 4.430 millones, el comienzo de año más rápido de la industria.

Dieciocho de los 27 estados de juego comercial que estaban en funcionamiento hace dos años vieron un crecimiento de los ingresos a partir de febrero de 2020. Sólo cinco están por detrás de su ritmo de ingresos por juego al inicio de 2020: Kansas (-11,7%), Luisiana (-2,3%), Nuevo México (-6,4%), Oklahoma (-5,2%) y Rhode Island (-13,3%). La menor ganancia de los dos casinos de Rhode Island refleja, en gran parte, el entorno altamente competitivo de Nueva Inglaterra después de la apertura del Encore Boston Harbor en junio de 2019, mientras que los casinos de Kansas siguen sintiendo el impacto de la competencia añadida de una nueva instalación de juego tribal cerca del mayor casino comercial del estado.

Los niveles de visitas a los establecimientos de juego se mantuvieron prácticamente sin cambios con respecto a los últimos meses, con admisiones en Illinois, Iowa, Luisiana, Mississippi y Missouri que aumentaron en promedio un 21,8% con respecto a febrero de 2021, cuando las operaciones de los casinos permanecieron limitadas por las restricciones de COVID-19. Los mercados de destino experimentaron una dinámica similar. La cantidad de visitas de Las Vegas se contrajo un 21,5% desde febrero de 2020, pero fue un 69,9% más alta que hace un año, según la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas.

Con una visitación general más baja en comparación con los niveles prepandémicos, el crecimiento de los ingresos comerciales del juego está impulsado por el aumento de los ingresos promedio del juego por entrada. Los ingresos medios por visitante en 2022 han aumentado un 34,2% en los cinco estados que han presentado informes. Sin embargo, el aumento general del gasto por visita no es suficiente para compensar el descenso general de las visitas en todos los estados. 

Los ingresos combinados de los casinos de máquinas tragamonedas y juegos de mesa terrestres crecieron en 14 de los 25 estados hasta los dos primeros meses de 2022 en comparación con 2020. En febrero, los juegos de casino tradicionales generaron unos ingresos combinados de US$ 3.680 millones en todo el país, un 34,4% más que en el mismo mes del año pasado y un 1,7% más que en 2020. Los ingresos de las slots aumentaron un 6,4% respecto a febrero de 2020, hasta los US$ 2.640 millones, mientras que los juegos de mesa generaron US$ 745,6 millones, un 5,8% menos que en 2020.

En febrero, los ingresos del juego comercial procedentes de las apuestas deportivas y el iGaming siguieron creciendo, aunque el ritmo de crecimiento de las apuestas deportivas se ralentizó debido a un calendario deportivo más tranquilo. Las casas de apuestas deportivas terrestres y online generaron US$ 324,6 millones en ingresos por operaciones comerciales en 26 estados. Esto supone un aumento del 40,3% respecto a 2021, cuando sólo estaban en marcha en 20 mercados.

De forma secuencial, los ingresos de las apuestas deportivas disminuyeron un 48,7%, ya que el final de la temporada de la NFL supuso una pausa en la actividad de las apuestas deportivas entre el Super Bowl LVI -con una recaudación estimada de US$ 7.610 millones- y el comienzo del campeonato de baloncesto universitario de la NCAA. La comparación de ingresos mes a mes también se vio afectada por un menor porcentaje de retención: los apostantes de todo el país se quedaron con el 95,2% de los US$ 6.770 millones manejados en EEUU, frente al 93,6% de los US$ 9.840 millones apostados en enero. Las cifras de febrero mejorarán algo cuando se publiquen los datos de Arizona e Illinois.

Mientras tanto, los ingresos del iGaming en Connecticut, Delaware, Michigan, Nueva Jersey, Pensilvania y Virginia Occidental alcanzaron los US$ 373,4 millones en febrero, lo que supone un descenso del 6,5% respecto al récord de enero, pero un aumento del 46,1% interanual. En febrero de 2022 hubo seis mercados de iGaming, frente a los cinco de 2021 y los tres de 2020 (excluyendo el póker online de Nevada).

En conjunto, los ingresos del iGaming y las apuestas deportivas representaron el 15,9% de los ingresos combinados del juego comercial en febrero, el porcentaje más bajo de ingresos totales desde agosto de 2021.

EVENTOS