Secretario de la EASG y fundador de G4

Pieter Remmers: "La ludopatía debería tratarse igual que otras adicciones, como el alcohol o el cigarrillo"

Pieter Remmers visitó Chile para participar del seminario "Juego Responsable: La importancia de la prevención".
28-03-2022
Tiempo de lectura 3:02 min

El presidente del Global Gambling Guidance Group (G4) —entidad a cargo del sistema de acreditación internacional en juego responsabley secretario general de la Asociación Europea para el Estudio del Juego (EASG, por sus siglas en inglés), Pieter Remmers, visitó Chile para participar del seminario Juego Responsable: La importancia de la prevención, realizado en el casino Monticello y mantuvo una serie de reuniones con el regulador y con los operadores de casinos locales. 

En Chile, un 16 % de la población adulta corre el riesgo de convertirse en un jugador problemático. A pesar de esto, las autoridades nacionales no reconocen a la ludopatía como una patología. Por lo tanto, no existen políticas y programas específicos para abordarla.  

Según el experto en juego responsable, las campañas de prevención son clave para reducir la cantidad de personas en riesgo de desarrollar conductas nocivas relacionadas a las apuestas. Remmers sostiene que esta enfermedad debería ser tratada como otras adicciones, ya que el problema no sólo afecta al individuo en cuestión, sino a la sociedad en su conjunto

¿Cuándo el juego se vuelve problemático?
El juego se convierte en un problema cuando empieza a influenciar tu vida y la de las personas que te rodean. En otras palabras, si comienzas a cambiar tu comportamiento o si tiene alguna influencia sobre tu entorno social o sobre tus finanzas, eso es una señal de que algo no anda bien.

¿Qué rol cumplen las compañías en el manejo de estas conductas problemáticas?
En el pasado, se pensaba que el cliente era responsable de su propio comportamiento. Ese sigue siendo el caso, pero al mismo tiempo, vemos un cambio en los reguladores europeos, porque ahora ellos multan a las compañías que no cumplen con su deber de juego responsable.

En Países Bajos, por ejemplo, las personas tienen permitido ir al casino ocho veces al mes. Cuando vas por novena vez, el recepcionista te sugiere que hables con una persona experta en juego responsable.

¿Cuáles son las mejores prácticas de juego responsable?
Primero que todo, no hay una guía aplicable para todos, porque todo depende del contexto de cada país. Habiendo dicho eso, uno de los puntos más relevantes es que los operadores conozcan a sus clientes. De esa manera, podrán identificar a los usuarios que podrían tener problemas.

Otra medida que sirve es tener un registro de los asistentes. Por ejemplo, en los Países Bajos todos deben registrarse y, gracias a eso, sabemos que más de 70 % de los clientes de casinos no va más de dos o tres veces al año y que sólo un 1 % va al casino dos veces o más a la semana.

Limitar la cantidad de veces que alguien puede ir al casino y la autoexclusión son otras medidas que promueven el juego responsable.

Según la Corporación de Juego Responsable, un 16,1 % de la población adulta de Chile califica como un jugador con algún tipo de riesgo a lo largo de su vida. ¿Qué debería hacer el país para reducir esta cifra?
Lo primero que hay que hacer es averiguar qué está pasando y por qué la tasa es tan alta. Para esto, es necesario crear un grupo de expertos que incluya a los reguladores, a los operadores y a las personas que trabajan en prevención y tratamiento. Luego, se debería crear una política enfocada en la prevención. Al final, se trata de generar conciencia sobre este tema de salud pública y mental.

Hablando de salud pública, en Chile la ludopatía no está reconocida como patología. ¿Por qué es importante que los países lo hagan?
Porque este no es un problema del individuo sino de la sociedad en su conjunto. La ludopatía debería tratarse igual que otras adicciones, como el alcohol o el cigarro. Las campañas permiten que las personas estén más conscientes de lo que esa conducta conlleva.

¿Cómo es la situación de la ludopatía en Europa?
La ludopatía es más bien un problema pequeño comparado con el alcohol y el cigarro. Las cifras muestran que entre un 0,5 % y un 2 % de la población tiene problemas con el juego. Ahora, en la mayoría de los países europeos, la ludopatía es un poco más alta que el uso de la cocaína. 

¿Qué mensaje le daría a las autoridades y a los operadores chilenos?
El juego responsable es el futuro. Por lo tanto, los reguladores y los operadores deberían trabajar juntos para crear una industria sustentable. Esta en el interés de todas las partes involucradas —la autoridad, los operadores, el jugador individual y la sociedad— tener una industria de juegos organizada y bien regulada.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS