JOE ADDABBO, SENADOR DE EE.UU.

"Nueva York tendrá que seguir evolucionando en este mercado tan competitivo, pero hemos construido una gran base"

18-02-2022
Estados Unidos
Tiempo de lectura 7:37 min

Es indudable: las apuestas deportivas se están imponiendo en Estados Unidos. Basta con ver el Super Bowl. Se calcula que el pasado domingo, casi 31,4 millones de estadounidenses apostaron cerca de US$ 7.610 millones en el último partido de la temporada de la NFL de este año, lo que supone un aumento del 78% respecto al año pasado.

Si hay un estado que mejor represente la moda de las apuestas deportivas, es Nueva York. Tras su lanzamiento el 8 de enero, el Empire State ha batido un récord tras otro, registrando casi US$ 2.000 millones en los primeros 30 días de las apuestas móviles legalizadas. Es una cifra que la mayoría de los estados alcanzarían en meses de apuestas, si es que lo consiguen.

"Estamos muy contentos con el resultado", dice el senador del Estado de Nueva York Joseph Addabbo a Yogonet en una vídeo-entrevista exclusiva realizada el pasado viernes, antes del Super Bowl. "Ni siquiera estamos operando a nuestro máximo potencial, pero estamos batiendo récords".

En la conversación con Yogonet, el senador Addabbo, presidente del Comité de Carreras, Juegos y Apuestas, comenta el éxito de las apuestas deportivas móviles en el Empire State y lo que se puede esperar del mercado en el futuro. Además, el legislador habla de la posibilidad de introducir nuevas formas de juego, incluyendo el iGaming, y ofrece su opinión sobre las tres nuevas licencias de casino propuestas para el estado este año.

Se preveía que las apuestas deportivas en Nueva York iban a ser un éxito, pero quizá no hasta este punto: el estado ha batido el récord nacional de recaudación en sólo un mes. ¿Esperaba que esto ocurriera?

Todos esperábamos que el lanzamiento fuera grande. Tenemos una gran base de fans que están muy interesados en sus deportes. Muchos perciben a Nueva York como la capital mundial del deporte, y muchas ligas tienen su sede aquí. También tenemos una gran población y una gran base turística. Estamos muy satisfechos de cómo está yendo el primer mes. Y eso sólo con siete operadores. Ni siquiera estamos operando a nuestro máximo potencial, pero estamos batiendo récords".

Con las cifras del Super Bowl aún por publicarse y el March Madness por venir, ¿qué le espera a Nueva York y a las apuestas deportivas?

Primeramente, el domingo del Super Bowl y, por primera vez, los neoyorquinos podrán hacer apuestas deportivas móviles de forma segura y fiable en uno de los días deportivos más importantes del año. Esperamos batir posiblemente otro récord nacional, el de más apuestas realizadas en un día.

Pero el truco para Nueva York siempre va a ser a largo plazo. Espero que, tras un cierto periodo de tiempo, las cifras se estabilicen e incluso disminuyan un poco. Nueva York tendrá que seguir evolucionando en este mercado tan competitivo, pero hasta ahora hemos construido una gran base sobre la que avanzar.

Ya hay siete operadores en el estado y dos más que están por incorporarse. ¿Cómo valora el proceso de lanzamiento?

Doy mucho crédito a la Comisión de Juego del Estado de Nueva York. Incluso con el cambio de un gobernador a otro, estaban en camino de asegurarse de que estuviéramos en marcha con las apuestas móviles mucho antes del Super Bowl, para que pudiéramos resolver cualquier fallo técnico u obstáculo que tuviéramos que saltar antes de la fecha. Y lo hicimos: antes del Super Bowl, estamos preparados para gestionar ese volumen de apuestas. Ahora mismo, todos los sportsbooks parecen estar en pleno funcionamiento.

Aunque se prevé que el estado se estabilice con el tiempo, ¿espera que siga siendo el primer mercado de EE.UU. y que le quite el primer puesto deportivo a Nueva Jersey?

Sí, así es. Los neoyorquinos son muy hábiles con las apuestas deportivas y estuvieron practicando durante dos años antes de que lanzáramos las apuestas deportivas móviles, ya sea en Nueva Jersey, en Pensilvania o haciéndolo de forma ilegal. Ahora les hemos pedido que cambien lo que estaban haciendo y se queden con nosotros.

Hasta ahora, han demostrado que cambian porque tenemos aproximadamente un millón de cuentas nuevas. Ahora queremos que se queden, y la única manera es ofrecer iniciativas e incentivos para que eso ocurra. Creo que lo conseguiremos: se quedarán con nosotros porque tendremos ese producto de primera calidad.

Los legisladores neoyorquinos fijaron el tipo impositivo en un 51%, una cifra récord en el país. Muchos creían que esto supondría un problema para los operadores que quisieran obtener beneficios. ¿Diría usted que este tipo impositivo ha dado resultado hasta ahora?

Fuimos muy directos al decir que el Estado quería un 51%. Puede que no fuera la visión inicial de la legislatura. Es lo que quería el anterior gobernador: ganar el máximo de dinero para Nueva York por derecho. Todos los que negociaron con el estado firmaron sabiendo que era el 51%.

Ahora, con el volumen que hemos visto hasta ahora en nuestro primer mes, nadie se queja. Habrá cambios en el camino, y tenemos que adaptarnos para asegurarnos de que estamos preparados como legislatura, trabajando con la oficina del gobernador Hochul en el mejor producto posible. Estaremos bien en el futuro.

Actualmente hay un proyecto de ley activo en la comisión, presentado por el asambleísta Pretlow, que pretende prohibir a los operadores pedir un cambio en este tipo impositivo del 51%. ¿Cree que podrían pedir un cambio en el futuro?

Siempre tendremos que evaluar cómo nos va en las apuestas móviles: todos los aspectos, incluyendo el nivel impositivo. Conozco este proyecto de ley. También dice que podemos estudiar una reducción del tipo impositivo si aumentamos el número de skins de los operadores.

Pretlow y yo siempre hemos estado de acuerdo en que deberíamos tener más skins, así que si lo hacemos, quizá podamos hablar de un tipo impositivo más bajo. Ahora mismo, estamos en el camino correcto, así que lo mantendremos donde está en este momento. Pero puede que tengamos que evaluarlo dentro de seis u ocho meses. Creo que es demasiado pronto para determinar cómo le va a Nueva York con el 51%.

¿Es demasiado pronto también para hablar del ingreso de nuevos operadores en el Estado?

Siempre se discute cuál sería el mecanismo para incorporar estos nuevos operadores, cómo sería el mercado, cómo afectaría a las operaciones actuales... Es una discusión que se puede tener, pero en cuanto a una legislación activa, es un poco prematuro.

¿Qué perspectivas ve para las apuestas deportivas móviles en Nueva York una vez que el mercado haya madurado?

Seguiremos analizando lo que hay que mejorar. Como las carreras de caballos: ahora mismo, un neoyorquino puede apostar en cualquier deporte importante, pero tiene que ir a otra aplicación para hacer una apuesta de carreras de caballos. Queremos unir las dos cosas y facilitarlas, así que vamos a hablar de cómo incorporar las carreras de caballos a las apuestas deportivas móviles.

Pero también podemos fijarnos en otros deportes como NASCAR, por ejemplo, para averiguar cómo mejorar este producto. Tal vez podríamos pensar en kioscos en los estadios y arenas, o en los hipódromos, donde alguien puede ir a ese lugar y tener una mejor experiencia al ir a un kiosco y hacer una apuesta.

Es un negocio como cualquier otro; evoluciona. Algunos de los incentivos empezarán a eliminarse y la novedad de las apuestas deportivas móviles se acabará, pero sólo será sustituida por otra cosa que atraiga a la gente a participar. Y eso es lo que tendremos que ver.

¿Cómo diría que van los esfuerzos para incluir las apuestas hípicas con cuotas fijas hasta ahora?

Esta semana tengo una reunión con la Comisión de Carreras, Juegos y Apuestas y vamos a aprobar ese proyecto de ley (Ed.: La reunión se realizó antes del momento de la publicación, y el proyecto, que también permite las apuestas en kioscos en estadios y arenas, fue aprobado por 7-0), que hace apuestas fijas e incorpora las carreras de caballos en el mecanismo de apuestas deportivas móviles. Pasará a formar parte de las discusiones presupuestarias porque tiene un factor de ingresos para el Estado.

Espero que en las próximas seis semanas, antes del presupuesto del Estado de Nueva York del 1 de abril, tengamos esta base sobre cómo incorporar las carreras de caballos y las apuestas fijas a las apuestas deportivas móviles. Habrá más detalles al respecto y el debate se intensificará en las próximas semanas.

Usted también ha apoyado la legalización de los juegos de casino en línea. ¿Podría decirnos si se están celebrando debates significativos al respecto?

Otros estados lo han hecho muy bien. En el momento culminante de la pandemia, las cifras de iGaming de Nueva Jersey se dispararon. Con la tecnología actual, podemos poner topes a las cuentas y a las tarjetas de crédito, como hacemos con las apuestas deportivas móviles, para asegurarnos de que alguien no se adentre en el ámbito del juego problemático y la adicción. Si lo hacemos metódicamente, podemos evitar que la gente lo haga ilegalmente o se vaya a otro estado.

Podemos regular aquí en Nueva York, como hicimos con los deportes móviles, y ser testigos de una gran cantidad de ingresos para los fondos educativos, e incluso más puestos de trabajo, pero siempre manteniendo un ojo en la cuestión de la adicción. Tengo la esperanza, de nuevo, de que en las próximas seis semanas, con las negociaciones presupuestarias, podamos hablar también del iGaming.

En cuanto al juego land-base, usted ha mostrado su apoyo a la propuesta de la gobernadora Hochul de conceder tres nuevas licencias de casino en la ciudad de Nueva York. ¿Cuál es su análisis de este plan?

El presupuesto ejecutivo básicamente nos hizo acelerar el ritmo para la activación de estas tres licencias en el estado. Eso muy significativo no sólo para la industria del juego que busca hacer negocios en Nueva York, sino para los fondos educativos y la creación de puestos de trabajo.  Si no hacemos nada, ocurrirá de todos modos el año que viene: En 2023 es cuando estas licencias se activan, pero vamos a hacerlo ahora.

Obtendremos como mínimo US$ 1.500 millones de ingresos por adelantado, porque estas tres licencias podrían salir por US$ 500 millones o más cada una, que se destinarán a servicios que nuestra gente merece. Este es el camino a seguir, y es un gran tema de conversación para las próximas seis semanas junto con el presupuesto.

Estas licencias se consideran una oportunidad para que las instalaciones existentes tanto en Queens como en Yonkers se conviertan en casinos a gran escala, y usted ha mostrado su apoyo para que eso ocurra. ¿Por qué son candidatos adecuados?

Tanto Resorts NYC, en Queens, como MGM Empire, en Yonkers, han demostrado ser lugares de juego muy exitosos, incluso sin ser casinos completos. Se han aclimatado muy bien y han sido grandes socios de la comunidad, contratando a muchos residentes locales. Que obtengan una licencia significaría más puestos de trabajo y dinero adicional para nuestros municipios locales y organizaciones sin fines de lucro.

No podemos darles la licencia sin más: tiene que haber un proceso abierto, justo y transparente. Uno de los factores que tendremos en cuenta son las entidades creíbles y exitosas ya existentes. Y en cuanto a la velocidad de comercialización, en un mes ambas podrían estar en funcionamiento, también es un factor importante a tener en cuenta. Así que, de nuevo, me gusta MGM y me gusta mucho Resorts, pero tiene que haber un proceso, y eso es lo que vamos a resolver con la administración local.

Vea la entrevista completa en nuestro canal de YouTube.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS