Edición Latinoamérica
30 de Julio de 2021

El principal torneo de fútbol se adelanta a la regulación

Brasil: los sitios de apuestas deportivas ya patrocinan al 85% de los clubes de la Serie A

Brasil: los sitios de apuestas deportivas ya patrocinan al 85% de los clubes de la Serie A
Aunque la regulación aún no llega, 18 de los 20 clubes de la primera división brasileña cuentan con el auspicio de sitios de apuestas deportivas.
Brasil | 13/07/2021

Según el informe presentado por la red OGlobo, ocho marcas de sitios de apuestas ya conformaron su presencia en las camisetas de 17 clubes en el Brasileirão 2021. Las empresas buscan equipos que sumen credibilidad y un vínculo más estrecho entre el segmento de apuestas online y los fans del fútbol local.

P

romocionado como el "más grande en la historia del club", el patrocinio del sitio web Sportsbet.io fue anunciado ayer por el club de fútbol São Paulo, uno de los grandes nombres deportivos en la historia de Brasil. Esta noticia es una de las tantas que en los últimos meses han resonado en el mercado, y que muestran la incidencia que día a día ganan las apuestas deportivas en el país, a pesar de estar aún a la espera de una reglamentación definitiva de este modelo de apuestas.

El segmento creció de manera meteórica en el escenario de los patrocinadores del fútbol brasileño.

Para tener una idea de este aumento, en 2018 no hubo sitios de apuestas en los uniformes de los clubes de fútbol. En diciembre de ese año, la ley 13.758/18 legalizó el sector. Ya en 2019, la Serie A de los Nacionales de Brasil tuvo ocho marcas en 13 equipos. En la siguiente temporada, marcada por los impactos de la pandemia, el número de casas de apuestas se elevó a 11 (un aumento del 37,5% respecto al año anterior). Y promediando 2020, los clubes patrocinados aumentaron a 18 (de un total de 20 participantes), lo que representa un aumento del 38,5%.

La temporada actual llega con cifras igualmente relevantes en la Serie A. Aunque el número de sitios ha bajado respecto a 2020, los patrocinados se mantienen prácticamente iguales. Hay ocho marcas en 17 uniformes.

Un caso que retrata bien este “boom” de las casas de apuestas es el de Betsul, que en este corto período de dos años ya alcanzó un papel significativo. En 2020, la marca fue la segunda que más se imprimió en los uniformes de diferentes clubes (cuatro en total), solo por detrás de Unimed (cooperativa de seguros de salud, con seis), señaló Vitor Fleck, director del área de investigación y desarrollo de Insper Bussiness Sports.

Si bien los valores se mantienen en secreto, un hecho indica cómo la participación de este segmento también creció en términos de volumen financiero. En 2019, solo un sitio de apuestas ocupó el espacio de patrocinio principal, el más valorado en el uniforme. Actualmente, cinco empresas tienen ese lugar destacado.

En la Serie B, por su parte, hay ocho marcas para el mismo número de clubes. Además, los sitios patrocinan federaciones de fútbol, como São Paulo y Sergipe. También tienen presencia en carteles publicitarios en estadios y en los cortes comerciales en canales de televisión especializados. Para quienes siguen los deportes, las marcas de apuestas se han vuelto omnipresentes.

Estas empresas saben que, cuando se establezca la regulación, éste será un mercado en el que quien tenga su nombre en la cabeza del usuario, estará mil pasos por delante. Entonces están invirtiendo mucho dinero en publicidad, analizó Fábio Wolff, socio gerente de la agencia Wolff Sports.

Dos años después de salir de la ilegalidad, el segmento aún espera la regulación del mercado en el Congreso. Esto significa, entre otras cosas, que los miles de millones de reales que se mueven anualmente no están gravados.

“La exposición en los clubes de fútbol es muy importante y valiosa, ya que aporta credibilidad”, reconoce Hans Schleier, director de marketing de Casa de Apostas.

En Inglaterra, para hacer un paralelismo, los sitios están en ocho participantes de la Premier League. Pero el caso más evidente puede verse en la segunda división. Stoke City pertenece a Bet365, que además puso su nombre al estadio del club.

La preocupación por el número de jugadores llevó al gobierno británico a considerar regulaciones más estrictas. Entre las medidas discutidas se encuentra la prohibición de que las marcas se exhiban en los uniformes. Un caso similar puede verse en España, donde las limitaciones han crecido en los últimos tiempos, y los clubes se quejan incesamentente. Después de todo, perder este dinero representa un duro golpe para sus finanzas.

“En Europa, las apuestas deportivas se han regulado durante años, si no décadas. Aquí, ni siquiera pudimos establecer un formato para la concesión de estos servicios. Allí, algunos países ya están empezando a hablar de limitar la publicidad de las apuestas deportivas. Aquí ni siquiera dejamos el suelo. Por lo tanto, este tema puede estar algún día en la agenda de Brasil. Pero ciertamente llevará tiempo”, consideró el abogado Eduardo Carlezzo, especialista en derecho deportivo.

En Brasil, todavía se espera que el mercado pase por una especie de tamiz. Aún visto como una gran novedad, el segmento de apuestas deportivas atrae a todo tipo de inversores pero, como en todos los sectores, este boom probablemente no dure para siempre.

“Al igual que con otros nuevos segmentos, a medida que se desarrolle y se consolide el hábito de los brasileños de participar en apuestas deportivas, el mercado se organizará naturalmente con menos jugadores, pero más fuertes”, consideró Arthur Bernardo, director de desarrollo de negocios de IBOPE Repucom.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.