Asegura tener el objetivo de "proteger a los colectivos más vulnerables"

Ley de Juego de Aragón: entre la protección a "los sectores más vulnerables" y la economía

21-05-2021
Tiempo de lectura 2:29 min
La reforma a la legislación del 2000 establece una distancia mínima de 300 metros entre los locales de juego y establecimientos educativos y de la juventud. Además, prohíbe la publicidad y patrocinio por parte de las empresas del sector y obliga a mejores controles en los ingresos, con el fin de que no ingresen menores de edad ni personas que se hayan autoexcluido voluntariamente.

La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, destacó el miércoles en conferencia de prensa el "equilibro" entre "proteger a los colectivos más vulnerables" y la economía, luego de que se aprobara la reforma a la Ley del Juego, que databa del año 2000.

Sobre el sector, la consejera declaró que es una actividad a la cual no pueden "denostar, ni perseguir" y argumentó que la modificación a la legislación vigente se realizó incorporando el 44% de las 159 alegaciones que le realizaron al anteproyecto, de las cuales 119 correspondían a las patronales, que recibieron un 58% de aprobación de sus propuestas. "Indica el grado de compromiso" en la búsqueda de una normativa "consensuada, moderada y ponderada", opinó Pérez.

La funcionaria expresó su sorpresa por las críticas que realizó esta semana la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA), luego de que hubiera "un clima bastante responsable en la tramitación" en las "muchas reuniones con ellos" y haber incorporado los aportes que les parecieron "sensatos", registró Europapress.

La crítica de AESA se centró en los cambios respecto a los controles en los ingresos a los salones, los cuales hasta el momento son realizados por personal en la puerta y que con la nueva Ley deberán ser tecnológicos. Pérez opinó que lo dicho por la Asociación "no se ajusta casi nada a la realidad", ya que es una "media verdad" que "puede confundir al ciudadano", porque no supone más inversión que "tener un ordenador para registrar el acceso". "Nos parece lógico para garantizar que no haya menores que se cuelen, ni adicción", explicó, y recordó que es una medida "que tienen asumida bingos y casinos desde hace tiempo".

Sobre la proliferación de locales, Peréz aseguró que "no es un problema" y que se puede ver en las estadísticas. En la comunidad autónoma hay 119 salones, nueve menos de los que había en 2010. Estos números evitaron que se incorporaran nuevas medidas relacionadas a la legislación y que los ejes de esta sean la limitación a la publicidad, algo que depende del Gobierno Nacional, y la prohibición de promociones dirigidas a la juventud y la mejora en el endurecimiento del registro de autoprohibidos, el cual también expone crecimiento en sus cifras, ya que en 208 había 287 y en la actualidad llegan a 3.547. "No es alarmante", pero sí evidencia que hay un problema "y que hay que reforzar los mecanismos para que la gente sea libre de elegir y se proteja de las facilidades para poder tener una adicción como es el juego", expresó la consejera.

La distancia mínima entre los salones de juego y los establecimientos educativos y de la juventud, quedó definida en 300 metros. Un intermedio de lo que se discute en las distintas comunidades autónomas del país, que va de entre 150 y 500. Quienes busquen ingresar deberán exhibir su DNI para comprobar su mayoría de edad y que no pertenecen a ningún listado de autoexclusión, los cuales serán modificados evitando que quienes se inscriban no se caigan automáticamente a los seis meses.

La consejera Mayte Pérez confirmó que le envió una carta al ministro de Consumo, Alberto Garzón, para informarle sobre la aprobación e instarle "a que asuma las competencias en revisar los abusos que se pueden estar dando en el juego online", una potestad nacional al igual que la publicidad en las escuadras deportivas.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS