Edición Latinoamérica
13 de Mayo de 2021

En una comunicación a la CNMV de España

Los fundadores de Codere denuncian una "conspiración civil" y exigen una OPA

Los fundadores de Codere denuncian una
En caso de ser aceptada la demanda, implicaría la obligatoriedad de lanzar una OPA al precio del día en que se produjo la toma de control, el 12 de enero de 2018, fijado en 9,58 euros por acción, contra los actuales 0,84 euros.
España | 03/05/2021

La familia Martínez Sampedro, fundadora del grupo de juego Codere, reclamó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que los fondos accionistas de la compañía deberían lanzar una oferta por el 100% del capital, estimado en unos 900 millones de euros, ya que actuaron de forma concertada y aplicaría la figura de una Oferta Pública de Adquisición.

L

a Comisión Nacional del Mercado de Valores de España archivó el caso Codere el pasado mes de noviembre, en el último comité del organismo presidido por Sebastián Albella. Pero ahora los accionistas españoles demandan al regulador que paralice los expedientes de denuncia presentados, y que obligue a los fondos a lanzar una OPA, tras haber conseguido nuevas pruebas de la supuesta concertación entre los accionistas estadounidenses.

Los Martínez Sampedro llevan más de dos años insistiendo en que los fondos estadounidenses que son los principales accionistas, liderados por Silver Point, han actuado de forma concertada para retirarles de la administración del grupo y tomar el control.

Los Martínez Sampedro dicen que la conspiración se gestó en despachos de EE.UU. para quitarles el control del grupo. A través de Masampe, la sociedad de los Martínez Sampedro, que en la actualidad posee el 14% del capital, los fundadores del grupo han comunicado hoy que han solicitado incluir un punto adicional en la próxima Junta General de Codere (pautada para el 11 de mayo), para exponer la existencia de una "conspiración civil, entre el fondo Silver Point y algunos consejeros de la compañía".

La familia española advierte que dicha conspiración se gestó "en despachos de Estados Unidos, con el objetivo de tomar el control de ésta incumpliendo la normativa bursátil española y europea, que les obligaba a lanzar una OPA multimillonaria".

Además subrayan que sus pretensiones están avaladas por la normativa de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) que indica cuándo hay toma de control de una sociedad cotizada.

Los Martínez Sampedro iniciaron hace dos años en Estados Unidos un discovery, procedimiento que obliga a los demandados a presentar todo tipo de comunicaciones mantenidas entre ellos y sus abogados.

Según el comunicado enviado hoy por la familia española, se ha aportado el dictamen "de una prestigiosa firma de abogados estadounidense", según el cual "ha existido algún tipo de conspiración civil para organizar desde EE.UU. la toma de control de Codere sin presentar una OPA forzosa".

Los fondos "en secreto, urdieron y planearon un esquema, presentado como un plan de transición que impulsó cambios fundamentales en la estructura y el negocio de Codere". Esos cambios incluían la rescisión de José Antonio Martínez Sampedro como presidente de la compañía, y de su hermano, Luis Javier Martínez Sampedro como vicepresidente, así como el nombramiento de Vicente Di Loreto como director general de Codere.

"Según queda plenamente constatado en los correos electrónicos intercambiados, que fueron analizados en el procedimiento denominado ‘discovery’ realizado entre 2018 y principios de 2020 en los Estados Unidos, los actuales consejeros de Codere abordaron la toma de control de la compañía en el seno del Comité de Nombramientos y del propio Consejo de Administración".

En caso de ser aceptada la demanda, explica el comunicado de los Martínez Sampedro, implicaría la obligatoriedad de lanzar una OPA al precio equitativo del día en que se produjo la toma de control efectiva de Codere, el 12 de enero de 2018, fijado en 9,58 euros por acción, frente a la cotización actual de 0,84 euros.

"Nos encontramos ante un flagrante caso de toma de control de una empresa por parte de unos fondos de inversión que han conspirado desde EE.UU. para quedarse con una sociedad cotizada española sin lanzar una OPA para ello” y, por tanto, "perjudicando los legítimos intereses de todos sus accionistas minoritarios", afirma José Antonio Martínez Sampedro. Codere anunció hace dos semanas que había acordado traspasar el control del grupo a los bonistas acreedores, y que la sociedad será liquidada y excluida de Bolsa.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.