Edición Latinoamérica
25 de Septiembre de 2021

Nota exclusiva de Yogonet con la presidenta de Cornazar, Elizabeth Maya.

"Necesitamos que Coljuegos se pronuncie y genere los beneficios que estamos pidiendo"

"La respuesta tiene que ser inmediata, ya. Estamos en un mes crítico. Marzo y febrero fueron difíciles, pero si no tomamos medidas ya, de estas 2.432 máquinas que hay en el mercado, vamos a ver una disminución notoria", advirtió Elizabeth Maya.
Colombia | 21/04/2021

La presidenta de Cornazar relató a Yogonet los pedidos que le realizaron al operador en las últimas reuniones, repasó la supervivencia del sector en el marco de la pandemia de COVID-19 y jerarquizó el rol de la industria en el medio de la crisis sanitaria que atraviesa Colombia y todo el mundo: "El juego localizado en Colombia aporta el 67% de los ingresos de la salud".

"Desde febrero venimos tocando las puertas al regulador Coljuegos, a su presidente el Dr. César Valencia, que nos ha atendido. Los gremios nos hemos unido en proyectar beneficios para el sector, en vistas de que van a continuar las medidas. Yo le dije a Valencia que la emergencia sanitaria no ha acabado, y que tendremos que vivir uno o dos años más con esto. En febrero escucharon todas las peticiones que le hicimos, y de boca nuestra, como líderes gremiales, qué podríamos obtener de la entidad y con qué podríamos ayudar. La semana pasada de vuelta tuvimos una reunión donde nuevamente pedimos ayuda, porque el sector está levantando la mano", relató en exclusiva para Yogonet la presidenta de la entidad Cornazar, Dra. Elizabeth Maya, quien además destacó el rol de la industria en Colombia: "El juego localizado en Colombia aporta el 67% de los ingresos de la salud".

"Cerramos esta petición con un llamado muy especial a que se trabaje de la mano de los gremios. En este momento estamos preparados y listos para continuar apoyando a Coljuegos. Conocemos de primera mano los temas y las angustias del empresario, y creemos que es un año muy duro en el que necesitamos que la entidad se pronuncie y que genere los beneficios que estamos pidiendo".

La recuperación del beneficio que recibieron hasta septiembre respecto a los elementos de juego, pero que dure hasta el fin de la emergencia sanitaria, fue uno de los reclamos que llevaron a Coljuegos la semana pasada. Además, pusieron el foco en el mínimo impositivo que deben pagar por máquina, ya que muchas están inactivas por las distintas medidas restrictivas. Las facilidades de pago y mejores indicadores financieros que tengan en cuenta la crisis sanitaria, ya que son los que se utilizan para un nuevo contrato o una prórroga, fueron también parte de los reclamos.

"La respuesta tiene que ser inmediata, ya. Estamos en un mes crítico. Marzo y febrero fueron difíciles, pero si no tomamos medidas ya, de estas 2.432 máquinas que hay en el mercado, vamos a ver una disminución notoria", adelantó la presidenta de Cornazar, quien explicó que esperan una respuesta positiva, que en caso de no llegar "los tres gremios miraremos qué medidas se van a tomar y hacia dónde tendremos que ir, pero siempre buscando beneficios para este sector que ha sufrido tanto y no ha recibido la ayuda que debería".

"La realidad de Colombia es como la de muchos otros países del mundo. La situación sanitaria nuevamente es muy compleja. Estamos atravesando una de las etapas más fuertes en relación al año pasado, ha sido un número de contagios bastante altos en el país y el problema más grande, que el número de unidades de cuidados intensivos llegó a estado de alerta máxima, donde hay muchas de las personas enfermas están esperando dónde pueden ser atendidas y han tenido que trasladar a pacientes entre departamentos del país, porque no podían lograr esa atención", repasó Maya sobre la situación gravísima que se vive en el marco de la lucha contra el COVID-19.

Con respecto al rol que cumple el sector respecto a la financiación de la sanidad, Maya fue contundente: "Esa salud le llega a todos los departamentos. Somos los que más aportamos, pero en este momento somos los que más necesitamos que nos tiren un salvavidas, para poder sobrevivir y no acabar este negocio". 

"Sabemos que vamos a trabajar de lunes a jueves en ciertos departamentos donde los contagios son mucho más altos, por que el jueves a las 24 empieza un toque de queda con cuarentena restrictiva. Esos cuatro días son 16 al mes, que son a su vez, escasas cinco o seis horas al día. Estamos trabajando 90 o 100 horas al mes. Y eso es preocupante", advirtió, y luego mostró preocupación porque la industria continúa pagando los impuestos, las nóminas, los arriendos y los servicios públicos al 100% con el ingreso mínimo que obtienen.

La Dra. Elizabeth Maya terminó la entrevista con Yogonet con un pedido firme a no bajar los brazos en la lucha contra el COVID-19: "No podemos bajar la guardia, tenemos que comprometernos en continuar con estas medidas necesarias de protocolos de bioseguridad para darle tranquilidad a los clientes. Además de a nuestros empleados, colaboradores y nosotros mismos. Empresarios, visiten sus salas, miren que estén cumpliendo las medidas".

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.