Edición Latinoamérica
02 de Agosto de 2021

Anthony Leeming, CEO de Sun International

"Empezábamos a sentirnos realmente incómodos con Chile"

Según Anthony Leeming, CEO de Sun International, la firma no tenía planes de irse antes del COVID-19. “Estábamos en una muy buena posición, nuestro negocio era sólido".
Chile | 04/12/2020

En una entrevista publicada por el Diario Financiero, de Chile, Anthony Leeming, CEO de Sun International, junto al gerente general de Sun Dreams, Jaime Wilhelm, explicaron sus diferencias con la Superintendencia de Casinos de Juego en el próximo proceso de licitación de salas.

E

l Diario Financiero destaca que hace menos de cuatro meses, la industria de casinos se sacudió luego de que la sociedad Nueva Inversiones Pacífico Sur, ligada al grupo Fischer, llegará a un acuerdo con Sun International para adquirir la totalidad de sus acciones en Sun Dreams.

Con esto, se marcaba el fin del paso de la sudafricana en Chile. Varias fueron las razones para su salida. Según Anthony Leeming, CEO de Sun International, la firma no tenía planes de irse antes del COVID-19. “Estábamos en una muy buena posición, nuestro negocio era sólido. Pero hubo muchos factores que surgieron cuando llegó la pandemia, y tuvimos que tomar algunas acciones bastante importantes”, explicó.

Consultado por si sus problemas financieros -previos a la crisis sanitaria- empujaron la decisión de irse del país, sincera que ello jugó un rol importante.

Sin embargo, agregó que cuando a este escenario se añade la incertidumbre de la regulación para el otorgamiento o renovación de casinos -situación que hoy divide a la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) y a parte de la industria- y un pago más alto de impuestos, “uno se ve forzado a tomar una decisión”.

Estábamos empezando a sentirnos realmente incómodos con Chile (…) El COVID-19 tuvo su peso, pero no hay duda de que en un entorno incierto en cuanto a regulación, la decisión es mucho más fácil”, indica. Y enfatizó que fueron oportunos: “Encontramos que era mejor salir, conseguir dinero y fortalecer nuestro negocio”.

Hoy, Sun Dreams fortalece su presencia en Chile, aún cuando la relación entre ambos no terminará por su salida. Y es que, en un contexto en el que las aguas están removidas entre la SCJ y los operadores de la industria por el próximo proceso de licitación, Sun International no cierra la puerta a intervenir como respaldo.

Nosotros aún apoyamos a Sun Dreams, aún tenemos relación y creo que siempre trabajaremos bien juntos. Los Pacífico y los Fischer tienen nuestro apoyo. Si es necesario, intervenimos; eso sí, no estaremos en la primera línea de esta batalla”, explica Leeming.

Diferencias por licitación

Las diferencias con el regulador comenzaron hace ya casi un año. El punto en discusión es cómo se licitarán las plazas que vencen en 2023. Y es que, en 2005, algunos jugadores invirtieron altas sumas de dinero bajo el proceso de “concurso de belleza”, que consistía en la presentación y evaluación del proyecto.

Ahí tenían una ventaja para poder renovar los permisos por otros 15 años, entendido en parte por sus inversiones. Sin embargo, 10 años después, la Ley de Casinos fue modificada para incluir a los operadores municipales. Con la norma, se produjo un cambio en el modelo licitatorio, que dio paso a incluir una oferta económica como base para adjudicar las plazas.

Este punto causó la polémica, dado que algunas empresas insisten en que se les aplique el modelo de 2005, bajo el cual invirtieron en el país. El punto de tope es que, de ser así, se toparían con los nuevos entrantes que serán juzgados por la oferta económica.

Ante esto, el gerente general de Sun Dreams, Jaime Wilhelm, dice que, “si en 2005 nos incentivaron a invertir y nos dijeron que esa inversión iba a puntuar para la renovación, tienen que respetar las reglas; que esos casinos a lo menos tengan una renovación bajo la misma legislación”.

Respecto de si esto pudiese generar problemas en los principios de libre competencia -ya que a unos actores se les aplicaría una norma y a los nuevos otra-, Wilhelm lo descarta: “Absolutamente no. Que a todos los que vengan (a competir por las plazas) se les aplique la misma ley que a nosotros”. Agregó que “es muy injusto, porque ninguno de los que invertimos en 2005 habríamos hecho lo que hicimos”, conociendo estos riesgos.

Para Leeming, la interpretación de la SCJ podría tener efectos aún más severos que el hecho de que inversionistas internacionales quieran recurrir al Ciadi. “Chile no va a atraer inversiones en la industria del casino en un futuro cercano con las regulaciones actuales. Por un lado, tienen impuestos más altos que otras jurisdicciones y eso limita las inversiones. Además, hay muchas barreras para entrar en el proceso. A eso hay que sumar que la competencia se hace desigual cuando cambias las leyes”, dijo. “Entonces, sí, creo que la gente dudará en invertir en un país donde las reglas no son claras”, concluyó.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.