Edición Latinoamérica
28 de Septiembre de 2021

Declaraciones del abogado especialista en juegos de azar

Jaime Varela Vidal hizo un llamado público por la reapertura de casinos en Perú

Jaime Varela Vidal hizo un llamado público por la reapertura de casinos en Perú
Jaime Varela Vidal, especialista en juego, socio de Varela & Fonseca Abogados y Miembro de la International Masters of Gaming Law (IMGL).
Perú | 03/12/2020

En una carta abierta a la opinión pública, el abogado Jaime Varela Vidal, especialista en juego, socio de Varela & Fonseca Abogados y Miembro de la International Masters of Gaming Law (IMGL), expresó su visión de un conflicto que envuelve al sector y a las autoridades peruanas, ante la imposibilidad de reapertura de los casinos, debido a la pandemia de COVID-19.

“He venido pensando en escribir este artículo desde hace algunas semanas, pero no me decidía hasta el jueves pasado, en que los trabajadores del rubro de casinos y máquinas tragamonedas marcharon por las calles de Lima, exigiendo la reapertura de sus centros de trabajo los cuales se encuentran cerrados por casi nueve meses hoy”.

“De acuerdo con cifras del mismo Ministerio de Trabajo, en el sector laboran no menos de 80.000 personas de manera directa, y cerca de 150.000 de forma indirecta, cifras de seres humanos que no resulta menor ya que estos trabajadores, en su mayoría mujeres, a su vez mantienen a sus hijos y seguramente a otros miembros de su núcleo familiar”.

“Resulta sumamente extraña la negativa del Gobierno en evitar la reapertura de estos centros de trabajo, los cuales cuentan desde hace varias semanas, con todos los protocolos sanitarios aprobados, así como con la conformidad de diferentes autoridades, entre ellos ministros de diferentes carteras, alcaldes de varios Municipios. No quisiera pensar que esto se debe a una estigmatización del sector, lo cual implicaría, en primer lugar, un acto discriminatorio y, como consecuencia, inconstitucional; o si más bien se debe a un completo desconocimiento de las singularidades de esta actividad”.

“Quisiera pensar que es lo segundo y en función a ello me permito compartir con ustedes, y en especial con quienes tienen en sus manos la reapertura del sector, lo siguiente que al parecer por falta de difusión se desconoce:

1. A partir del año 2006, a través de distintas normas que se expidieron en esos días se logró la formalización del 100% de las salas de casinos y máquinas tragamonedas.

2. Como consecuencia de ello se fortalecieron los controles por parte del regulador, algunos de los cuales detallo para que la opinión pública los conozca, y esto traiga como consecuencia una visión diferente del rubro de casinos y máquinas tragamonedas:

a) El otorgamiento de una Autorización Expresa para la operación lícita de estos negocios implica el cumplimiento de más de treinta y cuatro requisitos, tanto de la empresa como de sus accionistas. Es decir, un compliance que probablemente ningún otro sector exige, salvo el financiero, que recibe dinero del público.

b) Un sistema de control en tiempo real (SUCTR) obligatorio, a través del cual todos los movimientos, jugadas y premios, se reportan en tiempo real a la SUNAT y al MINCETUR con lo cual ambas entidades tienen información inmediata de todas las operaciones. ¿Les pregunto qué otra actividad tiene la obligación de reportar esta información en línea a la SUNAT? Ninguna.

c) La obligación de realizar reportes anuales a la Unidad de Inteligencia Financiera, así como informar de operaciones sospechosas, lo cual se debe cumplir rigurosamente; pues, caso contrario, se encuentran sujetos a sanciones importantes. Hasta donde conozco, a la fecha no hay una sola investigación a través de la cual se haya impuesto alguna sanción, a diferencia de otros sectores que también tienen esta obligación.

d)Llas empresas de este rubro, fuera del impuesto a la renta, el impuesto general a las ventas, pagos de índole laboral, tienen la obligación de pagar el impuesto a los juegos de casinos y máquinas tragamonedas, el cual arrojó el año 2018 $ 318.000.000 de soles, el cual se distribuye hacia los gobiernos regionales, locales, al IPD, a la Dirección de Artesanías y, finalmente, al regulador para labores de fiscalización y actualización.

Estas son algunas de las singularidades que tiene el sector, que son muchas más, pero no quiero extenderme con ellas porque con estas cuatro que les he compartido, creo que cualquiera se puede crear una idea diferente de aquella que le quieren vender a la opinión pública, personas desinformadas pero no sólo es ésto con aquello, con lo que hay que pelear sino también con políticas y decisiones que sí me llevan a pensar en que existe una estigmatización por ideas preconcebidas, que desnaturalizan el desarrollo de una actividad completamente lícita.

¿Saben ustedes que en las normas referidas al programa Reactiva, se excluyó a esta actividad juntamente con el tráfico de armas y la prostitución?

¿Saben ustedes que el regulador me ha contestado, por escrito y hasta en dos oportunidades, que los titulares de una Autorización Expresa se encuentran impedidos de acceder al Procedimiento Acelerado de Refinanciamiento Concursal?

¿Saben ustedes que al rubro de juegos de casinos y máquinas tragamonedas también se le ha excluido del programa del FAE Turismo?

¿Saben ustedes que a través del Decreto Legislativo 1419, reglamentado por el Decreto Supremo No?341-2018-EF, se comenzó a aplicar el Impuesto Selectivo al Consumo que como su nombre lo indica debe grabar al consumidor, pero en el caso de los casinos y máquinas tragamonedas graba a quien brinda el servicio así la máquina tragamonedas haya arrojado pérdidas?

¿Saben ustedes que el Tribunal Constitucional declaró fundada una demanda de inconstitucionalidad planteada por más de 7.000 ciudadanos contra dicho impuesto selectivo al consumo, pero como consecuencia del voto político de uno de sus miembros no alcanzo los cinco votos necesarios para declarar su inconstitucionalidad?

¿Saben ustedes que el sistema bancario nacional le niega el crédito a casi todas las empresas del sector, basándose en un prejuicio, a pesar de haber tenido a la vista estados financieros sumamente sólidos?

¿Saben ustedes que los operadores de casinos y máquinas tragamonedas realizan acciones de responsabilidad social que no llegan a conocimiento de todos, pero que para muchos es una ayuda indispensable?

¿Saben ustedes que hoy, más del 95% de los trabajadores de este sector se encuentran en suspensión perfecta de labores, sin sueldos, beneficios ni gratificaciones desde el mes de abril; y que, además, por inoperancia del Estado muchos de ellos no pueden acreditar dicha situación porque la Sunafil no ha emitido la resolución que así lo certifica y por tanto no han podido retirar su CTS, ni han recibido los bonos otorgados por el Estado?

Podría seguir enumerando puntos como estos, pero la idea de este artículo es que las autoridades del Gobierno Central, Regional y Local, así como la opinión pública, los bancos y los medios de comunicación, cuenten con esta información, la cual debería ser compartida por las personas del sector desde hace años.

Pero mi intención es que todo esto se conozca y que de una vez, autoricen la reapertura de los casinos y los locales de máquinas tragamonedas, tomando nota que los aportes que el sector brinda a la sociedad son positivos; y que se les califique de una vez por todas, como se hace en otros países de nuestra misma región, como una actividad que es parte del entretenimiento, que da trabajo a miles de personas en todo el Perú, y que realiza una actividad 100% regulada, de igual manera que en otros países del mundo.

Jaime Varela Vidal

Socio de Varela & Fonseca Abogados y Miembro de la International Masters of Gaming Law (IMGL).

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.