Edición Latinoamérica
18 de Junio de 2021

Declaraciones de Diego Cardoen, director ejecutivo de Almacruz

"El Gobierno de Chile está matando al juego, es peor que la pandemia"

"No conozco a nadie que vaya a proyectar inversiones en la industria, por lo cual seguimos invirtiendo en todo lo no relacionado al juego, pues al juego el Gobierno lo está matando", explicó Diego Cardoen.
Chile | 01/12/2020

Según Diego Cardoen, director ejecutivo de Almacruz, empresa que tiene el 60% de la sociedad operadora del Casino de Colchagua, existe una falta de certidumbre respecto de la próxima licitación en Chile, y no ven un plan “coherente” para reflotar el sector. Por ello, restringieron sus inversiones en el rubro para concentrase en otros negocios ligados al turismo.

U

na profunda evaluación de su permanencia en el sector de casinos está llevando adelante la familia Cardoen, quienes actualmente operan el Casino de Colchagua: son dueños del 60% de la sociedad operadora, mientras el 40% restante está en manos de Enjoy.

Diego Cardoen, director ejecutivo de Almacruz -sociedad bajo la cual opera el casino y otros negocios de la familia- habló con el diario El Mercurio y explicó los motivos de su descontento: la decisión del Gobierno, de no respetar las bases originales del próximo proceso de licitación de la industria que permiten la renovación, y la falta de un plan “coherente” para reflotar al sector, lo que abre la puerta a la posibilidad de dejar el negocio, entre otros factores.

“La nueva licitación te obliga a estar súper apalancado. Algo a lo que se suma el riesgo de que todavía no se conoce la situación que tendrá a futuro el mercado del juego”, dijo Cardoen. La alternativa de la familia está en enfocarse en otros negocios vinculados al turismo, como la hotelería, las viñas y los museos. De hecho, Cardoen fue nombrado a mediados de este año presidente de la Cámara de Turismo de Colchagua.

¿Cómo evalúan la próxima licitación de casinos?

Debemos entrar a un proceso de licitación que no se ha abordado con suficiente claridad. La industria tiene la visión de que estamos acogidos a una ley que debe contemplar el mismo proceso de licitación con que nos adjudicamos las concesiones, pero el Gobierno tiene la idea que debemos acogernos a la nueva ley (que no contempla renovación). Consideramos que ello transformará a la industria en un sector únicamente de juegos y recaudación, pero el rubro también tiene que ver con turismo y hospitalidad.

¿Respaldan la idea de judicializar este proceso?

No, no lo respaldamos. Hemos participado en todas las reuniones con el Gobierno, y preferimos la vía de la comunicación y la transparencia, con el fin de que la industria entregue empleos de calidad, recaude más impuestos y se genere más inversión.

Ahora, si tú te enfrentaras a una autoridad que te plantea un plan coherente para hacer frente a la crisis, no haría falta judicializar nada. Pero la autoridad “chutea” el problema (…). Lo único que va a lograr el Gobierno con una licitación en los próximos dos años, es que se va a concentrar más la industria, se recaudarán menos impuestos y habrá menos empleo.

Bajo esta situación, ¿participarán del concurso?

Primero que nada, con esta nueva ley, destinos como Colchagua no podrán adjudicar un casino, pues con lo que está planteando el Gobierno, los casinos terminarán siendo proyectos asociados a —por ejemplo— carreteras de grandes flujos, convirtiéndose prácticamente en galpones con una propuesta 100% enfocada en el juego. Lo que no tiene nada que ver con lo que ofrecemos.

En este contexto, lo más probable es que salgamos de la industria del juego. Vamos a participar de la licitación, pero no haremos ninguna locura, pues somos conservadores en términos financieros y, además, porque el juego es un complemento para nuestro negocio.

¿Han evaluado vender su participación a Enjoy?

No. De hecho, nosotros nunca llegamos a un acuerdo por el valor del 40% (de Enjoy), pero nosotros operamos el negocio y somos más competitivos en términos de margen en relación a lo que logran nuestros socios.

¿Cómo están proyectando sus inversiones en el negocio de casinos?

El casino está en marcha blanca, con un aforo de 24 personas, de las 500 que tiene en capacidad. Si bien es una apertura simbólica, se agradece (…). En cuanto a inversiones, hemos hecho algunas muy relevantes; por ejemplo, en un museo del vino que es el más importante de América, pero en inversiones de casinos no vamos a meter un peso, porque tenemos una incertidumbre absoluta ante una autoridad que no es capaz de proponer ni entender el tamaño del problema.

¿Cuándo termina su concesión?

Tengo una licencia proyectada hasta 2023, y vamos a generar una pérdida estos tres siguientes años, pues debemos planificar una potencial nueva cuarentena en 2021. Es algo factible y hay que presupuestarlo (…). No conozco a nadie que vaya a proyectar inversiones en la industria, por lo cual seguimos invirtiendo en todo lo no relacionado al juego, pues al juego el Gobierno lo está matando. El Gobierno es peor que la pandemia.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.