Edición Latinoamérica
22 de Enero de 2021

Declaraciones de Ricardo Benedicto, presidente de Casino Club

"Cumpliendo estrictamente con los protocolos, se puede operar sin ningún tipo de problemas"

"Llegó el momento de reabrir, porque no podemos seguir en esta situación eternamente", consideró Ricardo Benedicto.
Argentina | 30/11/2020

En diversas jurisdicciones de la Argentina, los casinos y bingos abrieron sus puertas al público, obviamente con todos los cuidados que la situación amerita, pero en la provincia de La Pampa las autoridades de Casino Club esperan una urgente habilitación, ya que consideran que la situación en este contexto es “insostenible”.

R

icardo Benedicto, presidente de Casino Club, habló con el diario La Arena de La Pampa y planteó la necesidad de reabrir su sala de juegos en la ciudad de Santa Rosa, “porque después de ocho meses cerrado se torna insostenible” la operación.

La empresa opera en varias provincias, y en varias ya lograron la reapertura, mientras que en La Pampa siguen sin tener la habilitación. El empresario señaló que se abrieron las salas en la Ciudad de Buenos Aires y en 16 provincias, donde “no se registraron problemas” de contagios. “Con todos los protocolos, estamos seguros que no hay riesgo”, enfatizó. La entrevista de La Arena señala:

¿Qué sucedió con un descuento que la empresa le realizó al personal? Hubo reproches...

Circuló en algunos medios de Santa Rosa y de la provincia, un comunicado que le enviamos a todo el personal, respecto a que vamos a descontar un ATP correspondiente al mes de abril, y esto en principio lo quiero aclarar.

En el mes de abril, cuando recién comenzó la cuarentena, estábamos cerrados desde el 16 de marzo, y hasta que se instrumentó la ayuda del Gobierno, a través del ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción) transcurrió un tiempo.

Como estábamos a día 10 y la ayuda a los empleados no llegaba, y nosotros habíamos firmado en el marco del acuerdo que se les iba a pagar el 75% no remunerativo (Casino el 25% y 50% de la ATP), se lo anticipamos. Es decir, pagamos nosotros el 75% y finalmente terminaron cobrando el 16 ó 17 de abril, la ayuda del ATP.

De ese modo ese mes y con el casino cerrado, los empleados sin trabajar cobraron el 125%, y quedamos que en el futuro íbamos a ver cómo lo descontábamos, pensando que esto era algo que se iba a terminar mucho más rápido. Pero pasó el tiempo y lo que ocurrió es que llevamos ocho meses cerrados, bancando la totalidad del personal.

¿Cuántos empleados tienen en Santa Rosa?

Tenemos 312 empleados entre el casino y el hotel (Mercure), ahora con todo cerrado y cumpliendo con nuestras obligaciones que tienen que ver con tasas municipales, impuestos provinciales y nacionales, con los servicios y mantenimiento básico del casino, con los proveedores… con todos.

¿Ese descuento solucionaba algo?

Ante la perspectiva de que no se abría el casino, y con una situación que se torna insostenible, decidimos descontar eso para sobrellevar el momento. Pero de alguna forma, quiero transmitir que no es la solución del problema, sino que se nos permita el funcionamiento nuevamente.

¿Cómo les ha ido con la modalidad de juego online?

Algunos empleados dicen que tenemos ingresos porque operamos online, pero la realidad es que es una captación de apuestas que lanzamos no hace mucho, y es un negocio que no tiene el volumen que se necesita para que sea rentable.

Tiene un costo muy alto, relacionado a lo que cobran los dueños de las plataformas más lo que cobran los proveedores de juego en esta modalidad de apuestas online. Tiene futuro, pero requiere volumen y el tiempo es lo único que te lo da… Hoy no resuelve el problema.

¿Está dado el contexto para una reapertura?

Hemos sido respetuosos, pacientes; bancamos todo durante ocho meses, somos la empresa privada que más empleados tiene en La Pampa. Y aguantamos porque entendíamos la problemática, pero ya desde mediados de octubre, venimos haciendo un seguimiento y, por suerte, están bajando los contagios, en Santa Rosa en particular.

En muchísimas actividades parecidas a la nuestra se ha permitido la reapertura, obviamente con todos los protocolos del caso. Creo que es el momento de que nos escuchen, y que nos den la posibilidad de volver a trabajar.

¿En otras provincias avanzaron en ese sentido?

Si bien cada provincia, cada localidad en particular, analiza este tipo de cuestiones, en general en todo el país se está permitiendo la reapertura de la actividad que tiene que ver con los casinos, con las salas de tragamonedas, los bingos… Creo que ya son 16 las provincias que habilitaron. Y por citar a las de más habitantes, hace 10 días se reabrió en la Ciudad de Buenos Aires la sala de máquinas que funciona en Palermo y los barcos del casino en Puerto Madero.

¿Hubo novedades en Provincia de Buenos Aires?

Sí, en la semana el ministro coordinador de la Provincia de Buenos Aires anunció la apertura de 46 bingos y casinos a partir del 14 de diciembre. También es inminente el anuncio de la apertura de los casinos de la provincia de Santa Fe, donde tenemos 1.500 empleados con una situación similar. Y es probable que en los próximos días se anuncie la reapertura del City Center de Rosario.

En Mendoza, por ejemplo, el casino está habilitado hace 15 ó 20 días. Es decir que en casi todos los lugares se está autorizando el reinicio de las actividades de las salas de juego.

Obviamente con mucho protocolo...

Claro, con todos los protocolos del caso: obligatoriedad de uso de barbijo, medición de temperatura, alcohol en gel a disposición en toda la gente en la sala, una sanitización permanente de las máquinas, el distanciamiento mínimo de dos metros…

¿Y en los casinos que reabrieron, cómo fue la experiencia?

En muchos casinos del interior venimos trabajando desde el mes de agosto en algunos casos, otros desde septiembre, y algunos más desde octubre.

La verdad es que la experiencia es que, cumpliendo a rajatabla estas pautas establecidas en los protocolos, se puede funcionar sin ningún tipo de problemas. No se ha reportado ningún contagio de empleados de la empresa, y tampoco tuvimos ninguna situación con unn cliente que haya manifestado que se haya contagiado por ir al casino.

“Lo que pedimos a las autoridades de la provincia de La Pampa es que consideren que llegó el momento de reabrir, porque no podemos seguir en esta situación eternamente. Contamos con un personal que está muy habituado, por las características de la actividad, a trabajar con protocolos; y en un edificio como el de Santa Rosa, muy espacioso, con mucha altura, con mucha posibilidad de ventilación, no deberíamos tener ningún problema. De ninguna manera seríamos nosotros la causante del agravamiento de la situación”, expresó Ricardo Benedicto.

Señaló que están en contacto con el presidente del ISS, el contador Miguel Tavella. “El Instituto es el organismo de contralor al que nos debemos. Sabemos que Tavella canaliza los pedidos dirigidos al Gobernador, y la devolución que tenemos es que están evaluando el tema y, probablemente, tomen alguna definición en los próximos días”, añadió.

El empresario indicó que están pidiendo “reabrir en diciembre y, por supuesto, sería una buena noticia cerrar el año con el casino abierto. Tendría que ser a mediados de diciembre, porque después tenemos las fiestas, con lo que todo podría complicarse. Concretamente solicitamos que no más allá del 7 al 10 de diciembre podamos reiniciar. Nos dicen que lo están viendo”, completó.

Siguió diciendo que “si tuviéramos alguna señal clara para la reapertura, lo que tiene que ver con esos descuentos, con la problemática que afecta al personal, se solucionaría de una manera muy diferente. ¡Porque hay que aguantar ocho meses sin que entre un peso! Y a la vez tener que pagar sueldos, gastos y todo lo que corresponde. Así como estamos, se nos complica muchísimo”, concluyó.

"Se está analizando el tema para dar una respuesta próximamente"

“Sabemos que es una de las últimas actividades que aún faltan normalizarse, y se está analizando el tema para dar una respuesta próximamente”, aseveró en paralelo el presidente del Instituto de Seguridad Social, Miguel Tavella.

Al ser consultado, el funcionario explicó que “es verdad que el casino presentó en su momento un protocolo de funcionamiento”, que le fue devuelto con algunas recomendaciones realizadas desde el Ministerio de Salud”.

Eso implicaba algunas medidas que debían adoptarse dentro de la sala, como por ejemplo el distanciamiento entre las máquinas tragamonedas -podría ser utilizando una por medio; es decir el 50% de la capacidad-, además de otras disposiciones de prevención en los juegos de paño (ruleta, mesas de paño, carteado, etcétera).

No obstante, lo que podría habilitarse en una primera etapa podría ser solamente el sector de máquinas, y también el servicio de confitería, pero sin la posibilidad de que permanezca público en la barra. En este caso se debería seguir el protocolo de otros emprendimientos gastronómicos de la ciudad.

El mismo Tavella admitió que “el casino tiene una importante planta de empleados”; pero además señaló que la empresa tributa un canon mensual de 268.000 dólares que, ingresados al erario público, se destinan al área social.

Una suma que obviamente la Provincia no está percibiendo mientras permanece cerrado; además de no percibir la tributación que la empresa debe realizar en Rentas que también se trataría de un monto considerable.

No obstante, el presidente del ISS fue claro para destacar que «es cierto que se analizan los pasos a seguir» en cuanto al Casino, pero también resaltó “que el Gobierno provincial desde un principio ha afirmado que lo más importante es la salud de la población”.

En esta línea, de cumplirse acabadamente con los protocolos, es probable que próximamente la casa de juegos reanude -parcialmente- sus actividades.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.